Nacional > Justicia

Justicia confirmó procesamiento del Cachila, único imputado por el caso Lola Chomnalez

Había sido imputado el 22 de mayo como coautor de un homicidio simple agravado por alevosía

Tiempo de lectura: -'

09 de diciembre de 2019 a las 13:56

El Tribunal de Apelaciones de 4º Turno confirmó el procesamiento del Cachila por el asesinato de la adolescente argentina Lola Chomnalez ocurrido a fines de diciembre de 2014 en el balneario de Valizas (Rocha), según informó El País y confirmó El Observador.

Este hombre, el único imputado por el caso hasta el momento, había sido procesado el 22 de mayo como coautor de un homicidio simple agravado por alevosía.

El Cachila era un vendedor de estampitas radicado en Rivera que en abril de 2015 declaró haber visto morir a la joven. Su testimonio siempre fue confuso y cambiante, por lo que ninguno de los tres fiscales anteriores a Jorge Vaz –el fiscal actual– habían solicitado el procesamiento.

Vaz, que fue designado en la fiscalía de Rocha en febrero de este año, entendió que había elementos suficientes como para solicitar la imputación, y logró que el hombre fuera acusado como coautor de un homicidio simple agravado por alevosía. El Código Penal define que debe aplicarse esta agravante si el delito se produce "cuando la víctima se halla en condiciones inadecuadas" para "prevenir el ataque o defenderse de la agresión".

En la sentencia, a la que accedió El Observador, los ministros admiten, no obstante, que faltan elementos de prueba importantes para lograr la condena del imputado. "Es cierto que no se ha podido determinar, por ahora y sin perjuicio, los detalles relativos a si el encausado golpeó a la menor o no para llevarla de la costa a la sombra (aunque todo indicaría que si). Tampoco si el sangrado y heridas punzantes que presenta la víctima (tal vez estando arrodillada como dice la Dra. Dominguez y el Dr. Berro en sus respectivos informes) se debieron a su accionar", dice la sentencia, que fue apoyada por unanimidad.

"Por otra parte (tampoco se ha determinado) si la golpeó en el rostro, en definitiva si fue él quien le dio muerte, lo que el imputado niega, aunque dice que cuando se fue del lugar la víctima ya estaba muerta", dice a continuación el texto, y añade: "También es cierto que no se ubicó en la mochila de la víctima la estampita que dice que le regaló. No fue reconocido judicialmente y la prueba de ADN dio resultado negativo".

En efecto, el examen de ADN que se hizo de las dos manchas de sangre encontradas en la cédula y en una toalla dentro de la mochila la adolescente –cuyo cuerpo fue encontrado en el monte de la playa que une Valizas con Aguas Dulces– descartó a las cerca de 40 personas indagadas por este caso en los casi cinco años de investigación.

Es así que el autor material del asesinato continúa prófugo, y las pericias realizadas a las pertenencias de la joven encontradas en la escena del crimen no permitieron identificar al asesino. 

Según pudo saber El Observador, los viernes la Policía Científica coteja el ADN hallado en la toalla y la cédula de Lola con la información genética de su base de datos, recolectada de todas las personas que ingresan al sistema carcelario en la semana.

"Las incógnitas referidas deberán despejarse o por lo menos ello deberá ser intentado, en el desarrollo del proceso penal", concluyó la sentencia del Tribunal.

El fallo señaló que la decisión de enjuiciamiento constituye "ni más ni menos, que un juicio de probabilidad acerca de los extremos fácticos y jurídicos de la imputación".

En ese sentido el tribunal tuvo en cuenta que el imputado que fue la última o una de las últimas personas que vio con vida a la víctima. "Descartó que hubiera sido presionado, inducido o que hubiera declarado por temor o bajo amenazas. Dio detalles de la víctima y de las circunstancias que enmarcaron el hecho que sólo puede relatarlos, quién participó de los mismos, quién vivió la situación", dijo.

También evaluaron que la hora de la muerte de la menor coincide con la hora en que los técnicos dicen que el enjuiciado dijo haber estado con ella. –dijo que a la hora en la que se cruzó con ella había sol fuerte y hacía mucho calor–. Dijo que dejó a la víctima en el lugar donde apareció el cuerpo y dio detalles de los efectos que tenía la víctima, los que coinciden con los que fueron ubicados quince días después del crimen, a pocos metros del lugar donde estaba el cadáver.

En la sentencia, los ministros evaluaron que el caso "ha tenido una duración muy lenta, sin hilo conductor y continuidad, aunque contando las partes con las garantías del debido proceso".

Afirmaron que no se advierten nulidades planteadas por la defensa del imputado porque declaró en presencia de su defensor, y se le dieron todas las garantías del proceso.

 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...