Latinoamérica 21 > LATINOAMÉRICA 21

Repunte de las exportaciones latinoamericanas

Se expandieron en 2017 un 12,8%, superando el crecimiento promedio mundial

Tiempo de lectura: -'

26 de julio de 2018 a las 05:00

Por Jeronimo Giorgi *

Luego de cuatro años de contracción, el año pasado el comercio de bienes en América Latina y el Caribe volvió a crecer. Las exportaciones de la región se expandieron en 2017 un 12,8%, superando el crecimiento promedio mundial, y en el primer trimestre de este año han seguido la tendencia con un aumento del 10,9% frente al mismo período del año anterior. Las importaciones por otra parte se expandieron un 8,7%, a un menor ritmo que la tendencia mundial, según los datos publicados en el "Boletín estadístico de comercio exterior de bienes en América Latina y el Caribe" de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

El crecimiento del valor de las exportaciones se debió en gran medida al aumento de los precios de los commodities producidos en la región, particularmente el petróleo y los minerales. Como ejemplo, los precios del aluminio, del cobre, el plomo, el mineral de hierro o el zinc crecieron más de un 25%, mientras que el oro y plata se mantuvieron estables. En cuanto a los productos agrícolas, la tendencia en los precios fue irregular con un gran aumento de las semillas oleaginosas y los aceites alimenticios, y una disminución del café, el azúcar, el trigo y el cacao.

A pesar del gran superávit de Brasil y Venezuela, y en menor medida de Chile y Perú, al finalizar el año el superávit regional fue apenas superior al 0,2%. Hacia la segunda mitad del año la balanza comercial regional fue negativa, debido a un fuerte aumento de las importaciones en México, Argentina y Colombia. Uno de los aspectos a destacar es la tendencia opuesta de los flujos comerciales de la región con EE.UU. y China. La relación comercial con China, quien se lleva la décima parte de los productos latinoamericanos, presenta un enorme déficit de 107.000 millones de dólares. Mientras que el comercio con el vecino del norte, quien se lleva cerca del 45% de las exportaciones regionales, presenta un abultado superávit de 116.000 millones de dólares. La mitad de este superávit se debe al comercial con México, en el marco del TLCAN.

La gran influencia de México en el superávit regional con EE.UU. se debe a que el país norteño es con diferencia la gran potencia comercial de la región, ya que representa más del 40%, tanto de las exportaciones como las importaciones latinoamericanas. De lejos le sigue Brasil quien representa poco más de un quinto de las exportaciones y solamente el 15% de las importaciones regionales. En esta comparativa, las regiones que salen peor paradas son Centroamérica y El Cribe, debido a que en conjuto, ambas importan el doble de lo que exportan.

En cuanto al comercio intrarregional, según el informe de la CEPAL el crecimiento en el 2017 fue del 10,4%. Pero aunque en términos absolutos el intercambio creció en comparación al año anterior, la participación de la región en el comercio total sigue disminuyendo, ubicándose en a penas el 16%, o 21,7% si se excluye a México. Este es probablemente el aspecto negativo más relevante, debido al papel fundamental del comercio intrarregional en el desarrollo de las cadenas de valor de los países latinoamericanos.

* Jeronimo Giorgi, es un periodista uruguayo dedicado a temas internacionales que ha colaborado con varios medios de América Latina y Europa.
www.facebook.com/Latinoamerica21

@Latinoamerica21

Comentarios