15 de julio 2024
Dólar El Observador | Auspicio BROU Cotizaciones
Compra 39,00 Venta 41,20
1 de octubre 2022 - 5:02hs

Facundo Márquez asumió como presidente de la Unión de Exportadores (UEU) hace pocos días. Es director y fundador de Polanco Caviar, que se dedica a la cría de esturiones para la exportación de carne y huevas. Entiende que el ingreso de Uruguay al Acuerdo Transpacífico sería sumamente beneficioso. En diálogo con El Observador, sostuvo que más allá de prever un récord de exportaciones para este año, la gremial observa luces amarillas en el horizonte. Por eso, la necesidad de mejorar la competitividad. Está convencido que el país debe firmar todos los acuerdos comerciales que estén a su alcance. “El cliente de Uruguay tiene que ser el mundo; eso son todos los países”, afirma. A continuación, un resumen de la entrevista que Márquez realizó con El Observador.

¿Cuál es su opinión sobre la intención de Uruguay de avanzar en el ingreso al Acuerdo Transpacífico?
Sería un desafío enorme para Uruguay. Sería el acuerdo más importante del que se está hablando. Es diferente, porque no se negocia, es de adhesión, viene con cláusulas predefinidas y es bastante complejo ya que requiere la aprobación de todos los miembros. Para Uruguay sería espectacular. Y nosotros estamos firmemente apoyándolo para que Uruguay avance y pida la adhesión formal lo antes posible.

¿Está de acuerdo con la postura del gobierno de intentar cerrar la mayor cantidad de acuerdos comerciales individuales?
Estamos firmemente convencidos de que cuantos más acuerdos tenga Uruguay, mejor. Esa es nuestra visión y nuestro empuje. Tratados (comerciales) con todos los países que podamos. Siempre partiendo de la base de que son tratados bien negociados, no a cualquier costo. Uruguay necesita de la mayor cantidad de acuerdos y estar lo más abierto al mundo. Teniendo en cuenta que hay empresas más beneficiadas que otras y habrá que acercarse a las menos beneficiadas para ver cómo hacemos para acompañarlas. Como filosofía general: Uruguay abierto al mundo. El cliente de Uruguay tiene que ser el mundo y eso son todos los países. 

Más noticias

¿Cuáles son los ejes en los que quiere trabajar como presidente de la Unión de Exportadores?
Número uno es seguir con la competitividad del sector. Después, tenemos dos unidades muy fuertes. Una de exportación verde que tiene que ver con la sostenibilidad. Queremos desde la Unión de Exportadores liderar un proceso de articulación entre las empresas exportadoras y el gobierno. Va a ser un tema de supervivencia. Sostenibilidad hablando de lo ambiental, lo social y la gobernanza. Tenemos un grupo específico que empezó a trabajar en eso. De hecho, Uruguay está embarcado en ese proceso, con los bonos indexados a índices medioambientales. Uruguay tiene una cantidad de ventajas frente a otros países que tiene que empezar a explotar antes que el resto. Después, está el grupo de servicios. La exportación de servicios representa el 25% de las exportaciones y si bien siempre se trabajó con el tema, es uno de los focos que le vamos a poner. Eso son las cosas nuevas, independientemente de los temas que históricamente viene trabajando la Unión de Exportadores con todos los sectores de bienes. 

Foto: Camilo Dos Santos. Presidente de la Unión de Exportadores

Más allá de los commodities, que son los principales productos exportados, ¿qué tendrían que mejorar otros sectores para superar sus ventas al exterior?
Todas aquellas empresas que no tienen commodities y no dependen de un precio tienen que trabajar en diferenciación, calidad, en origen. La marca Uruguay es muy importante. Hay que salir a venderla. Las grandes empresas que tienen commodities, a su vez, son grandes abanderadas de la marca Uruguay. Cuando hablamos de exportaciones todos tenemos que ver con todos. Cuando una empresa vende un producto no tradicional a un país y antes en ese ya había otro sector que estaba vendiendo, facilita a todo el resto de los productos. Pero para eso es importante el acceso a los mercados. Cuanta más diversificación de mercados y de productos haya, se puede crecer más. Pero además, hoy con las incertidumbres que hay, se pueden reducir los riesgos. Trabajamos en tres grandes ejes. Por un lado, logística y conectividad. Eso es puerto, aéreo y terrestre. Por otro, los costos de producción, donde están todos los organismos del Estado y todas las burocracias y costos. Y después está el acceso a los mercados.

¿Cómo está el sector exportador con la transformación tecnológica dentro de las empresas?
Uruguay tiene un nivel de avance tecnológico muy bueno, porque además hay instituciones que acompañan mucho a los exportadores. El Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) ha ayudado a cantidad de sectores. El Laboratorio Tecnológico del Uruguay (LATU) otorga una cantidad de servicios de mejora tecnológica y apoyos en proyectos para los exportadores. La Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII) también. Es verdad que hay sectores, como los servicios, el software o la tecnología, que podrían exportar mucho más que ahora. Tenemos un tema de mano de obra que hay que atacar. En el corto plazo. Y en el mediano y largo plazo. Para el corto hay algunas estrategias que se están trabajando. Pero hay que empezar a hacerlo en el sistema educativo, para empezar a preparar a la gente. Es un sector que puede crecer más. Claramente el mercado lo está requiriendo y Uruguay tiene todas las condiciones para hacerlo. Pero precisamos capacitar a la gente. Hay empleo potencial de calidad, y hay que buscar todas las formas para llenar esos espacios.

Se refirió a lo bueno del relacionamiento que la gremial tiene con el Estado. ¿Cuáles  son las mayores trabas burocráticas que afronta el sector?
Tenemos excelente y constante diálogo con todos los organismos del Estado, claro que aparecen cuestiones puntuales. Obviamente, Uruguay tiene un tema de burocracia que hay que mejorar. Es un Estado burocrático. Esa es una de las principales complicaciones. Estamos  trabajando con el Comité de Facilitación de Comercio con varios ministerios. Allí está Economía, Industria, Relaciones Exteriores, Ganadería, Ambiente. Buscando específicamente cuáles son esos obstáculos que hay actualmente, para que nosotros alimentemos a ese comité con información y propuestas.

Foto: Camilo Dos Santos. Facundo Márquez
 
Habló sobre la logística. ¿Cómo observa el funcionamiento del puerto de Montevideo?
Ese tema está dentro de una agenda de mediano y largo plazo. Para nosotros, como exportadores, el puerto es un eje neurálgico. Como Unión de Exportadores no nos metemos en temas jurídicos y partidarios. Lo único que nos mueve es bajar las tarifas y mejorar el servicio. Hay un tema en el que estamos trabajando, es el proyecto de ley para la creación de la Unidad Reguladora de Servicios Portuarios (Ursep). Creemos que pueden hacerse mejoras. Estamos proponiendo algunas modificaciones al proyecto original. Un tema clave sería que haya una unidad que controle el tema de las tarifas y que tenga decisión para asesorar al Poder Ejecutivo. Entendemos que la Administración Nacional de Puertos (ANP) como parte de Terminal Cuenca del Plata (TCP) no puede ser juez y parte en algunos temas. Creemos que tiene que haber una unidad independiente. Lo único que nos interesa es tener un puerto competitivo. Hoy en día claramente no lo tenemos. Mover un contenedor, comparado con otros puertos de la región, es entre tres y cuatro veces más caro. Esas comparaciones se hicieron con el puerto de San Antonio en Chile y el de Río Grande en Brasil. Hay que bajar los costos. En la parte aérea, Uruguay tiene una muy mala conectividad y llegar a los países es caro. Hoy la conectividad no es solo importante para exportar productos; también para traer clientes. Y cuando querés traer clientes es como una odisea. Muchos directamente no vienen. Es muy difícil llegar a Uruguay.

¿La gremial ya tiene una previsión sobre cómo será el cierre de año de las exportaciones?
Es una estimación. Va a andar en el entorno de US$ 20.000 millones entre bienes y servicios. Va a ser récord. Se podrá decir: qué espectacular, seguimos volando. Desgraciadamente, el mundo que tenemos hoy no es el que teníamos a principios de año. Estados Unidos con una inflación altísima, tasa de interés subiendo, discusión sobre si entran o no en recesión. Europa con todos los problemas conocidos, de energía, de inflación. China todavía con dificultades atadas a la pandemia. Estamos en un mundo mucho más complicado y complejo. Además, todo el arrastre de aumento de costos. El precio de los commodities está bajando. Vemos luces amarillas en el futuro y eso es lo que nosotros siempre tratamos de transmitir al gobierno. Exportaciones récord, sí. Pero muchos sectores que no están asociados a precios de commodities la están peleando, con costos más altos de los que tenían antes. Por eso el tema de la competitividad. El gobierno se puso como meta reducir la inflación. Está bien, no estamos en contra para nada. Lo que siempre decimos es que no queremos que usen al tipo de cambio como herramienta para contener la inflación. Sabemos que es pan para hoy y hambre para mañana. Hoy Uruguay está caro. 
En el tipo de cambio relativo contra el mundo entero, está al final de la lista. Esa brecha, cuando vamos a competir como exportador, cada vez es más complicada. Pero estamos convencidos que la exportación es la forma más genuina de hacer crecer al país. Eso automáticamente se ve reflejado en el empleo y en el bienestar de la gente. 
Con más producción de productos, otros nuevos, más mercados, más diversificación de artículos y de mercados. Y con costos más competitivos.

Temas:

puerto de Montevideo Competitividad Costos exportaciones

Seguí leyendo

Te Puede Interesar

Más noticias de Argentina

Más noticias de España

Más noticias de Estados Unidos