16 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,60 Venta 40,00
6 de mayo 2019 - 5:01hs

La amplia mayoría de los consumidores uruguayos ha incorporado a sus hábitos el uso de medios electrónicos para hacer sus pagos. Desde la puesta en marcha de la ley de Inclusión Financiera, hubo un aumento exponencial de las operaciones con plásticos y también de los comercios que aceptan este tipo de instrumentos.

Ya es algo de rutina llegar a la caja del supermercado o la farmacia del barrio, pasar la tarjeta por el POS y digitar el PIN para pagar una compra sin utilizar efectivo. Pero el avance de la tecnología permite realizar el pago sin que la tarjeta tenga contacto físico con ningún aparato.

¿De qué se trata? Las tarjetas con tecnología contactless cuentan con un chip por el que se puede utilizar el plástico para pagar de forma inalámbrica acercándolo a pocos centímetros de una pantalla táctil y sin tener que entregarlo en ningún momento al comerciante. Es similar a la forma en que se usa la tarjeta para pagar el boleto de ómnibus (STM), y hay comercios que ya tienen habilitado ese sistema de pago con los plásticos. 

Para saber si la tarjeta está habilitada, solo hay que fijarse si lleva el símbolo en el frente junto al chip. Alcanza con colocarla a no más de 4 centímetros sobre el lector, sostenerla un par de segundos y esperar el sonido de confirmación del pago. En general, los comercios que aceptan pagos de este tipo tienen pequeños letreros que lo informan.

La modalidad, que es muy común en Europa y Estados Unidos, ya está disponible en los comercios uruguayos y hay bancos que están ofreciendo tarjetas con esta tecnología a sus clientes.

Por ejemplo, en Uruguay el banco Scotiabank está ofreciendo tarjetas de débito y crédito VISA de este tipo. Su uso no requiere PIN cuando se trata de compras inferiores a $ 1.000 o su equivalente en dólares. Cuando la compra es superior a ese monto se solicita la clave en operaciones con débito, y la firma del cliente cuando se trata de operaciones con tarjeta de crédito, según explica el banco en su sitio web.

Por su parte, en el Banco República se informó a El Observador que las tarjetas Alfa BROU prepagas del sello Mastercard ya migraron a la tecnología contactless y está previsto pasar el resto del stock de plásticos.

También el banco BBVA incorporó la tecnología en sus tarjetas. Por ejemplo cuenta con ella la de crédito BBVA Peñarol del sello Mastercard que se presentó días atrás para los socios de ese club.

En tanto, el director de banca minorista de Banco Itaú, Carlos Ham, dijo a El Observador que la institución está comenzando con las primeras emisiones en modo de prueba. En aproximadamente un mes todas las que se emitan contarán con dispositivo contactless.

Las tarjetas de pago sin contacto utilizan la misma tecnología de seguridad que usan las tarjetas con chip. Cada transacción está asociada a un código de un solo uso que protege en forma segura la información de pago. También es posible utilizar la tecnologíacontactless entre un teléfono celular y una terminal de pago.

Según explica el sitio web de Visa Uruguay, las tarjetas sin contacto han sido diseñadas para evitar que sean leídas accidentalmente. Así el simple hecho de tener una de estas tarjetas en la billetera y estar parado o pasar cerca de una terminal habilitada no generará una transacción. Además, el pago debe ser iniciado primero por el comerciante.

Los pagos que se realizan con tarjetas de débito que tienen este sistema también se benefician del descuento de cuatro puntos de IVA vigente por ley. Y al igual que con el resto de las tarjetas también se puede utilizar el servicio de cashback (retiro de efectivo) si el comercio lo tiene disponible.

La nueva modalidad de pagos fue habilitada recientemente por el BCU al incorporar la definición en una de sus circulares sobre normas del sistema de pagos, había informado El País. Según consignó un análisis que publicó en su web el estudio Guyer & Regules, se admitirá el uso de la tecnología contactless para transacciones presenciales por hasta el equivalente a 5.000 unidades indexadas (UI), unos $ 20.800 a valores de hoy. 

Hábito consolidado

En el último lustro se emitieron más de 900 mil tarjetas de débito nuevas y algo más de 1,1 millones de tarjetas de dinero electrónico. Con ello, alrededor de 1 millón de uruguayos pasaron a tener acceso a servicios financieros básicos, como medios de pago electrónicos, crédito y ahorro. También se sumaron 40 mil aparatos de POS y la cantidad de comercios que aceptaban tarjetas se multiplicó por cinco.

El nuevo hábito de pago parece consolidado más allá del fuerte impulso que han dado los incentivos fiscales. Los datos del BCU muestran que el incremento en los montos y en la cantidad de transacciones con tarjeta de débito se siguió dando de forma ininterrumpida aun cuando la rebaja de IVA se redujo en agosto de 2015 y de 2016, primero a 3 puntos y luego a 2 puntos. En enero de 2017 se volvió al descuento de 4 puntos que hoy está vigente.

Temas:

Pagos sin contacto Member

Seguí leyendo

Te Puede Interesar