Nacional > Salud

Médica Uruguaya aduce que crisis se debe a que no se abrió el corralito

Los profesionales de esa mutualista se reunieron este lunes en el Sindicato Médico y explicaron que la institución señala como motivo de los recortes que este año no tuvieron ingresos por pases de usuarios

Tiempo de lectura: -'

17 de julio de 2018 a las 05:00

La mutualista Médica Uruguaya se encuentra en problemas económicos debido a que este año el Ministerio de Salud Pública (MSP) no habilitó el período de apertura del corralito mutual (tradicionalmente en febrero de cada año), por lo que no lograron captar más socios y cumplir con sus proyecciones para este año. Esa fue la explicación que la institución dio al sindicato y que fue explicada a los empleados el lunes por la noche en una reunión que tuvo lugar en la sede del Sindicato Médico del Uruguay (SMU).

Por su esquema de negocios, Médica Uruguaya recibe la mayor cantidad de sus ingresos a partir de las cuotas que le paga el Fondo Nacional de Salud (Fonasa) por cada afiliado. Apenas 4% de sus socios no lo es mediante Fonasa, y el dinero que recibe por órdenes y tiques del grupo mayoritario es muy bajo porque prácticamente da todo gratis.

El núcleo base de médicos de la Médica Uruguaya fue informado el lunes a la noche por asesores que la institución se encuentra con un déficit operativo. Según supo El Observador, el déficit del centro médico asciende a US$ 1,5 millones. Con la medida implementada por la Médica Uruguaya –descontar un 5% del sueldo a aquellos médicos cuyo salario nominal sea superior a $100.000– no se alcanzaría a solventar la deuda dado que se obtendría U$S 96,000 por mes, según se informó en la reunión.

Ante la medida tomada por la mutualista, que según los empleados fue notificada al ir a buscar el recibo de sueldo, el núcleo base decidió como primer paso declararse en conflicto. El siguiente paso fue pedir a la unidad de negociación del SMU la intervención ante el Ministerio de Trabajo. Los médicos presentes acordaron que no se hará paro o huelga.

En tanto, el SMU indicó que la crisis económica que atraviesa la Médica Uruguaya no se debe a un problema del sector médico sino a una mala gestión por parte de la institución. El vicepresidente del SMU, Martín Fraschini, dijo a El Observador que "hace tres períodos que la Médica Uruguaya está en números rojos por las deudas", pero que no se debe a un problema del sector ya que otras instituciones reportaron superávit en sus balances.

Fraschini indicó que, por lo general, el 85% de los gastos que tienen los centros de salud se producen en los últimos cinco años del paciente y se invierten en el último nivel de atención, es decir, en salas de hospital, CTI y block quirúrgico. "No creo que esa clase de gastos haya sido lo que generó las deudas", agregó.

Los mayores gastos en salud se generan en los primeros y últimos años de edad. El presidente del SMU, Gustavo Grecco, informó que si bien no conoce con exactitud cuál es la cantidad de afiliados jóvenes que tiene la Médica Uruguaya, "el SMU tiene entendido que la institución es de los centros con mayor cantidad de población juvenil adherida" y que es la que menos gastos genera.

El vicepresidente del SMU dijo a El Observador que la Médica Uruguaya ha reclamado al Ministerio de Salud Pública durante los consejos de salarios que la cantidad de dinero que se brinda a las instituciones por paciente es escasa. El pago per cápita Fonasa de 2016 era de $ 2.367. En el mismo año, la Médica Uruguaya tenía más de 295.747 afiliados por ese sistema.

500

médicos son los afectados por las medidas de recorte de Médica Uruguaya, de 5% en el salario para aquellos que ganan más $ 100.000 nominales; el gremio estima que alcanza a la mitad de la plantilla de médicos

$ 47 millones

es el déficit que arrastra Médica Uruguaya, según comunicaron a los funcionarios en la reunión mantenida este lunes a la noche en la sede del Sindicato Médico del Uruguay
REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...