Espectáculos y Cultura > ENTREVISTA

Marisa Monte y la "magia inexplicable" de Tribalistas

La cantante y compositora brasileña habla sobre la primera gira mundial del proyecto Tribalistas, que la traerá, junto al trío, a Montevideo en marzo

Tiempo de lectura: -'

21 de enero de 2019 a las 09:28

En 2002 a Marisa Monte, Carlinhos Brown y Arnaldo Antunes se les dio por juntarse. Eran amigos, eran colegas, y decidieron crear un proyecto conjunto para grabar y tocar las canciones que habían compuesto juntos un año antes. Así nació Tribalistas y así se convirtieron en una de las sensaciones de la música popular brasileña; juntos colocaron hits como Ja sei namorar y Velha infancia en los oídos de todo el mundo. Y, así como nació, Tribalistas se fue. 

Los proyectos individuales y la vida de cada uno hizo que el trío apenas tocara algunas veces; nunca realizaron juntos shows completos ni salieron de las fronteras brasileñas. Quince años después, en 2017, Monte –carioca, 51 años, cantante y compositora– , Brown –bahiano, 56 años, cantante, compositor, percusionista y productor – y Antunes –paulista, 58 años, poeta, escritor, cantante y compositor– volvieron a encontrarse para grabar un segundo disco. 

Los dos son álbumes sin nombre, ambos mantienen un estilo propio que fusiona las voces, talentos y rasgos de cada uno, y una intención de cruzar la música tradicional de su país con elementos más experimentales y otros tomados del pop. 


Pero ahora, estos tres parceiros decidieron dar un paso más y, además del disco, programaron una gira mundial que empezó en Europa, sigue por América del Norte y luego llegará al sur, con una escala prevista en Montevideo el próximo 22 de marzo en el Antel Arena (las entradas están a la venta en Tickantel; hay sectores agotados pero quedan localidades con precios entre $ 4.200 y $ 5.145). 

Antes de su visita, Monte habló con El Observador vía telefónica desde una calurosa Río de Janeiro, y contó cuál es su vínculo con el grupo, la necesidad de hacer esta gira, y el arte en Brasil ante la presidencia de Jair Bolsonaro.
 

¿Qué es Tribalistas para usted?

Es una salida para la necesidad de encuentro que teníamos los tres. Somos amigos desde hace 25 años, ya éramos muy amigos desde años antes de que saliera el primer disco. Si le preguntas a Carlinhos te va a decir que es un jugador de fútbol con tres piernas, porque es uno que puede hacer todo, desde ser golero hasta delantero. Los tres componemos letras y música, los tres tenemos un trabajo autoral individual, pero además mezclamos la individualidad con lo colectivo y todo se fortalece. Es una colaboración, un trabajo de grupo, somos tres artistas que colaboramos. Llevamos 56 canciones grabadas por unos u otros artistas, no solo las que están en los dos discos, sino también las que grabamos en nuestros discos. Tenemos una historia grande, un repertorio grande. Yo aprendí mucho con ellos, nuestro trabajo ha significado mucho para mí. Somos diferentes, venimos de zonas del país distintas, tenemos hasta una carga de lenguaje diferente, todo eso ha formado una química y una magia que no sabría explicar. Y estoy muy agradecida porque Tribalistas ha cambiado mi vida personal y artística.

¿Qué le gustaría tener de Carlinhos y Arnaldo como artista?

De Arnaldo el lenguaje y la autoridad que tiene sobre el lenguaje poético y la literatura, es un tipo que, más allá de la música, tiene una carrera muy importante en las artes plásticas y en la literatura, te da mucha información y seguridad en cuanto a la poética, es muy riguroso, y es muy bueno que esté con nosotros, porque sabes que es alguien en quien confiar y todo va a quedar lindo, se va cuidar el lenguaje. Y es un gran compañero. 
Y de Carlinhos, que es un gran músico, tiene una gran evolución creativa. Crea todo el tiempo. Es un gran compositor, y tiene un trabajo muy amplio, incluso fuera de la música, como activista social, con muchos proyectos, ya consolidados en Bahía. Tiene una cosa muy espontánea en su creación. 

“Venimos de zonas del país diferentes, tenemos hasta una carga de lenguaje diferente, todo eso ha formado una química y una magia que no sabría explicar”



Tengo mucha admiración y respeto por ellos, que ya existía desde antes de conocernos y trabajar juntos. Nuestro encuentro creativo viene de la amistad y la admiración colectiva. Y se ha preservado en estos años y aumentó. Y todo lo que hicimos, que queda para nosotros y para el mundo. Porque esto ya no son canciones mías, o de Arnaldo, o de Carlinhos, son de todos. Van más allá de nuestra imaginación.


¿La gira era una deuda?


Hasta ahora hemos hecho cosas juntos, toqué con Carlinhos, toqué con Arnaldo, hemos aparecido juntos en grabaciones, en shows, en filmaciones, de a dos o los tres juntos. Pero hasta ahora no se había dado la chance de hacer un show entero porque en el medio de la grabación del primer disco, que fue un éxito, nació mi primer hijo, no podía irme por la carretera unos cuantos meses. Tenía que enfocarme en la maternidad, entonces en aquel momento las circunstancias no ayudaron. En el caso de este disco, cuando definimos el repertorio y nos juntamos para grabar, ya sabíamos que esta vez no había nada que impidiese hacer algunos shows. Empezamos con 10 en Brasil y terminamos haciendo más, de ahí a Europa, Estados Unidos, y ahora girar por Sudamérica. Estamos muy felices de poder recorrer el mundo y mostrar nuestra obra, el trabajo de este colectivo. Es muy emocionante poder juntarnos y terminar cantando todos juntos, que es lo que ha pasado en estos shows.


¿Este segundo disco de Tribalistas es un disco más político?


Creo que los dos discos lo son. Hablan de la colectividad, de la comunión, de las diferencias, la diversidad. Hablamos de lo que estamos viviendo. Hoy es un momento diferente a 2002, cuando salió el disco anterior. Es un mundo diferente. Ha cambiado la forma de comunicarnos, de relacionarnos. Pero no siento que sea una nueva dirección del proyecto. Fue una grabación en la que fuimos por lo divertido, lo experimental, todos tocamos varios instrumentos. Es natural que cambien los discursos, que tengamos momentos diferentes, nos preocupen otras cosas.

“En 2002 no hicimos gira porque las circunstancias no ayudaron” 
 


¿Qué rol tienen los artistas hoy en Brasil, ante la elección de Jair Bolsonaro como presidente? 

Tenemos el mismo papel que cualquier ciudadano que se preocupa, colabora y se informa. Yo siempre pienso que existe una carga para los artistas de tener un papel o una posición diferente solo por ser artistas y en realidad los aristas son ciudadanos como otros, que tienen la necesidad de reflexionar, informarse, de posicionarse. Es la misma responsabilidad que puede tener un periodista o un profesor. Antes quizá era distinto porque teníamos un canal abierto, hoy todos lo tienen con internet. Pero tenemos la misma responsabilidad de involucrarnos que todos deberían tener, no por ser artistas hay que ser diferentes. Yo hago mi parte, busco colaborar con la comunidad, cuidar el barrio, la calle. Soy una persona más.


¿Van a pasar 15 años hasta el próximo disco?

Puede pasar o no. No tenemos plazos para discos, es cuando surge el repertorio y podemos juntarnos a componer y grabar. La que decide es la creación. Nuestra amistad sigue, yo puedo colaborar con Carlinhos o aparecer en un DVD de Arnaldo. Así que cuando surja la necesidad de colaborar lo haremos. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...