Cargando...

Mundo > Reelección indefinida

Evo Morales: adicto al poder

Gracias a un artilugio legal y tras vulnerar principios constitucionales, Evo Morales podrá postularse a un nuevo mandato

Tiempo de lectura: -'

30 de noviembre de 2017 a las 05:00

La sed de poder del presidente boliviano, Evo Morales, no parece tener límites. Desde hace algún tiempo tiene como propósito aspirar a un cuarto mandato consecutivo a partir de 2019 y lo que no pudo conseguir con votos lo obtuvo finalmente mediante la aplicación de artimañas legales.

"No podemos abandonar; nos falta avanzar 20 años, 30, 40, 50, 100 años, 200 años", había señalado hace algún tiempo uno de los principales colaboradores del presidente, el ministro de Desarrollo Productivo e influyente dirigente indígena, Eugenio Rojas.

"El artículo 23 de la Convención Americana de DDHH no contempla derecho a perpetuarse en el poder". (Luis Almagro, secretario general de la OEA)Con la excusa de profundizar las reformas en marcha, ayudado por el crecimiento de la economía –del entorno de 4% en los últimos años– y con la mira puesta en acentuar los programas de ayuda social –solventados con los recursos provenientes de la nacionalización de hidrocarburos en 2006– , el dirigente aymará, que comenzó a gobernar en 2006, ha buscado incesantemente la forma de seguir al frente del gobierno.

Ya en 2009 había impulsado una reforma constitucional que, entre otros aspectos, solo contemplaba una reelección consecutiva.

Pero además hizo que en su momento el Tribunal Constitucional Plurinacional le diera una interpretación conveniente a sus intereses, lo que le permitió en los hechos ser candidato por dos nuevos períodos.

En febrero del año pasado, el oficialismo, a través del Movimiento al Socialismo (MAS), había impulsado un referéndum para promover una nueva enmienda constitucional que lo habilitara a postularse por un nuevo perído de gobierno.

Pero las urnas echaron por tierra sus intenciones, pese a lo cual no se dio por vencido.

Aunque en esa oportunidad, una mayoría de boliviano le dio la espalda, un grupo de parlamentarios de su partido encontró el mecanismo adecuado para dejar libre el camino a otra reelección por otra vía.

"El fallo convierte a Bolivia en un país sometido al arbitrio del presidente Morales y burla la majestad de la ley". (Carlos Mesa, expresidente boliviano)Así fue como en setiembre pasado una senadora y once diputados del oficialismo (entre ellos dos opositores disidentes) presentaron una acción de inconstitucionalidad abstracta en el Tribunal Constitucional."El fallo convierte a Bolivia en un país sometido al arbitrio del presidente Morales y burla la majestad de la ley""El fallo convierte a Bolivia en un país sometido al arbitrio del presidente Morales y burla la majestad de la ley"

El argumento esgrimido por ese grupo de legisladores –que en los hechos no hace sino desconocer los preceptos constitucionales– era que la Constitución vigente vulneraba los "derechos políticos" de cualquier ciudadano al limitar la cantidad de veces que una persona podía postularse a un puesto público.

La Constitución –que, vaya paradoja, había sido reformada a instancias del propio Morales– planteaba un límite de dos mandatos para la gestión del presidente, vicepresidente, gobernadores y también alcaldes.

Para dar sustento jurídico al recurso, los legisladores oficialistas se basaron en algunos artículos de la Convención Interamericana de Derechos Humanos, suscrita en Costa Rica en 1969 (y conocida como Pacto de San José).

"El tribunal ejecuta los deseos del presidente; inaugura una fase en la que no hay respeto a la Constitución y todo vale". (Víctor Hugo Cárdenas, exvicepresidente de Bolivia)Ese documento tiene rango preferente en el ordenamiento jurídico boliviano, pues determina los "derechos políticos" de los ciudadanos de todos los países firmantes.

El Tribunal Constitucional dio preeminencia al artículo 23 del Pacto de San José sobre cuatro artículos de la Constitución boliviana, que restringen la reelección de algunas autoridades nacionales.

El mentado artículo establece que la postulación a cargos políticos puede regirse por "razones de edad, nacionalidad, residencia, idioma, instrucción, capacidad civil o mental, o condena, por juez competente, en proceso penal".

En ese contexto, el oficialismo señaló oportunamente que el artículo 23 del Pacto de San José no toma en cuenta la cantidad de reelecciones como razón para restringir una candidatura.

"Estamos habilitados para que el voto del pueblo defina darnos su apoyo para una nueva gestión". (Evo Morales, presidente de Bolivia) En los hechos, el Tribunal Constitucional –que actuó por unanimidad y cuyos miembros son afines al gobierno, aunque tengan independencia técnica– tomó en cuenta los argumentos del MAS para dictar el fallo.

Al justificar el fallo, el presidente del tribunal, Macario Lahor Cortez, aseguró que los derechos políticos consagrados en el Pacto de San José "se declaran como más favorables que los contenidos en la norma suprema (Constitución boliviana)".

Pero, además, el texto de la sentencia indicó que "la medida restrictiva o limitante al ejercicio de los derechos politicos" (en este caso una nueva reelección presidencial) "no garantiza de modo alguno que el ejerce el cargo vaya a ser elegido de manera continua indefinidamente", pues eso dependerá del voto popular.

Pero justamente esa última posibilidad es la que permitirá en los hechos la sentencia.

La difusión del fallo produjo una tormenta política en Bolivia, donde sobre todo la oposición criticó con dureza la actuación del tribunal y denunció al mismo tiempo el desconocimiento y "la falta de respeto" absoluto a la Constitución.

Los partidos de oposición –que no habían podido impedir en las urnas las sucesivas reelecciones del presidente– presentaron tres solicitudes al tribunal para que no se hiciera lugar al recurso del partido de gobierno.

Pero no surtieron efecto y ahora anauncian que enfrentarán las intenciones del presidente con movilizaciones callejeras.

CRONOLOGÍA


22/1/2006. Asumió por primera vez Evo Morales como presidente de Bolivia, luego de ser electo con casi 54% de los votos en diciembre de 2005.

7/2/2009. Entró en vigencia una reforma constitucional aprobada por referéndum en enero y establecía una única reelección consecutiva.

22/1/2010. Morales asumió un nuevo período al ser reelecto en 2009 con 64,22% de los votos.

22/1/2015. El líder indígena inició su tercer mandato consecutivo tras ser reelecto por 61% de los votos en octubre de 2014.

21/2/2016.
El "No" a otra reelección en 2019 ganó en un nuevo referéndum con 51,3%.



Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...