Espectáculos y Cultura > TEATRO

La historia contada desde abajo

La tortuga de Darwin se presenta en el Teatro Alianza con la dirección de Mariana Wainstein

Tiempo de lectura: -'

21 de agosto de 2017 a las 05:00

La nueva obra dirigida por Mariana Wainstein plantea un nuevo enfoque sobre los hechos históricos e invita a ver al mundo desde abajo, más específicamente desde la mirada de una tortuga.

La tortuga de Darwin es un texto del español Juan Mayorga que cuenta la historia de una mujer que se presenta en la oficina de un historiador asegurando ser la tortuga que Charles Darwin llevó desde la isla Galápagos a Inglaterra, tener 200 años y haber presenciado las enormes atrocidades de la humanidad.
"(La tortuga) ha vivido distintos episodios y después se ha dado cuenta que tuvo una crisis moral con las ideologías a las que se había adaptado con facilidad", explicó Wainstein.

La directora se cruzó con la obra de Mayorga mientras buscaba algo que pudiera trabajar con la actriz Ana Rosa, porque tenía muchas ganas de dirigirla después de su experiencia conjunta en 2008 con La duda –de John Patrick Shanley– también en la Alianza.

"Es una actriz superior. Para mí está en el tope de lo que puede ser una actriz. Y el papel de la tortuga es muy difícil. No cualquier actriz lo puede hacer", expresó la directora.
Filosofía y cuestionamientos
La tortuga de Darwin cuestiona si la evolución significa progreso o si existe una involución moral del ser humano.

Mayorga se caracteriza por contar historias contemporáneas en las que reflexionan sobre la civilización humana y recorre los episodios más oscuros de la historia europea. Escribe con una fuerte carga filosófica por lo que deposita en el espectador innumerables planteos.

"Te hace pensar que la política no deja de ser un espectáculo y no todo pasa por el cerebro. Los seres humanos sienten con las vísceras, con el corazón. Y determinados políticos o determinados mensajes los atraen y los captan de una manera hasta mágica", dijo la directora sobre la obra que presenta en la Alianza.

Teatro político

Mariana Wainstein tiene un fuerte compromiso con la investigación del vínculo entre teatro y política.
"Es como la polis, estamos juntos en un teatro, en asamblea y ya hay política", dijo Wainstein. "Es un lugar donde todos creemos y todos queremos creer", agregó.

A sus estudios de teatro en la Universidad de Tel Aviv, la directora le sumó dos masters en Madrid, uno en liderazgo democrático y comunicación política y otro en estudios avanzados en comunicación política. Y a partir de eso, comenzó a estudiar la política desde un enfoque teatral.

"De alguna manera vas juntando cosas y después las vas usando, las vas uniendo", explicó.
Con herramientas de diferentes disciplinas como dramaturgia política, estudios sobre el carisma y el liderazgo, analizó la construcción del espectáculo político y de los personajes.
En ese marco, Wainstein realizó una de sus tesis sobre los lazos de familia en la política uruguaya, abordando los casos de Pedro Bordaberry, Rafael Michelini, Luis Lacalle Pou y Raúl Sendic desde una óptica teatral.

"La construcción del padre y del hijo, que se hereda y que no se hereda", fueron parte de los temas dijo la directora.
Y así como Wainstein mira la política desde una mirada teatral, la obra que acaba de estrenar viene a mostrar la historia, plagada de errores y horrores humanos, desde una nueva perspectiva, la de una mujer tortuga.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...