Economía y Empresas > Finanzas

Mercados: menos pronósticos y más realidad

Tiempo de lectura: -'

10 de abril de 2019 a las 05:00

A excepción de los sabios de las finanzas que sistemáticamente pueden cambiar sus pronósticos sin costos, para el resto de los mortales no es tan sencillo hacerlo sin consecuencias.

Corría el mes de Setiembre de 2018, la economía norteamericana se aceleraba, la bolsa lo hacía aún más, y los pronosticadores de turno recomendaban seguir comprando.

Una suerte de urgencia para comprar lo que venga invadió a los mercados. Reafirmando esta situación los futuros de los FED Fund el 30/09/2018 mostraban que a partir de inicios del año 2019 el proceso de suba de tasas se aceleraría y era prácticamente un hecho que Reserva Federal aumentaría la tasa de los fondos federales en cada una de las próximas reuniones.

El inversor estaba en “modo euforia” y cualquier advertencia de riesgo correctivo se desechaba. El Dow Jones llegó a marcar un record histórico llegando a los 26950 puntos generando un rendimiento de 9,3%, en tan solo 9 meses. Algo totalmente despegado de los promedios históricos.

Sin embargo, los meteorólogos (léase pronosticadores) recomendaban seguir comprando en un clímax en el que el techo parecían ser las estrellas.

Y así llegamos a la primera semana de octubre cuando sin saber porque, el mercado empezó a derrapar. Como siempre, hubo exceso de explicaciones: guerra comercial con China, situación de Bancos italianos, riesgo geopolítico por el affaire Brexit, enfriamiento de la economía China y vaya a saber uno que mas...

Si nos enfocamos en la historia encontramos patrones sicológicos que se repiten.

Sin causa aparente, y paulatinamente, se empiezan a escuchar voces que antes se desoían, el mercado se asusta y se pone vendedor. Y así fue esta vez, al igual que en los últimos 400 años. El mercado perdió en un solo mes a nivel del S&P500 y Dow Jones30,  prácticamente las utilidades de los 9 meses previos.

La derrapada se aceleró y en los últimos 3 meses del año el mercado cayó un 20% en promedio arrastrando a la mayoría de los mercados que cayeron en forma mas o menos sincronizada.

Hoy parece otro mundo. Estamos comenzando el mes de abril. Ya pasaron 4 meses del golpe de stress y mientras escribo esta nota los mercados nuevamente marcando máximos dejando muy atrás lo que fueron los pisos del mes de diciembre.

Por supuesto que los futuros de los fondos federales para las mismas fechas al día de hoy son diametralmente opuestos.

Ya nadie piensa en suba de tasas sino mas bien todo lo contrario. Lo que el 28/09/18 era prácticamente un hecho que las tasas subirían en la reunión de la FED del 30/10/19, se transformó 5 meses después en una probabilidad de baja del 51.3% en esa próxima reunión.

¿Y esto? ¿tan rápido cambio y en tanto? ¿Qué pasa con aquellas decisiones de inversión tomadas en Setiembre de 2018?

Tranquilo no estoy echando leña al fuego con el diario del lunes, sino muy por el contrario estoy haciendo un llamado a la cautela.

El mercado ha marcado mínimos en diciembre y a partir de allí inició un camino ininterrumpido de alza.

Hoy estamos en niveles como el 30 de Setiembre pasado.

No cometa el mismo error de creer que los árboles crecen hasta el cielo. Las correcciones llegan, es un acto de adivinación embocarle en el cuando, sin embargo es una opción suya tomar medidas de prudencia. La primera vez puede ser un error, la segunda es una opción. Tomar ganancias, incorporar estrategias de cobertura o una mezcla de ambas parece ser el camino. Tema para conversar con su asesor.

Cada vez es menos sostenible la valuación de los mercados con los fundamentos económicos que se conocen.

Los mercados financieros tienen muchos componentes de irracionalidad. Como inversores no somos totalmente racionales o no lo somos todo el tiempo. Existen determinados sesgos y creencias que nos empujan a tomar decisiones irracionales. Y esto le sucede hasta a los mas expertos. Es por ello que es clave ceñirse a una estrategia que nos proteja de nuestra irracionalidad. Un tema por demás interesante que escapa a los objetivos de éste artículo. Quedo en deuda para el próximo.

Por lo pronto e independientemente de lo que creamos, de lo que nuestra irracionalidad nos haga creer o lo que los meteorólogos pronostiquen, a ciencia cierta lo único seguro y prudente es que tome medidas para asegurar los resultados que está obteniendo o al menos, tomar alguna estrategia de cobertura.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...