Cargando...
Suárez no puede creer el gol que se perdió Uruguay

Selección > URUGUAY-ARGENTINA

Lo que no se vio por TV: ¿quién se llevó la camiseta de Messi? El enojo de Suárez y las gestiones de Ruglio

¿Quién se llevó la camiseta de Messi? ¿Por qué se enojó Tabárez en el segundo tiempo? ¿Estuvo Cavani en el Campeón del Siglo? Lo que dejó Uruguay-Argentina y que no se vio por televisión

Tiempo de lectura: -'

13 de noviembre de 2021 a las 05:04

Las gestiones de Ignacio Ruglio para que ingresara Nicolás de la Cruz al Campeón del Siglo, las atenciones del presidente de Peñarol a todos los que se acercaban y el intercambio de camisetas con Lionel Messi, marcaron un viernes intenso para el titular aurinegro en el estadio aurinegro. Además, la charla de Tabárez con Álvarez Martínez, los reclamos de Suárez a sus compañeros, las quejas del entrenador y el estremecedor reconocimiento de los hinchas a la selección tras perder ante Argentina.

Ruglio, un todoterreno

En su función de anfitrión en el Campeón del Siglo, el presidente de Peñarol llegó temprano al estadio y estuvo en cada detalle, para que no faltara nada. Incluso acompañó a Nicolás de la Cruz cuando el futbolista que juega en River Plate argentino quería ingresar para ver a Uruguay, y no podía acceder.

El que no estuvo en el Campeón del Siglo, aunque viajó esta semana a Uruguay, fue Edinson Cavani. El jugador de Manchester United se recupera de una lesión y llegó a Montevideo para presentar un libro de su esposa. Luego viajó a Salto, donde se mostró en redes sociales entrenando.

Lo que no se vio por televisión fue a Ruglio, después del partido, buscando un encuentro con el futbolistas que todos querían ver y saludar, Messi. En el vestuario intercambió camisetas. Le regaló la de Peñarol, le agradeció por la oportunidad de tener a un jugador de su talla en el Campeón del Siglo y que lo esperaba pronto.

El resultado de todo eso fue que el intercambio de camisetas, el presidente se llevó la de Messi.

De la emoción al pánico

La joven de no más de 15 años quedó impactada cuando en el entretiempo se encontró en el ascensor del Campeón del Siglo con un integrante del grupo de colaboradores de la selección uruguaya, que lucía el equipo oficial.

En ese lento viaje del piso 6 al 0 del estadio de Peñarol la chica atravesó por todos los estados de ánimo.

Primero fue de admiración y de sorpresa cuando la joven le preguntó tímidamente: "¿Conocés a Messi?". El integrante de la delegación uruguaya enseguida le hizo saber que no estaba con ganas de hablar. El 0-1 en el marcador era indisimulable en su estado de ánimo.

Un tercero le explicó a la joven que con quien hablaba no era de la selección Argentina sino de Uruguay.

"¿Pero, podés verlo? ¿Lo conocés a Messi? ¿Lo viste alguna vez? ¡Qué suerte que tenés!", le preguntó y afirmó, sin dar tiempo a que respondiera.

La chica, que no salía de su asombro porque estaba cerca de alguien que podía conocer a Messi, cambió su cara de sorpresa por una de pánico cuando escuchó como respuesta. "Si me lo cruzo a Messi la primera se la pego acá", le respondió llevando su mano al cuello.

Que las puertas del ascensor se abrieran en el lugar que debían descender, alivió la sensación con la que una admiradora no podía entender la crueldad de quienes ven el fútbol desde otro lugar.

¿Qué hace Messi?

"Dónde está". "Ya tocó la pelota". "Entra o no entra de titular". "Mirá lo que está haciendo ahora". "Y ahora...", las preguntas o comentarios entre quienes  llegaron al Campeón del Siglo para ver lo que pudo ser el último partido de Messi en Uruguay acompañaron toda la noche. La presencia del argentino generaba una expectativa inusual. Era la cuarta vez del 10 en Uruguay. Ya había jugado en tres Eliminatorias anteriores.

Esta vez fue al banco y Scaloni lo llamó para jugar los últimos 15 minutos.

Sin apuro, primero esperó que Uruguay tirara un córners. Luego, que Argentina terminara un ataque. Finalmente, entre que el entrenador lo mandó a la cancha y el jugador ingresó, pasaron seis minutos y antes que saltara al campo los aplausos marcaron el reconocimiento al futbolista argentino.

Cuanto más viejo, más rezongón... 

Los reclamos de Suárez a sus compañeros marcaron el partido Uruguay-Argentina. El salteño, que estrelló una pelota en el palo y en el rebote se perdió una segunda ocasión para convertir, durante el primer tiempo, no pudo disimular en el segundo período el malhumor que le generaron las siete situaciones que perdió Uruguay de llegar al gol y la derrota ante los albicelestes.

La charla de Tabárez

En el segundo asiento, entre sus asistentes Celso Otero y Mario Rebollo, Tabárez observó todo el partido desde la misma silla. Se paró una vez, cuando el árbitro venezolano cobró una falta inexplicable en contra de Uruguay en la mitad de la cancha y, ayudado por el bastón, llegó hasta el cuarto árbitro para hablarle sobre lo que estaba ocurriendo en el campo.

Luego, cada uno de los jugadores que fue llamado a actuar se sentó junto a su lado, en el asiento de Rebollo y escuchó la charla del entrenador.

Quien más tiempo estuvo fue Agustín Álvarez Martínez, quien durante dos minutos recibió las indicaciones del entrenador antes de saltar al campo con la camiseta número 10.

La emocionante despedida

El cierre que tuvo el partido estuvo pautado por las emociones. La que generaron los jugadores por la forma en que dejaron todo en busca de la victoria que no llegó y, especialmente, el de los hinchas que despidieron a los futbolistas de Uruguay con una ovación como si se hubieran retirado con un triunfo.

Con un aliento como no se había escuchado en toda la noche, las 25.000 personas que llegaron hasta el Campeón del Siglo reconocieron de pie y con aplausos la gestión de los futbolistas, que terminaron afectados por la oportunidad que dejaron pasar para sumar puntos.

Godín arrodillado en el piso, Josema Giménez tirado a un costado. Piquerez tendido sobre el césped del otro lado de la cancha y Cáceres sin dar crédito al partido que se les había escapado, dejaron a la vista el golpe que generó en el plantel haber jugado un gran encuentro y terminar sin puntos porque Argentina se llevó el triunfo.

No obstante, en el impactante reconocimiento de los hinchas, los futbolistas recibieron una pequeña devolución por el esfuerzo que desplegaron en el campo. Eso ameritó que todos se acercaran hasta la mitad de la cancha y agradecieran a los hinchas.

El encuentro de este viernes fue el tercero de la selección uruguaya en el Campeón del Siglo, luego de recibir en setiembre a Bolivia y Ecuador, y en noviembre a Argentina.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...