Nacional > Seguridad

Policía de Canelones le pidió informe a seccional de Toledo por caso de hombre desaparecido

Asimismo se buscará mejorar el patrullaje en los alrededores de la localidad

Tiempo de lectura: -'

22 de enero de 2019 a las 19:12

La Jefatura de Policía de Canelones le solicitó a la Seccional 20 de Toledo que elabore un informe en el que se detallen las actuaciones en torno al caso de Gabriel González, el exfuncionario del Inisa que desapareció cuando salió a caminar el 8 de enero y que fue encontrado muerto este domingo por vecinos. Los familiares del fallecido denunciaron que la policía no dispuso de los recursos suficientes para buscar al hombre, que fue hallado al costado de una de sus rutas habituales de caminata. 

Según dijo una fuente de la Jefatura de Policía de Canelones, contrario a lo que dicen los familiares no surge que haya habido omisiones en la seccional, pero de todas formas se solicitó un informe detallado sobre lo actuado. 

González, un exfuncionario del Inisa de 48 años, salió a caminar sobre la hora 20 del 8 de enero pero nunca volvió. Sus familiares esperaron poco menos de 24 horas para realizar la denuncia en la seccional de Toledo. Como no obtuvo la respuesta que esperaba de las autoridades, a 48 horas de la desaparición Sánchez se dirigió a la Jefatura de Montevideo, donde le informaron que la búsqueda de personas desaparecidas le correspondía a Interpol.

En esta dependencia policial, sin embargo, según contó Sánchez, le indicaron que hasta el momento no estaban enterados de la desaparición de González debido a que la seccional de Toledo nunca les había notificado del caso. Desde jefatura señalaron que esto no es posible ya que ante una situación de ausencia automáticamente llega la denuncia a esta unidad especializada.   

Ante esta situación, familiares y amigos de González decidieron encarar ellos mismos la búsqueda, por lo que empezaron a revisar en casas abandonadas y pastizales en torno a las tres rutas que el ahora fallecido solía caminar para ejercitarse. En una de ellas fue encontrado este domingo, detrás de un cañaveral ubicado al costado de Camino del Andaluz, próximo a la ruta 102, en jurisdicción de la Policía de Montevideo.

Pese a que la ruta que González solía transitar incluía un tramo cuya custodia está a cargo de la seccional 18 de la Jefatura de Policía de Montevideo, esta dependencia tampoco estaba al tanto de la desaparición. De hecho, fuentes policiales dijeron a El Observador que la zona operacional III –que es la que actúa en ese lugar- no tenía datos de la ausencia de González y por tanto no dispuso ningún funcionario para su búsqueda.

 
 Revisan patrullaje en Toledo

La Jefatura de Policía de Canelones analiza reorganizar el patrullaje en la zona de Camino del Andaluz, Casarino y Toledo, luego de que el pasado viernes 18 de enero, en horas de la tarde, el dueño de una ferretería fuera asesinado. Este hecho, sumado a la muerte de González (que todavía no está claro que haya sido en el marco de un homicidio), así como la ocurrencia de otros hurtos y rapiñas en la zona, llevaron a que las autoridades policiales decidieran revisar el patrullaje que actualmente se realiza. 

En principio se espera que además de reforzar con más efectivos la zona se pueda reasignar los horarios de patrullaje, señalaron desde la Jefatura de Canelones.
Los vecinos de Toledo decidieron que volverán a realizar patrullas ciudadanas en la ciudad y en la zona de Camino del Andaluz, algo que habían suspendido en julio por recomendación del Ministerio del Interior. Con vehículos y gas pimienta los vecinos, liderados por el edil colorado Alfredo Silva, pretenden detener a quienes encuentren cometiendo delitos en la zona para luego llevarlos ante la policía.

Silva dijo que el patrullaje vecinal se retomó en la noche de este lunes y que en los próximos días empezarán a vigilar la zona también de día. Este martes se entregaron dos hombres presuntamente partícipes del crimen del comerciante de Camino del Andaluz, quienes declararon ante la fiscalía de Pando. El lunes fue imputado de un delito de homicidio muy especialmente agravado y enviado con prisión preventiva por 180 días, un tercer implicado en la rapiña con saldo fatal.  

En agosto –cuando las patrullas vecinales habían sido suspendidas- tres personas fueron llevadas ante la Justicia por participar de una golpiza contra un delincuente que había rapiñado una pollería en Casarino. A dos de ellos, acusados del delito de justicia por mano propia, se les suspendió el proceso a cambio de que se siguieran una serie de indicaciones, mientras que a un tercero se le imputó el delito de lesiones graves y fue condenado a cumplir arresto domiciliario los fines de semana durante 20 meses. 
 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...