Básquetbol > Básquetbol uruguayo

La historia de los Ottonello: el padre comentarista que entrevistó a su hijo como figura del partido

Sebastián Ottonello fue distinguido como jugador destacado en la transmisión de El Espectador, donde su padre es comentarista. 

Tiempo de lectura: -'

11 de octubre de 2018 a las 18:09

“Gana en defensa y es lo mejor de Defensor Sporting adelante”, destacó el comentarista Favio Ottonello en la noche de este martes durante la transmisión de básquetbol de radio El Espectador sobre la ascendencia de un jugador violeta en un partido por la por la primera fecha de la Liga Uruguaya de Básquetbol. Pero no estaba opinando de cualquier deportista sino de Sebastián Ottonello, su hijo, que fue una de las figuras del encuentro en el que el violeta derrotó a Biguá.

Una vez terminado el encuentro, el periodista entrevistó a su hijo. Y, según confesó, no fue fácil. “Había que hacerse el hombre y entrevistar al hijo. Pero salió y fue con mucha emoción”, dijo el comentarista consultado por El Observador. Alrededor de la entrevista los hinchas observaban esta situación poco común. Entre ellos estaba José Bonanata, presidente del básquetbol de Defensor Sporting, que dio fé de que la entrevista era merecida.

Fue una entrevista de periodista a jugador, aunque por dentro corrieran “mil cosas”, explicó el comentarista. Consultado, dijo que intenta tratar a su hijo como a cualquiera y ser lo más equilibrado posible: con madurez busca controlar las emociones. “Vos como oyente podés pensar que si tengo un concepto de elogio lo hago porque es mi hijo, o si le hago una nota es porque le quiero dar trascendencia ”, sostuvo.

A pesar de que el comentarista intente no mostrar la afinidad que tiene con el jugador, sus compañeros de radio disimulan menos. Incluso se ponen más contentos que él cuando a su hijo le salen las cosas bien. “Me miran a ver si voy a decir algo o si voy a ponerme a llorar”, contó. En la transmisión, el relator Alejandro Sonsol pidió un babero para Favio y felicitó a Luján —su esposa— por lo que hizo “el nene”.

La familia Ottonello es un nombre asociado al básquetbol y con Defensor Sporting. José Otonello, padre de Favio, jugó en el viejo Sporting. Eduardo, su hermano, jugó en el viejo Defensor. Y Favio, en la década de 1990, jugó en Defensor Sporting. Ahora, varios años después, Sebastián se puso la del fusionado.

Favio Ottonello jugaba con la camiseta 13 y por eso ahora su hijo también lo hace con ese número. En Welcome usaba la 12, con la que se identificaba de manera especial porque era la que usaba su tío, que falleció hace más de 10 años. En Sporting, uno de los extranjeros se la pidió y por eso cambió hacia el número de su padre. “A lo largo de mi carrera espero poder usar la 12 o la 13 siempre. Tengo esas dos opciones”, contó Sebastián Ottonello a El Observador.

Cuando están en la casa, Favio le da “palo” a Sebastián, pero para “corregirlo” y que “mejore”. “Me aconseja y me encanta”, cuenta ‘el baldosa’, como le dicen al jugador. “Es la persona que más escucho porque sé que me aconseja para bien. Siempre me va a decir las cosas de frente”, dijo el basquetbolista.

Pero las charlas no son solo de básquetbol, aunque al jugador le gustaría. El padre insiste mucho con los estudios. El jugador cursa el primer año para preparador físico en el Instituto Superior de Educación Física (ISEF) y, además, trabaja con niños en un colegio por la mañana.

La primera entrevista entre los Ottonello había sido en la previa del partido 25 de Agosto – Colón, por las divisionales de ascenso. A su vez, en 2016 relató algunos partidos de su hijo para Radio Universal. “Relatar o comentar a un hijo debe ser lo más lindo que hay. Es una sensación única”, concluyó el periodista.

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...