Rugby > RUGBY

Los Teros siguen de racha y conquistan África

Uruguay fue muy superior a Namibia y lo venció 52-36; es la primera victoria de visita ante un rival no sudamericano desde 2011

Tiempo de lectura: -'

18 de noviembre de 2017 a las 16:24

En la lejana Windhoek, muchas cosas podían parecer ajenas: el clima, la ciudad, la cultura, el estadio de tablones, hasta la precaria transmisión por internet. Pero Los Teros se encontraron otra vez con mucho de lo que en los últimos tiempos se le ha vuelto familiar: ganar donde sea y con el estilo que sea; dominar a los rivales, y seguir construyendo un cambio de paradigma.

Esta vez fue un resonante triunfo 52-36 ante Namibia, en el primero de la serie de dos test matches entre ambos, válidos por la ventana internacional de noviembre (el otro será el próximo sábado). Que le permite ratificar que las cosas van bien, más allá de que haya algunas cosas obvias a ajustar, sobre todo el dejar escapar una diferencia de 31-10 que se transformó en 38-36 a falta de 10 minutos.

Pasando raya, Los Teros siguen cambiando la cultura. Y más allá de conceptos subjetivos, son los números los que hablan. Llegaron a su victoria 10 en 11 partidos (solo perdieron con Argentina XV, en la hora) y sumaron su noveno triunfo consecutivo en test matches. Ganaron de visitantes ante un rival no sudamericano por primera vez desde noviembre de 2011 (16-9 a Portugal). Y mostraron que están un escalón encima de este equipo namibio, más allá de que los africanos tienen un camino mucho más accesible que los celestes para clasificar a la copa del mundo.

Este sábado era momento de ratificar esa sensación de superioridad que se vio en la Nations Cup. Y Los Teros lo hicieron ese el arranque del partido: imponiendo condiciones en el contacto, con los forwards o con el eje 10-12-13 yendo de punta; teniendo al scrum como plataforma de juego y confianza, y haciendo fluir el juego, para llegar a dos tries muy rápido en el partido, de Silva y de Nieto. Tanta ventaja mostraba el equipo que no tenía ni siquiera que esforzarse en tirar la pelota a la punta. Porque ganando cada contacto, no era necesario buscar el espacio: lo generaban los celestes yendo contra a materia africana y derrotándola, hasta sumar otros dos nuevos tries en esa primera parte.

Si Uruguay no amplió más fue porque empezó a mostrar una constante del partido, que significa el mayor punto a trabajar: la indisciplina. Le dio la oportunidad de volver a Namibia, que sumó un penal y luego dos tries nacidos desde el maul, para cerrar el primer tiempo com un 17-31 en contra que de todos modos era gran negocio para los africanos.

Uruguay volvió a pegar en el arranque del primer tiempo, y puso un 38-17 que, vistas las diferencias en la cancha, podía hacer suponer que el partido se quebrara. Pero allí apareció otro de los puntos a tener en cuenta: con todo a favor, Los Teros no supieron manejar los tiempos, en un pequeño retroceso de una de las principales virtudes que han conseguido este equipo modelo 2017. El calor y el cansancio también puede haber influido, pero lo cierto es que los errores se amontonaron: un penal desde el scrum jugado rápido y que terminó en knock on, una patada desde el fondo que se fue directo afuera, y sobre todo, un par de contragolpes namibios que encontraron a un Uruguay flojo en la marca y peor en el reposicionamiento, Eso le permitió a Namibia sumar tres tries y ponerse a tiro, 36-38, con 10 minutos por jugar. Una advertencia que ya había aparecido ante Rosario, ante Paraguay y Brasil este año.

Para peor, los dirigidos por Meneses habían dejado pasar algunas chances claras de liquidar el partido -un maul que terminó en pantalla y un 2-1 por afuera entre Mieres y Favaro que terminó en un pase retrasado-. Pero en ese momento caliente, el equipo tuvo jerarquía para hacer lo simple. Volver al juego agrupado, ganar posiciones allí, irse a jugar a campo rival y conseguir dos tries, uno de Silva tras gran levantada desde el scrum de Nieto -la figura del partido, clave cuando se jugaba bien pero también cuando había que poner el hombro- y otro de Arboleya en la última jugada del partido.

Habrá que corregir esos cachones que regaló el equipo, porque ante otro rival pueden costar muy caro y sobre todo porque afeó un poco un score que era para goleada amplia. Y habrá que buscar recuperar la defensa impasable de varios momentos del año. Pero sería un absurdo, otra vez, ignorar los números: le hizo 52 puntos, de visitante, a un equipo mundialista. Lo bueno es que eso ya no parece descabellado. Es que pasando raya, y como se escribió hace tiempo en este mismo espacio, estos Teros nos están acostumbrando a que ya no alcanza con ganar, y por eso se les exige, mientras se afirman cada vez más en el nuevo escalón competitivo.

Uruguay
1) Mateo Sanguinetti, 2) Germán Kessler, 3) Juan Echeverría: 4) Ignacio Dotti, 5) Rodolfo Garese; 6) Juan Gaminara, 7) Manuel Diana, 8) Alejandro Nieto; 9) Santiago Arata, 10) Rodrigo Silva; 11) Gastón Gibernau, 12) Andrés Vilaseca, 13) Nicolás Freitas, 14) Federico Favaro, 15) Gastón Gibernau

Cambios: Ormaechea x Arata, Pombo x Kesslee, Arboleya x Echeverría, 5) Magno x Garese, Benítez x Sanguinetti, Lamanna x Dotti,

Ties Uruguay: Nieto (3), Silva (2), Arboleya y Sanguinetti
7 conversiones Favaro, 1 Penal Favaro
    REPORTAR ERROR

    Comentarios

    Registrate gratis y seguí navegando.

    ¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

    Pasá de informarte a formar tu opinión.

    Suscribite desde US$ 245 / mes

    Elegí tu plan

    Estás por alcanzar el límite de notas.

    Suscribite ahora a

    Te quedan 3 notas gratuitas.

    Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

    Esta es tu última nota gratuita.

    Se parte de desde US$ 245 / mes

    Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

    Elegí tu plan y accedé sin límites.

    Ver planes

    Contenido exclusivo de

    Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

    Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

    Cargando...