Espectáculos y Cultura > Literatura

Piglia desde el más allá: se editó "Los casos del comisario Croce"

El libro póstumo del escritor argentino incluye relatos policiales donde el autor demuestra una vez más su gran talento literario

Tiempo de lectura: -'

14 de abril de 2019 a las 05:00

Se extraña ya a Ricardo Piglia, muerto hace dos años, ese hombre menudo y con cara de loco que defendía con uñas y dientes a Jorge Luis Borges en cualquier tribuna y que tenía siempre a mano una ironía para salir del paso cuando la realidad lo apretaba. Escritor, crítico, ensayista y profesor, dio clases durante 15 años en la universidad de Harvard y en Princeton, lo que da una idea de su estatura como intelectual.

A pesar del glamour, era un hombre de a pie, especialmente en literatura, donde no despreciaba a nadie porque sí. Ligado desde siempre a las novelas policiales, supo dirigir la célebre Serie Negra que tantas satisfacciones les dio a sus lectores, y publicó el mismo un puñado de novelas criminales (Plata quemada, Blanco nocturno) que ahora tienen su coda final con Los casos del comisario Croce, un libro estupendo que conjuga historia, psicología, humor y aventuras intelectuales increíbles, a partir de algunos casos reales de la crónica roja argentina y otros totalmente inventados.

Si el libro es genial, capítulo aparte merecen el prólogo y el epílogo de esta edición, que sirven para descubrir la verdadera concepción del mundo que tenía Piglia. En el primer caso, el argentino reproduce un texto de Karl Marx de 1857, donde el autor alemán analiza el tema del delito dentro del capitalismo con enorme elocuencia. En la parte final del libro, explica en dos páginas, la génesis de cada cuento. 

El protagonista de todos ellos es el comisario Croce, viejo conocido de los lectores de Piglia, que vuelve a la acción a pesar de estar jubilado. Intuitivo, bonachón, curtido en mil batallas y por tanto nada ingenuo, pero al mismo tiempo aún un ser sensible, constituye un raro arquetipo dentro del universo de los detectives patentados.

Lo magnífico es que cada relato es mucho más que la anécdota sangrienta que narra. En La música, el primer cuento, la caída de un aerolito en campaña da paso a una trama de asesinato donde un falso culpable de origen yugoslavo es encarcelado a pesar de las pocas pruebas. Pero la esencia del relato es la dificultad de la comunicación humana, cuando Croce, que no habla serbio, intenta comunicarse con el acusado.

En La película, se trata de recuperar una cinta pornográfica donde supuestamente aparece Evita comprometida, lo que en realidad es una excusa para hablar de las muchas cosas que le pasaron a Perón durante su vida en Argentina. El astrólogo es el aparente retrato de un mítico delincuente que siempre sale airoso de la persecución policial, pero en realidad habla sobre la dictadura argentina, que finalmente lo acribilla en su casa junto a su mujer.
Y lo mismo pasa en el caso de El jugador, que más allá de la asombrosa desaparición del protagonista es una pintura sensacional de la psiquis de un ludópata y de las luces de los casinos. O en El impenetrable, que narra una persecución policial pero que termina siendo una reflexión profunda sobre el destino de los comunistas tras el derrumbe de la Unión Soviética.

Hay cuentos ambientados en el pasado como La excepción, donde aparecen nombres como el de Rosas o Urquiza, y otros más acá en el tiempo, pero todos despiertan interés gracias a la prosa y el estilo de Piglia, que salta de lo concreto a lo abstracto, y también en el tiempo, con una facilidad envidiable.

Aquejado en sus últimos años de ELA (la misma enfermedad que postró a Stephen Hawking), Ricardo Piglia luchó hasta el último día sin dejar su veta humorística como lo demuestra en una nota al final del texto: “Compuse este libro usando el Tobii, un hardware que permite escribir con la mirada. En realidad parece una máquina telépata. El interesado lector podrá comprobar si mi estilo ha sufrido modificaciones. Siempre me interesó saber si los instrumentos técnicos dejaban su marca en literatura. ¿Qué cambia y cómo? Dejo abierta la cuestión”. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...