El video de una explosión de un iPhone muestra todo lo que no se debe hacer

El suceso deja una enseñanza en cuanto al cambio de baterías

Tiempo de lectura: -'

13 de agosto de 2018 a las 11:47

Mientras una mujer circulaba en su auto por una autopista de Shanghái, China, su iPhone 6 –que estaba apoyado en el tablero– explotó y se prendió fuego. El momento fue registrado y el video se hizo viral.

Luego de apagarse solo, el celular volvió a arder con llamas aún más grandes. La mujer entró en pánico y bajó corriendo del auto. "Mi teléfono explotó, mi teléfono explotó", gritaba.

La causa de lo sucedido se debió a una batería defectuosa y una exposición prolongada al sol, dos elementos que contribuyen a sufrir un desperfecto de este tipo. Además, en esta ciudad las temperaturas rondan máximas de 37 °C.

Esto se podría haber evitado si la batería del iPhone hubiese sido original. En febrero la mujer remplazó la batería de su teléfono. En un service le habían asegurado que estaba hecha con componentes genuinos. Debido a la defectuosa batería, el negocio le ofreció un iPhone de segunda mano, pero no asumió la responsabilidad.


Más allá del susto de la mujer, el hecho dejó una enseñanza. El portal Gizmodo recordó que hay que tener tres cosas en cuenta:

  1. No se debe reemplazar la batería original de un teléfono por una económica. Lo ideal, a pesar del costo, es cambiarlo en una tienda oficial.
  2. En segundo lugar, es fundamental no dejar el celular al sol, ya que las baterías de litio tienen químicos inflamables en su composición. Si se expone de forma prolongada al calor, se puede degradar su capacidad y producir una explosión. Esto también explica por qué muchas explosiones se dan cuando se carga el dispositivo.
  3. Una vez que se apagan las llamas puede que se vuelva a encender. Lo mejor es desenchufarlo o intentar apagarlo con un extintor, con arena y, como última opción, con agua. Si sucede en un auto como este caso, hay que detener el vehículo porque el fuego puede extenderse o el humo puede reducir la visibilidad y, por consecuencia, provocar un accidente.

Comentarios