Economía y Empresas > IMPUESTOS

Recaudación del IRPF aumentó 28% a US$ 1.881 millones

DGI elevó recaudación gracias al ajuste fiscal sobre salarios

Tiempo de lectura: -'

19 de enero de 2018 a las 05:00

La recaudación neta –descontada la devolución de tributos– de la DGI cerró el ejercicio 2017 con un crecimiento en términos reales – del 6,2% con $ 313.295 millones (unos US$ 10.963 millones), un guarismo que duplica el crecimiento del 3,1% que los analistas privados que contestaron la última Encuesta de Expectativas Económicas de El Observador esperan que haya tenido la economía uruguaya ese año.

Los mayores ingresos que tuvo la caja del Estado el año pasado no se dieron solo por el crecimiento del consumo, los salarios o la actividad en general. Desde 2017 rige el último gran ajuste fiscal que introdujo el gobierno para intentar corregir el desequilibrio de las cuentas públicas para intentar cumplir con la meta de un déficit de 2,5% del PIB para al final del período (hoy está en 3,3% del PIB en los 12 meses a noviembre).

En la ley de Rendición de Cuentas que aprobó sobre fines de 2016, se votaron cambios que elevaron la presión tributaria en unos US$ 335 millones, con énfasis sobre la renta. Ello implicó que se modificaran las franjas de IRPF e IASS, y se redujeran las deducciones impositivas en el primer caso.

Así,según se desprende de los datos de la DGI, los impuestos sobre la renta fueron los que más crecieron en términos reales en 2017 con un aumento del 15,6% sobre 2016. Los impuestos al consumo (IVA, Imesi) se expandieron 4,2%, mientras que los impuestos a la propiedad (patrimonio) cayeron 2,1% en términos reales. La recaudación del Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF) en 2017 totalizó $ 62.574 millones (unos US$ 2.176 millones) y creció 26,3% interanual.

La mayor parte de recaudación de ese tributo corresponde la categoría II proveniente de las rentas de trabajo. Allí los ingresos del organismo sumaron $ 54.088 (unos US$ 1.881 millones) con una expansión en términos reales del 27,7%. En el caso de la categoría I –rentas provenientes del factor capital, sea este mobiliario o inmobiliario, así como los incrementos patrimoniales– la recaudación totalizó $ 8.450 millones (unos US$ 294 millones), con un incremento interanual de 18% frente año anterior descontando la inflación.

Por otra parte, una expansión sensiblemente más moderada mostró la recaudación del Impuesto a las Rentas de las Actividades Económicas (IRAE). Según la DGI, por ese tributo se recaudaron $ 50.479 millones en todo el 2017 (unos US$ 1.755 millones), lo que pautó un aumento en términos reales de 5,6% sobre el ejercicio 2016. Finalmente, la recaudación del IASS –Impuesto a la Asistencia de la Seguridad Social– totalizó $ 8.450 millones en 2017 (unos US$ 294 millones), con un incremento en términos reales frente a 2016 de 21%.

Bruta y otros tributos

La recaudación bruta de la DGI cerró el año pasado con $ 350.938 millones (unos US$ 12.202 millones), lo que pautó una expansión 7,7%, descontando la evolución de la inflación, informó el organismo este jueves en su sitio web. La diferencia entre los ingresos brutos y netos corresponde a la devolución de impuestos, la que puede concretarse a través de pagos realizados con certificados de crédito emitidos por DGI o por devoluciones a contribuyentes de IRPF – IRNR - IASS.

Por su parte, en el caso del IVA –el tributo de mayor recaudación– los ingresos sumaron
$ 160.890 millones en 2017 (unos US$ 5.494 millones), con una expansión de 3% frente al año anterior. En tanto, el Imesi que pagan los combustibles –las naftas en su mayoría– los ingresos de la DGI sumaron $ 17.920 millones (unos US$ 623 millones) y crecieron 11,2% sobre 2016.

A su vez, el Imesi al tabaco y cigarrillos recaudó $ 6.993 millones (unos US$ 243 millones) y subió 7,1% sobre el año anterior. Finalmente, la devolución de impuestos de la DGI durante todo el año pasado sumó $ 35.643 millones (unos US$ 1.239 millones), con un salto del 23% en términos reales

Comentarios