Nacional > LEY

Intendentes intentan acordar libreta de conducir unificada

Debe empezar a regir antes de diciembre para que puedan cobrar una partida

Tiempo de lectura: -'

19 de octubre de 2017 a las 05:00

De la misma manera que se logró la unificación de los montos de las multas de tránsito, las intendencias pretenden concretar la implementación del Permiso Único de Conducir en todo el país antes de diciembre para poder cobrar una partida de $ 50 millones que el gobierno les entregará si se llega a esa unificación este año.

Las intendencias intentarán dejar de lado las diferencias, ya que algunas pretenden continuar otorgando licencias de uso departamental con menores exigencias. Este jueves se reúne el Congreso de Intendentes y si bien ese tema no está previsto en la agenda, hay conversaciones para que sea discutido.

La idea es "evitar las distracciones para llegar al objetivo del permiso único", explicó a El Observador el director de Tránsito de la Intendencia de Canelones, Marcelo Metediera. "Una vez que eso esté saldado, hay que ver cómo se continúan resolviendo los temas en los que hay desfasaje", indicó.
De todas maneras, Metediera aclaró que el permiso departamental no se considera parte del sistema único y que se tratará a futuro en un ámbito de discusión aparte.
Algo similar ocurrió con la unificación de las multas de tránsito, en que se dejó por fuera por ejemplo los montos aplicados por exceso de velocidad, un asunto sobre el que Cerro Largo tenía reparos.

El caso se vuelve a repetir y con la misma intendencia. En particular, el intendente de ese departamento, Sergio Botana, planteó su intención de seguir expidiendo un permiso que habilite a circular dentro de los límites del departamento. Según había asegurado el intendente a El Observador, la idea es "hacer un examen más light, adecuado a la realidad de gente de zonas rurales que no tienen ni salud, ni servicios educativos", y que por tanto, según Botana, no está en condiciones de lograr las exigencias que pedirá el Permiso Único. De todas maneras, no fue categórico, y tras una discusión que involucró también a la intendencia de Rivera –contraria a los argumentos de Cerro Largo–, se definió optar por un camino intermedio, agregó una fuente del Congreso de Intendentes.

Partida condicionada

El argumento de fondo es que las intendencias se juegan la obtención de una partida de $50 millones para implementar y mantener mensualmente en funcionamiento ese sistema. Eso se debe a que el gobierno condicionó ese dinero a que se "verifique la implementación con carácter general del otorgamiento del Permiso Nacional Único de Conducir mediante los sistemas de gestión informática centralizados y comunes", al 31 de diciembre de 2017.

Se intenta así que no caigan los acuerdos logrados y que implican la unificación administrativa, de los plazos de emisión, del manual de conducción y de la prueba teórica. De esa manera se prevé que para noviembre todas las intendencias hayan ingresado al sistema único. La idea es que Cerro Largo se integre esta semana.

Por otra parte, quedará para un tratamiento futuro unificar el examen práctico, y los criterios médicos.

Lucha de competencias

Si bien la ley 19.355, de Presupuesto, creó el Sistema del Permiso Único Nacional de Conducir y dispuso que dependa de la Unidad Nacional de Seguridad Vial (Unasev), órgano que funciona en la órbita de Presidencia de la República, la Constitución otorga a los gobiernos departamentales las competencias para regular en materia de tránsito. En eso se basan algunos intendentes para manifestarse en contra a las normas que dan poder a la Unasev.

Comentarios