The Sótano > OPINIÓN

El peor fracaso de la era Tabárez

La selección sub-20 demostró poco, mejor dicho, mostró un retroceso en varios aspectos con respecto a selecciones anteriores

Tiempo de lectura: -'

05 de junio de 2019 a las 05:04

No existe la realidad, sino la percepción que de esta tenemos. En los primeros partidos del presente mundial sub-20 de fútbol que se disputa en Polonia, hubo quienes percibieron que la selección uruguaya tenía un buen equipo, uno incluso con aspiraciones de llegar a la final. Sin embargo, la realidad era otra. Lo evidenciaba el volumen de juego del equipo, esto es, la falta de este en todas las líneas. Tal como quedó claro en el partido contra Noruega, esta oncena, a diferencia de la del mundial anterior, que se metió entre las cuatro primeras del certamen, mostró una gran carencia de balance, problema que el entrenador no supo corregir durante la marcha.

Cada vez que lo atacaban, Uruguay era un tembladeral. Contra Noruega quedó eso bien claro. Claro está, la realidad, se encuentra llena de espejismos y durante tres partidos el combinado celeste vivió en un permanente espejismo, por lo que muchos creyeron que había equipo capaz de aspirar a mucho, cuando en verdad no daba ni para aspirar a poco. La sensación de vulnerabilidad estuvo siempre presente. Le tocó el grupo más fácil en la historia de todas las participaciones celestes en mundiales, tres selecciones accesibles desde todo punto de vista, una incluso, Honduras, demasiado accesible, y eso no fue buen medidor de las verdaderas fortalezas del equipo.

Visto pues lo ocurrido durante la primera ronda, era muy posible que se diera un escenario como el que se dio. Que Ecuador, con una oncena repleta de jugadores rápidos, le complicara la situación a una selección celeste desbalanceada, con una defensa muy frágil cuando era atacada. Fue una selección a la que le faltó la esencia del fútbol uruguayo, que es la defensa a prueba de todo. ¿A qué se quiso jugar, había un patrón de juego a seguir? Si lo hubo, nunca salió a luz.

Quizá los desconocedores o desmemoriados, que le piden ‘juego bonito’ al fútbol uruguayo, empezando por las selecciones juveniles, deberían tener en cuenta a los equipos y selecciones que marcaron historia, como la selección mayor en el mundial de México 1970, la cual, con un elenco carente de grandes figuras pero con una gran defensa, llegó lejos y estuvo cerca de eliminar a la mejor selección de la historia, la de Brasil en ese mundial.

En este renovado romance que todos los uruguayos tenemos con nuestras selecciones, las juveniles y la mayor, desde la llegada de Oscar Washington Tabárez al frente de la maquinaria operativa, seguimos aprendiendo duras lecciones, como la de antier contra Ecuador. Si se olvida la esencia de nuestro fútbol, todo lo demás es accesorio, aleatorio y hasta fútil. Muchos, y pueden incluirme en el grupo, quedaron con el ánimo por el piso y no es para menos, pues perdimos contra un rival al que se le podía haber ganado de haber sido mejor la planeación y la ejecución. 

Uruguay fracasó en ambas y el fracaso, por lo evidente y hasta previsible que fue (se veía venir que la estructura de la casa no estaba preparada para el primer viento fuerte que llegara), está invitando a un cambio inmediato de entrenador. O los jugadores no lo escucharon o el equipo estaba muy mal trabajado. ¿Cómo puede ser que haya habido una desatención tan grande en el segundo gol de Ecuador? ¿Cómo el delantero ecuatoriano puede recibir el balón absolutamente solo, a pocos metros del arco, sin nadie para marcarlo?

En ese pequeño y enorme detalle a la vez, quedó evidenciada la fragilidad de un grupo de juveniles repletos de talentos que regresó a casa antes de lo esperado, y que quizá podría haber aspirado mucho, pero que hizo muy poco para que las aspiraciones fueran algo más que percepciones falsas de la realidad que al final terminó triunfando.

 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...