Cargando...

Selección > El sueño del pibe

La historia de la camiseta de Suárez y los guantes de Mele

El golero fue invitado por el salteño a su casa, cambiaron camisetas y el hijo de Luis se ganó unos guantes

Tiempo de lectura: -'

30 de junio de 2017 a las 05:00

Allá lejos, en Corea del Sur, el botija se sorprendió. Sonó el rington del celular, miró esperando el mensaje de alguno de los cientos de uruguayos que lo saludaron por su actuación en el Mundial sub 20. Porque por esas horas el teléfono no paraba de sonar.

Santiago Mele se había convertido en figura al contener tres penales en la definición contra Portugal, que significaron la clasificación de Uruguay a las semifinales del Mundial.

Sin embargo, Santiago abrió los ojos bien grandes y las palpitaciones se aceleraron. El que le escribía era un tal Luis Suárez. El goleador histórico de la selección uruguaya, una de las estrellas de Barcelona y el que para muchos es considerado el mejor 9 del mundo, lo felicitaba por su actuación.
Mele, con la vergüenza propia de un botija de 19 años y midiendo cada palabra como si fuera la última, le respondió al salteño.

"Cada vez que llega un mensaje de esos monstruos estoy media hora para responder porque quiero estar bien claro a la hora de lo que le voy a decir", declaró en aquel momento.

"¡Sabés cómo lo agendé al número! ¡Qué no lo voy a agendar! Lo primero que me causó al ver su mensaje fue un impacto. Es que es impensado que jugadores de esta magnitud te escriban, se preocupen por nuestra actuación como pasó en el Mundial", comento Santiago en charla con Referí.
Lo cierto es que, en el intercambio de mensajes de WhatsApp, Mele le comentó al salteño su intención de regalarle un par de guantes a su hijo Benjamín, al que le gusta atajar.

Entre mensaje y mensaje, el golero de la selección juvenil celeste le dijo a Suárez: "Te voy a mandar los guantes para Benja a través de Santiago Bueno cuando viaje a Barcelona". Mele apelaba a su compañero de la juvenil que vive en la Masía, el lugar donde entrena el club catalán, sabiendo que tendría más opciones de ver a Suárez o de gestionar un encuentro para entregarle el regalo para su hijo.

Sin embargo, el 9 de la selección sorprendió al botija de la sub 20 al decirle que no lo mandara porque en poco tiempo viajaba a Uruguay y quedaba pendiente un encuentro para conocerse.

"Y bueno, quedó por esa. No le volví a escribir porque él debe tener mucha gente que le escribe. Pero vino a Uruguay y se contactó conmigo. Me habló para arreglar un encuentro. Me trató como si fuera un compañero más, suelto, sin dramas", rememoró Mele.

El último miércoles Santiago tenía libre. Y recibió el llamado que espera cualquiera botija. Del otro lado de la línea Suárez lo invitaba para concurrir a su casa. "No tenía nada pero si llegaba a tener alguna actividad la cancelaba", contó entre risas el golero de la juvenil celeste.

Mele se preparó y se fue a la casa de Suárez. Contarlo parece sencillo. Vivirlo es un lujo que tienen pocos. "Toque timbre y me abrió la puerta él con Benjamín. Nos saludamos, me presentó a la señora y charlamos un poco. Obviamente estaba un poco nervioso pero de la forma en que me trató era fácil sentirse cómodo. Estuve un rato".

En ese rato, Mele le regaló unos guantes de golero al hijo de Suárez. Luego intercambiaron camisetas. Santiago le entregó la roja del Mundial con la dedicatoria: "Para Luis, muchas gracias por el aliento".

Mientras que Suárez le regaló la 9 de Barcelona con su firma y el mensaje: "Para el grande de Santi M. Con cariño".

La noticia se disparó. ¿Quién la hizo pública? El propio Luis, quien subió a redes sociales la foto de ambos con las camisetas y agradeciendo: "Gracias Santi por la camiseta... gran persona !! Seguí trabajando que todo llega".

A los pocos minutos el teléfono de Santiago Mele explotó. Sus amigos no paraban de llamar. Había estado en el lugar que todos quieren estar y nadie alcanza a llegar. Con Suárez y en su casa. Un privilegio de pocos, consecuencia de la práctica de un deporte y propia de un jugador que, pese a su trascendencia mundial, mantiene la humildad de siempre. "Cuando salí no me caía la ficha", contó el botija, que vivió el sueño del pibe.

Los mensajes de Fernando Muslera

Luis Suárez no fue la única estrella de la selección que le escribió a Mele. También lo hizo el golero Fernando Muslera, con quien Santiago tuvo su primer contacto en el Complejo de la AUF.

"Se dio que luego de estar seis meses en el Complejo le comentó un día al kinesiólogo, Luis Illescas: 'Si lo veo me muero'. Y me dijo: 'Mañana lo vas a conocer'. Al otro día nos llevó al otro golero y a mí a conocerlo". Pasado el tiempo, Muslera sorprendió a Mele. "Me escribió cuando salimos campeones en el Sudamericano Sub 20. Luego hablamos por escrito previo al Mundial, y después de los partidos con Portugal y Venezuela. Es algo que cada vez que me escribe me paraliza".

El golero de Fénix y la última selección sub 20 reveló que aún no se dio la posibilidad de compartir un entrenamiento con Muslera. "Pero un día entrené con Campaña. Había una tanda de ocho jugadores de la mayor y nos subieron con Tinaglini (golero) y varios jugadores más para hacer un trabajo reducido", explicó el guardameta.

Con los pies en la tierra

Santiago Mele, como muchos de sus compañeros de la sub 20, pasó de caminar como un ciudadano más por el shopping a ser reconocido. "Me pasó que me saludan algunas personas. Lo disfuto eso". El cambio de persona anónima a conocida no modifica su vida.

"Tengo mi vieja que en eso siempre me ayuda, los profesionales con los que trabajo. Por ejemplo hablo constantemente con el Flaco Caro que fue mi entrenador y los compañeros en Fénix, gente madura que logró cosas y eso te ayuda a no marearte".

El golero concluyó: "En Fénix hay gente que ya con su simple ejemplo, sin decir nada, con lo que hacen son ejemplo. Con el cuerpo técnico tengo mucho diálogo y está bueno. Además con Mario Carballo hablo muchísimo".

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...