The Sótano > OPINIÓN

Se acabó. Y ahora, ¿qué hacemos?

La vida contemporánea se ha hecho dependiente de realidades antes consideradas solo deportes

Tiempo de lectura: -'

20 de mayo de 2019 a las 05:01

En mi infancia oí a uno de mis vecinos decir con cierta alarma que uno de los habitantes del barrio era un tipo raro. Pensé que tendría una doble vida. Que de día era tornero y de noche proxeneta, asesino en serie, o sicario, aunque en ese entonces, mucho tiempo atrás, en nuestro país eran casi inexistentes los asesinatos por contrato, de ahí que a la palabra ‘sicario’ nadie la usaba. Tiempo después pude enterarme por qué de que el mote de 'raro' se lo habían dado porque al susodicho sujeto no le gustaba el fútbol. Cuando me enteré, me di cuenta que en verdad, más que raro, era rarísimo. Me hubiera parecido normal que fuera un criminal de lo peor, pues en cine y televisión había visto películas y series en las cuales este tipo de gente es común.

¿Cómo puede ser posible que a un ser humano que habla, ama, sueña, tiene ideas y ganas de seguir vivo, no le puede gustar el fútbol? Carezco de respuestas lógicas para esta palpitante interrogante, pero sé, me consta, que hay individuos así, y están en todo su derecho. Todavía más, los envidio, pues ahorran en su vida una cantidad de tiempo valioso. Hago números, y me doy cuenta que cada año pierdo cientos de horas en el fútbol, horas valiosísimas que podría dedicar a pensar, leer o dormir más y mejor. He intentado hacer lo imposible para dejar de ver partidos de fútbol en exceso, pero he fracasado. Mi compulsión fue incluso motivo de una entrevista publicada en la revista española Panenka y realizada por el cada vez más prestigioso narrador chileno Esteban Catalán. He podido vencer las adicciones al chocolate, a las bebidas refrescantes con cafeína y a las películas de terror, pero el fútbol sigue siendo una asignatura pendiente imposible. Sin el fútbol, al día le sobran horas. Algo muy importante falta. Esta semana, tengo inflación de ansiedad.

Mi ansiedad hoy, y por varios semanas, estará en un punto crítico, pues el próximo domingo terminan las principales ligas de fútbol europeas y, como si eso fuera poco, el Torneo Apertura uruguayo perdió emoción. Lo primero que hago cada sábado y domingo apenas me despierto, es ver en soccerway.com los resultados de fútbol de las ligas europeas, aunque en verdad no son las únicas que sigo. En un momento llegué a contar 35 ligas, aunque usted no lo crea, 35, a las que seguía casi con regularidad. Hasta las de la Tailandia, India y Camerún. Me hice hincha de casi 20 clubes en el mundo, de primera, segunda y tercera división, aunque ahora la cifra se ha reducido dramáticamente a 18.

Hasta agosto próximo, cuando se reanude la actividad de las ligas principales, deberé adaptarme a las circunstancias, obligando a la costumbre de vivir de resultados a entrar en un impasse de tres meses y pico de duración. La casi finiquitada temporada dejó como corolario un nuevo récord para los libros de historia del deporte: por primera vez, los cuatros campeones del año pasado en las cuatro principales ligas repitieron este año: Barcelona, Juventus, Manchester City y Bayern Munich. Cabe esperar que la próxima temporada venga con alguna sorpresa, como la temporada 2015-16 cuando Leicester City salió campeón de la Premier.

En la temporada 2019-20, la gran sorpresa futbolística vino de la League One de Inglaterra, en la cual se consagró campeón el Luton Town, legendario club fundado en 1885 que logró la hazaña dejando por el camino a varios clubes económicamente poderosos que no hace mucho estuvieron en la Premier, como Sunderland, Barnley, Portsmouth y Charlton Athletic, los cuales tienen un presupuesto para gastar en contrataciones diez veces mayor que el del humilde club de la ciudad de los sombreros. Tras 11 años de penurias por haber sido condenado a varios descensos seguidos por la dirigencia de la FA (Football Association), que lo encontró culpable de “irregularidades financieras”, el Luton Town vuelve a codearse con la esperanza de llegar pronto y por primera vez a la Premier League. El ascenso de Luton Town a la Championship fue la gran alegría que me trajo el fútbol europeo en una temporada de récords, pues el fútbol es un espacio de realidades milagrosas en el cual todo y casi todo puede ser posible, incluso que los clubes pobres se sientan reyes por varios meses seguidos.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...