Agro > LECHERÍA

Tamberos expectantes por mejores valores

Señales en los mercados generan esperanzas de mejor precio por la leche que remiten a la industria  

Tiempo de lectura: -'

21 de noviembre de 2019 a las 21:24

Los productores de leche, en un escenario en el que persiste la dificultad para alcanzar un margen de rentabilidad al menos mínimo, tienen la esperanza de recibir una nueva mejora en el precio para la producción que remiten a la industria, considerando que los valores internacionales han ascendido.

En la licitación que hubo esta semana en la plataforma Global Dairy Trade (Fonterra), referencia clave en el mercado internacional, se concretó una quinta suba consecutiva en el precio promedio para el conjunto de los productos, de 1,7% y que significó una suba acumulada de 8,1% en dos meses y medio.

 

 

Walter Frisch, presidente de la Asociación Nacional de Productores de Leche (ANPL), comentó a El Observador que “estas cinco subas las leemos como una situación de precios equilibrados y sostenidos, da la sensación que los mercados están estables y es una buena noticia”.

Si bien no se trata de precios altos, son “equilibrados” y “buenos”, porque “es difícil sacar leche a US$ 3.000 o US$ 3.200 por tonelada para la leche en polvo entera (principal rubro de exportación para Uruguay), eso no cualquier país lo puede lograr”.

Esa realidad de precios ahora sostenidos en su firmeza indica que “somos competitivos y es algo que lo vemos en buena forma”.

Lo que se espera ahora es que de mantenerse esa realidad ese beneficio de buenos precios que obtiene la industria exportadora pueda trasaladarse al productor.

De momento, puntualizó, las mejoras –aludiendo a esos precios mejores y a al tipo de cambio actual (con el dólar algo recuperado)– “no hemos logrado que se reflejen en el precio al productor por la leche”, que sigue entorno a $ 11 por litro, lo cual no es suficiente, dado que “los costos están también por ahí”.

Frisch señaló que “el negocio sigue con poco margen” y que “vemos que a futuro tal vez se consoliden estas subas y podamos tener mejores cifras para la leche al productor en los meses próximos”.

Resaltó como valioso que “la industria está vendiendo, no está manejando stock, eso habla muy bien del mercado internacional”.

Otro aspecto que el directivo gremial identificó como una buena señal refiere a las recientes gestiones oficiales y privadas en mercados asiáticos, aludiendo a la misión realizada en el mercado chino y en el filipino.

Son mercados a los que Uruguay ha vendido, pero admitió que “lo podemos ver con mejores ojos si se puede ir  adecuando aranceles, ya que entramos con un 10% a 12% para leche en polvo y para la leche bebible, pasteurizada en caja”.

Indicó que en el caso de Filipinas ya se le vende a una empresa, “pero hay cinco más preguntando por productos de Conaprole”, a la vez que China sigue acaparando un porcentaje creciendo para las colocaciones nacionales de productos agropecuarios, en carnes, en soja y también en lácteos.

Finalmente, Frisch elogió una decisión adoptada este martes por jerarcas del Ministerio de Industria, Energía y Minería, extendiendo la rebaja del 15% en la tarifa de la energía eléctrica para los tambos y las industrias lácteas, algo que “hace dos años que lo venimos teniendo como beneficio y que tras un pedido que se hizo hace más de un mes se extendió ahora hasta marzo de 2020”.

 

 

Walter Frisch, presidente de la ANPL.

 

Malestar con el sindicato

Tras otro paro –la semana pasada– decidido por la Federación de Trabajadores de la Industria Láctea (FTIL), Walter Frisch denunció el malestar que persiste por actitudes del gremio y denunció que sus reivindicaciones y posturas “son totalmente contradictorias”.

Explicó que se exige que los temas del sector sean abordados como “de Estado”, cuando –dijo– “sabemos que la intervención del Estado en cuestiones privadas no siempre son apropiadas y a la prueba está, el negocio con Venezuela en el que el Estado participó fue el peor, no nos han pagado”.

Por otro lado, comentó, “es contradictorio que digan que quieren defender la producción familiar cuando con paralizaciones defendiendo a quienes roban sin dejar trabajar a las guardias le pegan al precio de la leche”, porque “la industria nos fija el precio luego de analizar la incidencia de los costos y obviamente los paros generan pérdidas, agravan los costos y hacen que el precio que nos llega sea más chico”. 

Frisch expresó que otra actitud equivocada del sindicato es su postura contraria a la tecnificación, “cuando procesos más depurados y automatizados, la convertibilidad en el trabajo, son lo adecuado en un mundo globalizado y competitivo, no es buena esa postura de fijación de puestos, es un retroceso, el mundo cambia y el camino a recorrer es el de la modernización”.

Señaló que “la rigurización en el trato de los sindicatos con  las industrias ha hecho que las extranjeras cierren y se vayan y muchas nacionales hayan desaparecido y el de Pili es un ejemplo”.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...