Economía y Empresas > PROFESIONALES

Régimen fiscal para Centros de Servicios Compartidos

El régimen promocional para CSC ha sido ajustado para adecuarlo a los estándares fiscales internacionales

Tiempo de lectura: -'

28 de marzo de 2018 a las 05:00

Por Cra. Marivani Geymonat Rochon
mgeymonat@kpmg.com
 
Los CSC son entidades pertenecientes a un grupo multinacional cuya actividad exclusiva es la efectiva prestación a otros integrantes del grupo, residentes o radicados en al menos otros 12 países, de alguno de los siguientes servicios: a) Asesoramiento (incluyendo los de carácter técnico, de consultoría, traducción, proyectos de ingeniería, diseño, arquitectura, asistencia técnica, capacitación y auditoría); b) Procesamiento de datos; c) Dirección o administración (incluyendo las actividades de planificación estratégica, desarrollo de negocios, publicidad, administración y entrenamiento de personal); d) Logística y almacenamiento; e) Administración financiera y f) Soporte de operaciones de investigación y desarrollo.
Una de los principales cambios introducidos es la condición de un número mínimo de países donde residen o radican las partes que reciben los servicios.
 
También se incorporan los servicios prestados a entidades locales eliminando la restricción de que solo podían ser beneficiarios del exterior.
 
Asimismo se excluye expresamente de la definición los ingresos provenientes de la explotación de derechos de propiedad intelectual, en línea con las recomendaciones de OCDE respecto de restringir esas actividades a las sedes en que han sido desarrollados esos intangibles.
 
¿Qué se requiere para acceder al régimen?
 
Para acceder al régimen los CSC deberán cumplir simultáneamente con los siguientes requisitos: A) Generar como mínimo 150 nuevos puestos de trabajo calificado directo al término de los primeros 3 ejercicios, constituidos por al menos un 75% de ciudadanos uruguayos naturales o legales.
 
Para el cómputo de los referidos puestos, bajo la nueva redacción, no se permite considerar los vinculados con una disminución de puestos de trabajo en entidades vinculadas locales; B) Implementar un plan de capacitación del personal por un monto mínimo de UI 10.000.000 durante los 3 primeros ejercicios; C) Tratarse de nuevos emprendimientos.
 
Asimismo quedarán comprendidos con menores beneficios los CSC que cumpliendo las condiciones mencionadas, generen como mínimo 100 nuevos puestos de trabajo y el gasto en capacitación supere UI 5.000.000.
 
Finalmente para acceder al régimen promocional se deberán contar con la correspondiente resolución emitida por el Poder Ejecutivo.
 
¿Cuáles son los beneficios fiscales?
 
Los CSC cuyos proyectos hayan sido aprobados gozarán de exoneración de IRAE sobre el 90% de las rentas originadas en las actividades promovidas por un plazo de 5 ejercicios, que podría extenderse a 10 ejercicios cuando se verifique simultáneamente que: se superan los 300 nuevos puestos de trabajo calificado directo al término de los primeros 5 ejercicios y el gasto en capacitación supera U.I. 20.000.000 durante el transcurso de los 6 primeros ejercicios.
 
Para aquellos CSC que generen 100 nuevos puestos de trabajo y el gasto en capacitación supere UI 5.000.000, se establece una exoneración de IRAE sobre el 70% de las rentas por el plazo de 5 ejercicios.
 
En las últimas modificaciones realizadas al régimen se establece que los precios y condiciones pactadas en los servicios prestados a entidades residentes deberán estar ajustados a las prácticas normales de mercado entre empresas independientes y guardar una razonable equivalencia con los precios pactados con entidades vinculadas del exterior.
 
Los activos afectados a la actividad promovida estarán exonerados de lmpuesto al Patrimonio hasta la finalización del período en que gocen de la exoneración de IRAE y se considerarán gravados a efectos del cómputo de pasivos.

Comentarios