Estilo de vida > DERECHOS DE AUTOR

La selfie de un mono que desató una batalla legal en Estados Unidos

El fotógrafo Dave Slater afirma que la foto es suya, aunque haya sido el animal el que apretó el botón

Tiempo de lectura: -'

23 de julio de 2017 a las 19:00

La primera selfie viral de un animal fue un éxito de las redes sociales en 2011. En ese momento, el nombre del fotógrafo inglés Dave Slater recorrió el mundo, porque en su cámara se encontraba una foto que un mono se había sacado a sí mismo en Indonesia. Luego de que la imagen se viralizara, el fotógrafo se dedicó a dar una larga batalla legal por la defensa de sus derechos como creador.

Según publicó The Huffington Post, todo empezó cuando Wikipedia usó la foto del animal asegurando que no tenía derechos de autor, porque había sido el mono el creador de la imagen. En ese momento el fotógrafo presentó una demanda para reclamar sus derechos y pidió 20 mil libras (unos US$ 40 mil) por su uso.

Slater defiende que aunque el mono haya sido quien apretó el botón para sacar la foto, él era el dueño de los elementos con los que el animal logró la selfie. En 2014 la Oficina de Copyright de Estado Unidos determinó que los animales no tienen derecho de autor, pero Wikipedia nunca quitó la imagen de su página web.

mono selfie
La organización Personas por el Trato Ético de los Animales (PETA por sus siglas en inglés) reclamó los derechos del mono como legítimo autor de las fotografías hace dos años. Las intención del colectivo es que los ingresos que se puedan generar a partir de los derechos de la imagen puedan "beneficiar al mono y a su comunidad".

Por ese motivo la organización adoptó la figura de tutor legal del mono, como si fuera un menor de edad o si padeciera una incapacidad.

"Fui demandado por un mono. Traté de asumirlo durante dos años, pero sigue siendo totalmente surrealista", afirmó Slater en un medio de Inglaterra. El hombre contó que sufre de depresión y que no puede dormir. "Lo peor es la sensación de fracaso, no puedo mantener a mi familia", sostuvo el fotógrafo, quien agregó que perdió todos sus ahorros en esta batalla legal.

Aunque el año pasado un juez falló contra PETA y declaró que los animales no tienen derechos de autor, la organización recurrió a otro tribunal en la ciudad de San Francisco para reabrir el caso. Las partes tienen que esperar ahora a la resolución de la Justicia, que podría hacerse pública hasta dentro de un año.

Si el fallo fuera a favor de Peta y el mono, la Justicia estadounidense sentaría un precedente al reconocer legalmente la creatividad de un animal.


REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...