Ciencia > EXPLORACIÓN

El Falcon Heavy ya hizo historia

El lanzamiento del cohete pesado diseñado para enviar cargas a la Luna y a Marte fue completamente exitoso

Tiempo de lectura: -'

06 de febrero de 2018 a las 17:31

El gigantesco cohete Falcon Heavy, de la empresa privada SpaceX, inició hoy desde el Centro Espacial John F. Kennedy en Cabo Cañaveral (Florida) su primer vuelo, en el que colocará en el espacio un automóvil eléctrico Tesla.

El cohete, de 70 metros de alto y con capacidad para transportar más de 66 toneladas, despegó a las 15.45 hora local de la plataforma LC-39A de dicho centro de la NASA, la misma de la que despegaron los cohetes de las misiones Apolo con destino a la Luna (1961-1972).

Embed

Elon Musk decía no estar seguro de que el despegue del primer Falcon Heavy fuera a ser exitoso. De hecho, era bastante escéptico, asegurando que creía que solo había un 50% de posibilidades de que el lanzador explotara. Pero se equivocó. El Falcon Heavy despegó con éxito y los tres cohetes Falcon 9 que lo componen aterrizaron correctamente para ser reutilizados en el futuro.

La nave cuenta con tres propulsores y 27 motores, convirtiéndose en el cohete de trabajo más poderoso en existencia. Es capaz de lanzar, de un solo golpe, 63.800 kilos de carga a órbita terrestre baja, casi 26.700 kilos a la órbita terrestre alta, 16.800 kilos a Marte, y 3.500 kilos a Plutón.

Miles de personas contemplaron el lanzamiento desde las áreas habilitadas para ello en el Centro Kennedy.

Embed

La maniobra salió como estaba prevista. Una vez que el Falcon Heavy alcanzó la altura determinada, dos de esos cohetes se separaron del principal, dieron un giro en el aire y aterrizaron en tierra firme. Posteriormente, y tras dejar la atmósfera terrestre, el cohete principal se separó de la carga.

Ocho minutos después del lanzamiento, el área de Cabo Cañaveral se vio sacudida por fuertes estruendos sónicos cuando los dos aceleradores laterales regresaron para un aterrizaje vertical.

La nave espacial viajará ahora a través del cinturón de radiación Van Allen de la Tierra en las próximas horas. Si tiene éxito, el auto deportivo de Musk que está en su interior se alejará de la Tierra en una órbita elíptica alrededor del sol que se extiende tan lejos como la órbita de Marte.

¿Cuáles son los logros?

Es difícil exagerar lo que SpaceX acaba de lograr: introdujo exitosamente un nuevo cohete pesado en el mundo, el más potente en operación desde la era Apolo, todo a través de una empresa privada y a una fracción del costo de otros sistemas actualmente en construcción.

La NASA está trabajando en su propio sistema de lanzamiento pesado, llamado SLS, pero se estima que costará alrededor de mil millones de dólares por vuelo. SpaceX estima que los lanzamientos de Falcon Heavy costarán aproximadamente US$ 90 millones por vuelo.

Además, hace solo unos años, la idea de volver a reutilizar los cohetes parecía una quimera y aún así SpaceX la ha convertido en rutina, con aterrizajes regulares en tierra y en un barco teledirigido flotando en el Océano Atlántico. Hoy logró aterrizar tres cohetes Falcon 9 simultáneamente, cada uno cayendo con gracia desde el cielo con una quemadura controlada.

Esto ha sido una prueba de que el Falcon Heavy está listo para comenzar misiones más importantes, que suponen lanzamientos con más alcance de los que permite el Falcon 9. ¿El objetivo?: que las futuras misiones sean misiones tripuladas con destino a la Luna o a Marte.

La visión de Musk incluye que los humanos vivan en el planeta rojo. Él es parte de una nueva generación de pioneros del espacio emprendedor y, por lo que está demostrando, tiene todo para conseguirlo.




REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...