Nacional > Preocupación ante indigencia

Mides toma medidas respecto a las personas que viven en la calle

La decisión llega después de las críticas del intendente Daniel Martínez ante la situación de este grupo marginado

Tiempo de lectura: -'

07 de junio de 2018 a las 20:25

El Ministerio de Desarrollo Social (Mides) decidió tomar medidas en su Puerta de Entrada para evitar filas en el centro ubicado en la calle Convención y así brindar una mejor atención a las personas que viven en la calle.

Estas disposiciones ocurren casi dos meses después de que el intendente de Montevideo, Daniel Martínez, le enviara una carta al presidente Tabaré Vázquez para expresarle su preocupación por la cantidad de personas que duermen a la intemperie.

Para eso el Mides abrió un nuevo refugio en el barrio La Unión que recibe a las personas directamente sin tener que pasar por la Puerta de Entrada, según informó en la Comisión de Población del Parlamento la directora del Departamento de Protección Integral en Situaciones de Vulneración del ministerio, Eleonora Bianchi.

"En la Unión permanentemente hacemos recorridas con nuestros propios equipos para identificar a la población que está en calle y derivarla directamente al refugio de la Unión (...) Los vecinos de la zona y las organizaciones sociales desde hacía ya un buen tiempo le manifestaban con mucha fuerza al Ministerio que allí había una creciente población en calle", explicó Bianchi en el Parlamento según consta en la versión taquigráfica a la que accedió El Observador.


Hasta ahora todas las personas que pretendían ingresar a un refugio tenían que trasladarse hasta la calle Convención donde eran entrevistados y después derivados a un centro. Ahora el centro de la Unión, inaugurado en mayo, también funciona como una Puerta de Entrada por recibe personas de forma directa.

Bianchi compareció ante el Parlamento junto con la ministra Marina Arismendi y la subsecretaria Ana Olivera a pedido de la diputada del Partido Nacional Gloria Rodríguez.

A mediados de mayo, el Mides inauguró otros dos centros que ofrecían cien cupos nuevos para personas en situación de calle. Esos nuevos lugares fueron designados para personas que estaban utilizando "cotidianamente" los refugios de la noche pero que todos los días debían hacer fila en la Puerta de Entrada. "Hubo un importante cupo de población que directamente fue asignada al refugio de invierno que está en la calle Paysandú o al que hoy está funcionando en la calle bulevar Artigas", explicó Bianchi y agregó que actualmente están yendo a Puerta de Entrada solo aquellos que se están incorporando al sistema.

Más cambios

El Mides también planea realizar otros cambios en la atención telefónica. Además de que ahora este trabajo los realizan profesionales que se alternan entre la atención telefónica y la atención en la calle, ahora pretenden coordinar con el 911 y con la línea de atención de la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE) para poder derivar llamadas que les llegan y no les corresponden.

"Estábamos preocupados por la gente que llama indistintamente al 105, al 911 y a nosotros por situaciones de calle. Algunas veces, esos casos tienen que ver con un problema vinculado con algún disturbio y, otras, con problemas de enfermedad o con un señor o una señora que está en la calle. Lo cierto es que la gente llama al número que tiene a mano, y nosotros no podemos decirle: "No es para nosotros. Es para otro", explicó Bianchi.

Ahora la idea es coordinar para poder derivar las llamadas a través del propio sistema telefónico. Eso estará pronto en los próximos días, explicó Bianchi a El Observador.

Comentarios