Fútbol > ENTREVISTA

Thiago Cardozo: "Peñarol fue el que quiso ganar el último clásico"

El arquero tendrá su debut en esta clase de encuentros y justo en una final; entiende que no se jugó bien en el segundo tiempo ante Cerro Largo, ni contra Nacional, pero que allí las chances fueron todas aurinegras

Tiempo de lectura: -'

09 de diciembre de 2019 a las 05:01

Qué victoria la del otro día ante Cerro Largo.

Con 23 años a cuestas, Thiago Cardozo jugará su primer clásico el miércoles que además no será uno cualquiera, sino que se trata de la final del Clausura. En esta entrevista con Referí, habló de estos últimos partidos y de lo que puede venir.

¡Pah! La verdad que sí. Fue un tremendo triunfo. Hacer ese gol en el último minuto fue notable. Fue un triunfazo. Lo necesitábamos y nos viene bárbaro para definir. Fue un partido dificilísimo. Sabíamos que Cerro Largo es muy buen equipo. Hicimos un muy buen primer tiempo, aunque en el segundo tiempo nos faltó mucho. Pero quedamos muy felices.

¿Fue el triunfo más importante para usted desde su debut?

Sí, por cómo se dio y por lo que nos estábamos jugando. Aparte, por lo que se estaba dando en el segundo tiempo, que estábamos jugando mal, no se veía el gol por ningún lado. Pero se dio así. Siempre es bueno corregir habiendo ganado. Hay que mejorar detalles para no repetirlos el miércoles.

Gabriel Rojas decía que no pudo dormir bien luego del encuentro. ¿Le pasó algo similar?

Fue el partido que más me costó dormir por la adrenalina, por todo el nerviosismo de la importancia de lo que nos estábamos jugando. Dentro de la cancha sabemos lo que representamos para mucha gente y entonces fue difícil dormir.

¿Cómo se viven estos primeros partidos en Primera?

A medida que pasan los partidos me siento mejor. No se dio de la manera que quiero porque llegué por la lesión de Kevin y nadie le desea el mal a un compañero. Me voy sintiendo bien y para un golero es dificilísimo estar sin jugar y me siento bien.

El puesto del arquero siempre da que hablar. Contra Progreso fue la figura, ante Cerro Largo anduvo bien, pero recibió un tremendo gol de Hugo Dorrego que era inatajable.

Después del partido contra Progreso quedé muy contento y eso me llenó de confianza para encarar este ante Cerro Largo. En el gol de Dorrego, sabíamos que le pegaba bien, pero estaba muy libre para patear y fue un golazo. Se movió muchísimo la pelota. Había quedado con la duda, pero miré el video y la pelota hizo un efecto muy extraño, no fue normal. Lo importante fue que ganamos.

Parecía la Jabulani en el Mundial de 2010.

(Se ríe). Un amigo me decía hoy, era como Forlán en el Mundial de Sudáfrica. La verdad que fue impresionante lo que se movió esa pelota. Muchos jugadores tienen esos tiros que para nosotros se complican muchísimo. Hay veces que por la tele, quien lo está mirando, no se da cuenta, pero para nosotros los arqueros es difícil.

¿La familia los vive de forma especial?

Se ponen hasta más contentos que yo porque saben lo que me ha costado llegar. Nadie me ha regalado nada desde que estoy en Peñarol.  Lo disfrutan al máximo.  Me fueron a ver mi madre, mi hermana y mi tía y me esperaron para saludarme. Me puso muy contento y muy feliz porque es lo que quiere uno.

¿Qué le comenta Diego López?

Con el Memo no he hablado. Sí antes del partido con Fénix que fue el primero que jugué y me agarró y me dijo que encerró en su cuarto y me dijo que tenía plena confianza en mí, que iba a dormirse tranquilo porque sabía lo que le podía rendir. Que un entrenador te diga eso, te llena de confianza.

¿Y Óscar Ferro?

Lo conozco desde hace muchísimos años y tanto a mí o a Kevin y a los demás, nos ha hecho mejorar mucho en todos los aspectos.

¿Kevin (Dawson) le dice algo o no se mete?

Tenemos una relación espectacular tanto dentro como fuera de la cancha, tenemos mucha confianza y estoy seguro que me desea lo mejor. Tenemos una competición muy sana. Pero no me dice nada, salvo algún error en el entretiempo yo le pregunto y él me comenta. El Gallego (Ferro) me pasa las pelotas quietas o cómo juegan ellos, eso sí.

El Cebolla, igual que usted, es de Juan Lacaze. ¿Es cómo un hermano?

Es un hermano para mí. Cuando vino a Peñarol, al entrenador Leo (Leonardo Ramos) “mirá que este es muy bueno” y me festejaba las pelotas en el entrenamiento como si fueran de él. “¡Bien, Thiago!”, decía. Y venía Leo y me decía : “Mirá cómo te da para adelante el Cebolla”. Y estoy seguro que debe estar muy feliz por mí y me lo hace saber por mí. Le tengo mucha admiración porque lo conozco desde hace muchos años.  Cuando estaba en Porto llegaba a Uruguay y yo lo jodía que cuando él volviera a Peñarol yo iba a debutar, y así se dio. Se lo decía en tono de broma. Apare él pensaba que iba a volver después, y no hace un par de años. En el pueblo cuando yo era chico, era impresionante lo que lo querían todos. Es un icono.

Estos partidos con tantas bajas, ¿se sienten mucho?

Sí, son jugadores que se sienten por la experiencia que tienen. Pero bueno, confiamos en el plantel que tenemos. El recambio que ha hecho el Memo ha funcionado muchas veces. Teníamos mucha confianza porque sabíamos que tarde o temprano, esto iba a faltar.

El tema es que faltan muchos referentes.

Se sienten bajones en los partidos. Contra Progreso se sintió muchísimo, el segundo tiempo contra Cerro Largo también, pero es algo que tenemos que mejorar. Son jugaores muy importantes que son difíciles de reemplazar.

¿Cómo se imagina su primer clásico?

Espero poder disfrutarlo. No me he puesto ni a pensar. Sí va a ser algo muy lindo para mí que lo vengo esperando y ojalá sea con una victoria.

¿Mucha ansiedad y nerviosismo en las horas previas?

No, pienso que lo tomaré como un partido normal.  Voy a tratar de encararlo así, nada diferente a lo que hice en los otros partidos.

Pero de alguna manera son partidos diferentes.

Sí, obvio. Pero eso lo vive cada uno de una forma distinta. Trataré de disfrutarlo.

Y debuta en una final…

Es una oportunidad que vengo esperando hace mucho tiempo y ojalá que la pueda aprovechar y que el grupo esté a la altura.

De repente hay que mejorar lo hecho en los últimos clásicos.

Ninguno de los dos últimos jugamos bien, pero en el pasado, Peñarol fue el que quiso ganar el clásico. Hubo pocas chances de gol, pero esas pocas que hubo, fueron todas de Peñarol. Pero sí, hay que mejorar. Los clásicos son bastante trabados, se juega poco.

Como decía Diego López, hay que ir paso a paso.

Sabemos que es importantísimo y también lo que ganamos el jueves. No fue un partido más porque fue como ganar una final más, en caso de que no nos vaya bien el miércoles.

Ese triunfo los dejó con el ánimo bien arriba, mientras que el rival, estaba a punto de celebrar el título y no pudo.

Fue muy bueno en lo anímico y trataremos de trasladarlo a la cancha. Sí, me llegó la versión que Nacional esperaba en la cancha para celebrar el título del Clausura.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...