Economía y Empresas > Inclusión Financiera

Fin de una era: la tarjeta de crédito cedió su reinado a manos del débito

La cantidad de operaciones con este medio de pago electrónico sumó 85 millones en el segundo semestre de 2018

Tiempo de lectura: -'

15 de marzo de 2019 a las 17:47

Y un día las tarjetas de débito se transformaron  en el principal medio de pago electrónico de los uruguayos. En el segundo semestre de 2018 el uso de las tarjetas de débito no solo siguió al alza, sino que superó por primera vez en cantidad de operaciones a las tarjetas de crédito.

Entre julio y diciembre del año pasado los consumidores realizaron algo más de 85 millones de operaciones con este instrumento de pago y por un monto de US$ 2.793 millones, según el informe del Sistema de Pagos divulgado este viernes por el Banco Central (BCU).

En Uruguay hay operativas 2.864.000 tarjetas de débito y el monto promedio por operación fue de unos $ 1.044, lo que da cuenta de su carácter netamente minorista en las compras realizadas, explica el reporte.

La incorporación de nuevos colectivos al pago de remuneraciones por medios electrónicos y el incentivo fiscal de reducción de cuatro puntos deI VA explican en gran medida la evolución que muestra el uso de las tarjetas de débito, aunque su tasa de crecimiento semestral ha ido desacelerándose en los últimos períodos.

En particular, el BCU señala que más allá de la profundización de los efectos de la inclusión financiera en el conjunto de la población, la incorporación de colectivos como el servicio doméstico al régimen de pagos por medios electrónicos (a partir del 31 de marzo de 2018) podría estar influyendo en las cifras de crecimiento.

Por otra lado, las operaciones con tarjetas de crédito fueron 79,2 millones y por un monto total de US$ 2.961 millones. En el sistema de pagos local hay 3,5 millones de estos plásticos en circulación.

Este medio de pago registró una particularidad y es el leve aumento de la cantidad de tarjetas de crédito por tarjetahabientes que era de 2,95 a diciembre. Según el BCU, esto revelaría que los usuarios optan por mantener un mayor abanico de tarjetas disponibles para poder hacer uso de los múltiples beneficios que brinda cada emisor a sus clientes.

También hubo una reducción en el monto promedio operado por tarjeta (US$ 141 vs US$ 155) y en el promedio mensual de servicios/compras abonados con este instrumento (US$ 493 vs US$ 523).

Si se considera la operativa total con tarjetas (débito, crédito y dinero electrónico) y los débitos directos, hubo un aumento generalizado de 12,6% en cantidad de operaciones respecto a la primera mitad de 2018. En particular, los instrumentos de dinero electrónico (tickets de alimentación o tarjetas prepagas) son los que más crecieron en su utilización (20,6 %).

Transferencias electrónicas

También se sigue profundizando la tendencia a una mayor utilización de las trasferencias electrónicas en detrimento del cheque –su sustituto natural – y probablemente de las operaciones efectivo. Durante el segundo semestre de 2018, por cada cheque emitido se cursaron en el sistema un promedio de 3,7 transferencias bancarias.

La obligatoriedad a partir del 1° de mayo de 2017 del pago de remuneraciones, honorarios, beneficios o pasividades a través de medios de pago electrónicos parece explicar en parte el aumento observado en las cifras, habida cuenta de que gran parte de las transferencias se encuentran asociadas a la operativa de pago de nómina de organismos públicos y empresas de gran envergadura.

Cae el retiro de efectivo

En la segunda mitad del año pasado los retiros de efectivo en cajeros automáticos y dispensadores de dinero (incluye buzoneras y mini ATM)  cayeron por segundo semestre consecutivo. La cantidad total de retiros fue de 37,6 millones y se registró una baja de  2% semestral y 7% interanual.

Los retiros en efectivo son un 80% de las operaciones procesadas en cajeros automáticos y otros dispensadores, pero representan bastante menos de la mitad del dinero tranzado por estos canales.

Pagos electrónicos vs tradicionales

Por otro lado, el Índice de Pagos Electrónicos vs Tradicionales (IPET), que elabora el BCU, mostró que en la segunda parte de 2018 el 42% de los pagos se hicieron por medios electrónicos contado. Así por cada $ 100 que se gastaron a través de medios de pagos tradicionales, algo más de $ 40 se canalizaron por vía electrónica.

La referencia anterior a la implementación de los descuentos de IVA a la compra con tarjetas de débito en agosto de 2014 es el primer semestre de ese año, cuando 13% de los pagos se realizaban a través de medios electrónicos.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...