The Sótano > OPINIÓN

Las alturas menos seguras

En 2018 han proliferado los accidentes en helicópteros con víctimas mortales

Tiempo de lectura: -'

07 de noviembre de 2018 a las 05:02

Will Byler y Bailee Ackerman estaban en el último semestre de la universidad, pero decidieron casarse antes de la graduación. La boda fue el sábado pasado en la ciudad de Uvalde, cerca de San Antonio, Texas. A eso de las 1.47 del domingo, decidieron que era ya hora de irse a pasar su primera noche de casados. Habían contratado un helicóptero para que los transportara de la chacra donde se realizó la ceremonia, hasta el hotel.

Mientras los asistentes a la fiesta saludaban, despidiendo a los recién casados que se elevaban por los aires, el motor del aparato comenzó a fallar. El helicóptero perdió altura, impactando contra el piso. Los tres ocupantes de la nave fallecieron al instante. El piloto, Gerald Green Lawrence, con gran experiencia operando helicópteros, era capitán de la armada y había prestado servicios en Vietnam. El único accidente grave, que fue el primero y el último que tuvo, ocurrió en una noche que debió haber estado marcada por la felicidad. Aun no se conocen las causas del accidente.

Mientras los asistentes a la fiesta saludaban, despidiendo a los recién casados que se elevaban por los aires, el motor del aparato comenzó a fallar. El helicóptero perdió altura, impactando contra el piso. Los tres ocupantes de la nave fallecieron al instante.

Días antes, en accidente similar, murieron cinco personas, entre otras Vichai Srivaddhanaprabha, propietario del club Leicester, cuando el helicóptero que ocupaban, un Agusta Westland AW169, se desplomó tras haber despegado de la cancha del estadio, donde momentos antes se había disputado un partido de fútbol por la Premier League. Al helicóptero se la apagó el motor cuando estaba ganando altitud. Se están investigando las posibles causas del mortal accidente, captado desde el piso por una filmación en teléfono celular.

Más atrás en el tiempo, en marzo pasado, un helicóptero Eurocopter AS350 se accidentó en Nueva York tras tener una falla mecánica, impactando contra el agua de la bahía. Cinco pasajeros, entre ellos una ciudadana argentina, murieron cuando la nave se desplomó al perder fuerza. Solo el piloto sobrevivió. La nave pertenecía a una compañía que hacía vuelos turísticos. Antes, en otro accidente en helicóptero ocurrido en febrero en el Gran Cañón de Colorado, murieron tres turistas británicos.

Más atrás en el tiempo, en marzo pasado, un helicóptero Eurocopter AS350 se accidentó en Nueva York tras tener una falla mecánica, impactando contra el agua de la bahía. Cinco pasajeros, entre ellos una ciudadana argentina, murieron cuando la nave se desplomó al perder fuerza. Solo el piloto sobrevivió. La nave pertenecía a una compañía que hacía vuelos turísticos.

Este año, como los ejemplos mencionados lo atestiguan, ha habido una serie de graves accidentes en helicópteros. Las estadísticas, sin embargo, impiden generar niveles altos de preocupación respecto a la seguridad de los mismos. Según informes recientes del International Helicopter Safety Team (IHST), el número de accidentes de helicópteros viene a la baja. En Europa, por ejemplo, se redujo de 103, en 2013, a 43 en 2017. De acuerdo a datos provenientes de 49 países encuestados, en 2017 “el total de accidentes de helicópteros civiles disminuyó un seis por ciento en comparación con el año anterior, en tanto que los accidentes fatales se redujeron en un 17 por ciento”.

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...