Cargando...

Nacional > RECLAMO

Reestructura de la plaza Independencia cargada de protestas y polémica

La Facultad de Arquitectura se quejó porque el concurso al que llamó el MTOP quedó sin efecto

Tiempo de lectura: -'

10 de agosto de 2012 a las 21:57

El Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP), la Intendencia de Montevideo (IM) y la Facultad de Arquitectura están enfrentados por un concurso para remodelar la plaza Independencia que quedó sin efecto, y la existencia de un proceso licitatorio paralelo de la comuna para mejorar el mismo espacio público.

El Consejo de la Facultad de Arquitectura divulgó una resolución la semana pasada en la que expresó su disconformidad porque el proyecto ejecutivo ganador del concurso haya quedado inconcluso y “pone de manifiesto su expectativa de que puedan cumplirse las instancias que permitan la concreción de la propuesta seleccionada”.

La protesta de la facultad se hace eco de una carta que los arquitectos ganadores enviaron al decano Gustavo Scheps a principios de julio. Según afirman allí, se enteraron “con gran sorpresa e indignación”, a través de una nota de El Observador publicada en mayo, que la intendencia convocaría a un proceso licitatorio para remodelar la plaza Independencia.

“El gobierno nacional (a través del MTOP) y el gobierno departamental (IMM), al impulsar dos proyectos cuyo objeto de diseño está en clara superposición (uno a través de un concurso público y otro desarrollado en sus propias dependencias), incurren en un claro uso irresponsable de los dineros públicos. Aquí, la preocupación excede la dimensión profesional y deviene en preocupación ciudadana: no debe permitirse el uso irresponsable y abusivo de los dineros públicos”, alegan los profesionales.

El jurado del concurso del MTOP estuvo integrado por un representante de la facultad y uno de la intendencia, entre otros. Falló en octubre de 2010. El grupo ganador recibió un premio de US$ 12 mil, pero luego no fue convocado para llevar adelante el proyecto ejecutivo. Eso determinó la presentación de una petición calificada y posteriormente un recurso administrativo frente al MTOP, ambos desestimados.

Fabio Ayerra, uno de los arquitectos ganadores, dijo a El Observador que las explicaciones del ministerio “no fueron claras” y que “hay un montón de cosas extrañas” en el asunto. “Dicen que en las bases no hay una fecha estipulada para hacer el proyecto, y que por eso pueden dejarlo para adelante. No es muy creíble. Es una tomadura de pelo”, consideró Ayerra.

Según el profesional, al concurso se presentaron unas 40 propuestas, con equipos de 10 personas en los que se debía incluir a un arqueólogo. “Hubo mucho trabajo de por medio”, aseguró, e insistió en que el suyo “es el sentimiento generalizado del colectivo que integro” (los arquitectos).

La carta advierte que “muchos de los proyectos que han nacido en el espíritu del concurso público han quedado en el olvido o, peor aun, han sido ejecutados (muchas veces de forma parcial e inconsistente) con ideas y proyectos ajenos a la instancia del mismo”, lo cual se percibe como una “profunda desvalorización del mecanismo del concurso”.

En ese sentido, el decano Scheps expresó a El Observador que “la facultad se siente tocada” porque el concurso de la plaza Independencia haya quedado sin efecto, pero se enfocó en los concursos en general, reivindicando “la importancia que tienen y el esfuerzo que implica para los que participan”.

“Hay un compromiso implícito de quienes disponen el mecanismo”, planteó. Scheps lamentó que los concursos quedan inconclusos “más frecuentemente de lo que deberían”.

En la división Arquitectura del MTOP se excusaron de hacer declaraciones porque el director está de licencia. De todas formas, funcionarios de esa dependencia reconocieron que el llamado a concurso se realizó durante el gobierno anterior, y que la nueva administración determinó que no había financiación disponible para ejecutarlo.

“Intereses corporativos”

Consultado por El Observador, el director de Espacios Públicos de la IMM, Daniel Espósito, se mostró molesto por el reclamo de los arquitectos. “Lo que va a hacer la intendencia no tiene nada que ver con el proyecto que planteó el ministerio. Vamos a hacer solo el arreglo de la plaza. No vamos a hacer modificaciones estructurales”, afirmó.

El jerarca sostuvo que el enfrentamiento se debe a “intereses corporativos” de los arquitectos, ya que “en el pliego no dice” que la obra deba llevarse a cabo.

Y fue más duro aun: “Si alguien tiene interés en entreverar es porque tiene interés en cobrar el proyecto ejecutivo. Si hay algún reclamo, se dirimirá en la Justicia”.

También fue crítico con el MTOP por hacer un llamado por US$ 30 millones “que no tiene”. Aclaró que la delegada por la intendencia en el jurado del concurso “no era funcionaria”, con lo cual relativizó la responsabilidad del gobierno departamental.

Si bien destacó que la intendencia “usa la herramienta del concurso público” y que “es cosa buena”, alegó que en ciertos proyectos “es mejor” apelar a un diseño interdisciplinario, como el que se realizó en la plaza Líber Seregni.

    Comentarios

    Registrate gratis y seguí navegando.

    ¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

    Pasá de informarte a formar tu opinión.

    Suscribite desde US$ 345 / mes

    Elegí tu plan

    Estás por alcanzar el límite de notas.

    Suscribite ahora a

    Te quedan 3 notas gratuitas.

    Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

    Esta es tu última nota gratuita.

    Se parte de desde US$ 345 / mes

    Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

    Elegí tu plan y accedé sin límites.

    Ver planes

    Contenido exclusivo de

    Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

    Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

    Cargando...