Economía y Empresas > RETAIL

Portal buscará revolucionar con sus malls de barrio

Bajo la marca Portal, el Grupo Strip Center proyecta una inversión de US$ 14 millones en la construcción de cuatro plazas de comercios y servicios

Tiempo de lectura: -'

30 de septiembre de 2015 a las 05:00

Pequeños centros comerciales y de servicios que apuntan a satisfacer las necesidades diarias de los residentes de las zonas en que están ubicados y de aquellos que pasan por allí y buscan a la vez variedad, rapidez y conveniencia. Esa es la apuesta del Grupo Strip Center que con una inversión de U$S 14 millones construirá cuatro de estas plazas comerciales que se amparan en un modelo extendido en mercados como los de Estados Unidos y Chile, pero que es casi inexistente en Uruguay.

El grupo, que lideran el ex gerente general del Geant, Armando Torres y el experto en investigación de mercado, Esteban Cagnoli, construirá y administrará los strip centers que tendrán la marca Portal. Para Torres, este tipo de centros comerciales "evidencian una evolución del comercio donde en el uso de cercanía se generan estos malls de barrio, que incluyen pequeños supermercados –tiendas de conveniencia–, farmacias, lavanderías, bancos, redes de cobranza, cafeterías o restaurantes, e incluso consultorios de dentistas, oficinas o gimnasios".

Los primeros dos centros estarán ubicados en Giannastasio esquina Avenida de las Américas (Portal Américas), y en Camino Adolfo Brunel esquina Camino Carrasco (Portal Brunel). Las obras comenzarán entre octubre y noviembre de este año y finalizarán en el correr de 2016.
Torres dijo que el proyecto está en plena etapa comercial, y si bien ya hay comercios alquilados, todavía quedan locales disponibles.

Tanto Portal Brunel como Américas contarán con dos plantas: la primera será la de mayor movilidad e incluirá servicios de uso más frecuente, mientras que en la segunda planta es donde pueden ubicarse oficinas, consultorios o gimnasios.

Los dos primeros strip centers demandarán una inversión de U$S 8 millones. En tanto, el tercero y el cuarto, que comenzarán a construirse entre 2016 y 2017, respectivamente, todavía no tienen un lugar definido, aunque se buscará desarrollarlos en la zona del Prado.

Ubicación visible

La elección de la zona es "lo más importante" para Cagnoli.
Según explicó, estos centros comerciales están enfocados a dar servicios al barrio y, complementariamente, estar en buenas avenidas que generen visibilidad para los comercios, para así adquirir clientes que están de paso.

Torres agregó que los primeros dos centros estarán ubicados en una zona de "un poder adquisitivo muy bueno" y perspectivas de crecimiento, que en los últimos años estuvo marcado por la construcción de edificios sobre Avenida de las Américas y los barrios privados y jardín que se ubican en los alrededores.

Nuevo hábito de consumo

De la misma forma que las tiendas de conveniencia –como Kinko, o Frog, entre otros– ganaron terreno en Montevideo apostando a la cercanía y pasaron de nueve locales en 2014, a 22 en 2015 –según un estudio de Euromonitor–, los strip center van por los clientes del barrio.

"Este tipo de formato ha sido muy exitoso porque responde a una nuevo hábito del consumidor que está haciendo sus compras diarias en su entorno y al mismo tiempo utilizando el auto para ir cerca", razón por la que todas estas "plazas comerciales" cuentan con estacionamiento.

Mientras que los shoppings tienen una amplia oferta y se visitan más como un paseo, los strip centers permiten hacer un surtido básico, pagar facturas o comprar lo que se necesite para ese momento, con una variedad acorde y con alta frecuencia de visita, explicó Torres.

El ex gerente general de Geant agregó que este tipo de infraestructuras "son una necesidad para muchos comerciantes" que buscan "una sinergia con sus pares para poder dar un servicio acorde, donde hay un estándar de iluminación, arquitectura y comodidad que de manera aislada sería difícil de dar".

Los strip centers de la marca Portal también contarán con promociones que tengan en cuenta la estacionalidad, como el día de la madre, entre otros, hasta actividades más asociadas a los shoppings como los días de descuentos. "No queremos ser un actor estático y pasivo" resaltó Torres, y agregó que aspira a que los centros "identifiquen al barrio" y sean utilizados como una plaza.

A pesar de la economía

El proyecto es financiado en su totalidad por capitales uruguayos, créditos bancarios y llaves de locales. Para Cagnoli "en momentos como los de hoy hay una apuesta muy fuerte".

Para Torres, en tanto, más allá del enfriamiento que muestra la economía, el grupo inversor tiene "una visión de mediano y largo plazo". "Nos sentimos confiados con este concepto por lo que decidimos ir por cuatro", con el objetivo de "ganar posiciones", agregó. Torres, además de su experiencia al frente del Geant, es cofundador del restaurante Camelia –que tiene tres locales– y Llaollao, que cerrará 2015 con tres locales. Por su parte, Cagnoli estuvo a cargo del desembarco de la consultora Nielsen en Uruguay y trabajó en mercados de Chile y Perú.

También participan del emprendimiento Cagnoli Arquitectos e inversores de las tiendas de conveniencia Kinko, que ya tiene 13 locales en Montevideo.

Comentarios