Nacional > ASISTENCIA DEL VIH-SIDA

El Instituto de Higiene dejará de atender a pacientes con VIH y los servicios se darán en policlínicas

ASSE resolvió trasladar el servicio a las policlínicas y eso generó polémica

Tiempo de lectura: -'

02 de agosto de 2018 a las 13:50

El Instituto de Higiene del Hospital de Clínicas atiende, hace más de 30 años, a pacientes con VIH. En 2012 se implementó la primera medida para descentralizar este servicio y la internación de los usuarios se trasladó para Hospital Pasteur. Hace uno días se resolvió llevar a cabo una segunda acción: el directorio de Asociación de Servicios de Salud del Estado (ASSE) definió que los médicos se repartan entre las policlínicas periféricas de Montevideo para cesar por completo el servicio que funciona desde el instituto. La resolución no cayó bien entre los trabajadores quienes, además, advierten que el paciente saldrá perjudicado si se desmantela la asistencia.

"Tenemos más de 2.500 usuarios que vienen acá porque se sienten cómodos, bien tratados y muchas veces sus familias ni saben que están infectados con el VIH. Si deja de funcionar este servicio, hay un riesgo alto de que abandonen el tratamiento", detalló a El Observador Nora García, una de los 13 médicos que trabaja en el Instituto de Higiene. Según explicó, la idea es que cada usuario asista a la policlínica de su barrio.

Lea también: Más de 2.000 uruguayos tienen VIH y no lo saben

"Justamente, la mayoría de los pacientes no quiere atenderse en su barrio, porque no quiere que los vecinos sepan que tiene VIH. La discriminación, lamentablemente, todavía existe. El estigma de esta enfermedad aún es muy fuerte", agregó García. Además reveló que ella misma ha escuchado malos tratos por parte de funcionarios de policlínicas que no están sensibilizados ni educados para trabajar con este tipo de enfermos. "Hemos escuchado cómo se dirigen a los pacientes, les gritan: 'Che, el que tiene sida que pase'. Hay otros enfermeros que ni los quieren tocar. No los examinan. Estas cosas también pasan", apuntó la doctora.

García destacó que la asistencia que hoy se ofrece desde el Instituto de Higiene está compuesta por un equipo interdisciplinario con gran trayectoria en el tratamiento de esta enfermedad. "Hay 13 médicos, hay psicólogos, psiquiatras, asistentes sociales, odontólogos y entre todos damos un servicio que funciona excelente. El paciente se siente contenido y en manos de profesionales. Es un crimen desmantelar todo esta operativa", remató.

Lea también: Qué beneficios tiene el fármaco contra el VIH que los servicios de salud estarán obligados a ofrecer

Alarico Rodríguez, gerente general de ASSE, dijo a El Observador que el espíritu de la medida es, justamente, reducir la discriminación que existe en torno a la enfermedad: "Hay que abandonar la idea aquella de que si se tiene VIH hay que atenderse en un centro aparte y alejado del resto de los pacientes". Según explicó, el inconformismo de los médicos también estuvo presente cuando se quiso trasladar la internación al Pasteur. "La idea es que cada usuario se atienda en la policlínica que se encuentra cerca de su domicilio, para que la proximidad con los médicos no sea un problema", argumentó.

Rodríguez negó la idea de que esto implica un riesgo para los pacientes y resaltó que el servicio no desaparecerá, sino que comenzará a ofrecerse desde otra mecánica.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...