Espectáculos y Cultura > MÚSICA

Madonna y Michael Jackson: los reyes nunca destronados

Madonna cumplió 60 años y Michael Jackson los cumpliría este mes: un repaso al impacto de dos figuras que no han sido igualados como titanes de la música pop

Tiempo de lectura: -'

18 de agosto de 2018 a las 05:00

Madonna: la mujer que se hizo Reina

El mundo lo dominaban las bandas. Integradas por hombres, por supuesto. Después de que los Beatles se separaran y el trono quedara vacante, era la época de los roqueros de pelo largo, maquillaje y vestimenta llamativa. Pero llegaron los años 1980 y apareció ella. Provocadora, innovadora, pop. Y mujer. Si el paradigma actual de estrella de la música popular es el de una cantante femenina, es porque lo impuso Madonna hace cuatro décadas.

No solo es una cantante, actriz, bailarina y estrella, sino que es un fenómeno cultural y un símbolo. El escritor y periodista argentino Rodrigo Fresán lo ilustró con la frase "decir que Madonna es solo una estrella pop es tan inapropiado como decir que la Coca-Cola es solo un refresco. Madonna es uno de los símbolos clásicos del Made in USA". La hija de inmigrantes que conquistó el mundo con su arte. El sueño americano encarnado, y el modelo a seguir.

Los años han pasado y Madonna no tiene hoy el peso cultural que tuvo hace dos décadas. En parte porque desde al menos 2005, cuando estrenó Hung up, no ha tenido un mega hit de esos que suenan por todas partes, y sus discos más recientes han sido elogiados pero no han tenido el mismo impacto que sus clásicos. De todas formas, ella ya dejó su legado.

Vestuarios que combinan influencias que van desde Marilyn Monroe hasta la Virgen María, hits bailables como Like a Virgin o Material Girl y la capacidad de decir y hacer lo que tuviera ganas. Una influencia que sigue existiendo hoy encarnada en figuras como Lady Gaga o Beyoncé.

Y Madonna fue (y sigue siendo) un ícono porque animó a los raros a decir lo que tuvieran para decir. Su mensaje fue el de la liberación, el de poder hablar de sexo o no tener tapujos para incluir en sus letras referencias a temas no tan frecuentes. "Madonna le enseñó a las mujeres jóvenes a ser completamente femeninas y sexuales sin dejar de tener el control total sobre sus vidas". Ícono feminista y también en la comunidad LGBTI, cuyos derechos ha defendido.

Como la primera artista mujer en tener control total sobre su imagen y su música, luego de una historia en la que las discográficas eran las dueñas del artista, también fue un ejemplo de emprendedurismo y de reinvención constante. Si bien desde los años 1960 el mundo estaba más liberalizado, también le quitó al pop su costado pacato y adolescente. Tomó el pop y lo llevó a un nuevo escalón. Y en el camino, agarró la corona y se sentó en el trono.

Michael Jackson: el Rey que siempre fue niño

Pasos de baile, videos musicales, canciones que obligan a bailar y tararear: la herencia de Michael Jackson es vasta, icónica y sobre todo, divertida. Conducido desde niño al estrellato musical – explotó en los años 1980, pero ya llevaba dos décadas grabando y viviendo de la música - Michael Jackson se convirtió en el Rey del Pop a base de caminatas lunares, sombreros de ala y guantes en una sola mano, mucho swing, una voz rápidamente reconocible y megaproducciones audiovisuales.

Jackson fue uno de los primeros artistas negros en llegar a MTV, un canal que en sus orígenes, con la excusa de dedicarse al rock, ignoraba a un amplio abanico de estrellas. La discográfica CBS presionó tanto al canal que se vió obligado a incluir en su rotación a Billie Jean, y abrió una rendija que fue ampliada por Prince, Herbie Hancock y Donna Summer, llevando el pop a un canal que acabaría convirtiéndose en referencia en ese género.

Además de Rey del Pop, Jackson también fue rey de los videoclips. Thriller, Smooth Criminal y Bad son algunos de los clips icónicos que hizo a lo largo de su carrera, y en los que inmortalizó movimientos como la inclinación con su cuerpo de 45 grados, la tomada de genitales y el revoleo de brazos de Thriller, donde además dejó para la posteridad un impactante traje rojo y negro.

Clips de diez minutos con valores de producción elevados y la presencia de estrellas, desde Marlon Brando hasta Eddie Murphy (y contratar a Martin Scorsese para dirigir Bad), muestran el peso que tenían para su carrera estas obras y como los revolucionó, además de aportar su mezcla personal de soul, pop, rock y r & b a la música.

Cifras estratosféricas muestran que el cantante fue uno de los artistas más populares de la historia, retomando y superando la herencia de otros como Elvis o los Beatles (de hecho colaboró con Paul McCartney hasta que la compra del catálogo de la banda por parte de Jackson los distanció), e incluso post-mortem continúa siendo uno de los músicos que más vende.

Luego también está el lado negativo de su figura, la del hombre que nunca dejó de ser niño, era caprichoso y hasta vivía en una mansión llamada "nunca jamás", como la tierra de Peter Pan donde los niños no crecen. Los abusos de menores, las cirugías estéticas excesivas, y las adicciones, que empañan su imagen aunque no su legado musical. Porque hasta los genios más grandes pueden ser personas con defectos.

Los herederos

Beyoncé. Con sus discos visuales conceptuales, su éxito musical y su estatus de ícono cultural, es una firme heredera de Madonna

Lady Gaga. Cuando irrumpió en el mundo de la música, recurrió a páginas del manual de Madonna (como el vestuario) y ha sido la ídola de los "raros".

Bruno Mars. Michael Jackson es uno de sus ídolos, lo que se refleja en similitudes sonoras y de vestuario, sobre todo en su etapa más reciente.

Justin Bieber. En cuanto a popularidad puede apostar al título de Rey del Pop. Además, cuenta con varias controversias y un inicio de carrera en la infancia.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...