27 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,30 Venta 39,70
17 de octubre 2023 - 17:54hs

En un nuevo capítulo que suma incertidumbre e inestabilidad en el complejísimo panorama que desató en Medio Oriente el sangriento ataque de Hamás en territorio israelí y la posterior letal respuesta de Tel Aviv, manifestantes palestinos reclamaron la renuncia del presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abas.

“¡Fuera, el pueblo quiere la caída del presidente!”, coreó un grupo de unos 200 manifestantes en Ramallah, la capital de facto de la ANP, en Cisjordania, luego de conocerse que un bombardeo destruyó un hospital en la Franja de Gaza, dejando entre 200 y 500 muertos, según diversas fuentes.

La manifestación derivó en un duro enfrentamiento de los manifestantes con la fuerza de seguridad de la ANP, que respondió disparando granadas de gas lacrimógeno. Más al norte, en Naplusa, otros grupos palestinos también se manifestaron ondeando banderas de Hamás, según reportaron las agencias internacionales de noticias.

Más noticias

Abas sostuvo el pasado domingo, según la agencia oficial de noticias palestina Wafa, que “las políticas y acciones de Hamás no representan al pueblo palestino”, en referencia al brutal ataque llevado a cabo por comandos del movimiento islamista en suelo israelí el 7 de octubre, frase que luego fue suprimida en una nueva versión de la información publicada por la agencia.

Abas calificó como una “masacre” y declaró un período de luto de tres días en los Territorios Palestinos después del bombardeo al hospital de la Franja de Gaza. Sin embargo, sus declaraciones no alcanzaron a conformar a sus críticos, que ven en la ANP una conducción débil y complaciente de cara a las políticas desplegadas por el gobierno del presidente israelí Benjamín Netanyahu. 

El presidente palestino había advertido el viernes contra un desplazamiento masivo de palestinos, que comparó con el exilio de 1948, después de que el ejército israelí ordenara a más de un millón de personas evacuar el norte de la Franja Gaza.

Abas rechazó “totalmente el desplazamiento” de palestinos, “porque esto sería una segunda Nakba (‘catástrofe’, en árabe) para nuestro pueblo”, dijo según una declaración publicada por Wafa.

La ANP fue fundada en 1994, en el contexto de los primeros Acuerdos de Oslo de 1993 entre Israel y la Organización de Liberación de Palestina (OLP), con el objetivo de sentar las bases de un futuro Estado palestino independiente.

Estas esperanzas hace tiempo que se desvanecieron. Muchos palestinos consideran que la ANP fracasó. Las manifestaciones con las que los palestinos de diversas ciudades celebraron los ataques de Hamás dejaron claro una vez más que las simpatías de muchos en Cisjordania están con los islamistas y no con el secular Fatah, principal fuerza política de la APN, desplazada de la Franja de Gaza por Hamás.

“Preferiríamos que Hamás no hubiera hecho esto”, dijo un funcionario de la ANP, citado por la revista británica The Economist. “Pero si Israel responde, no será visto como un ataque a Hamás, sino como parte de una guerra de 75 años contra la nación palestina”, dijo la fuente antes de la ofensiva de Israel en la Franja de Gaza.

 

(Con información de AFP)

Temas:

Guerra en Israel

Seguí leyendo

Te Puede Interesar