Nacional > Galería de imágenes

Un grito de "iujuuu" y la vuelta de las lanchitas al Parque Rodó

Los primeros días de funcionamiento provocaron colas de espera para estrenar los botes

Tiempo de lectura: -'

14 de febrero de 2018 a las 05:00

"Esta é uma delícia, que delícia", repetía la brasileña, mientras se acomodaba en el asiento y una brisa le calmaba el calor. "Iuuujuuuuuu", gritaba, y pedaleaba, primero para adelante, y después marcha atrás. Y volvía a gritar: "Iuuujuuuuuu". Desde otra lanchita, un hombre le sacaba fotos y la sonrisa dibujada en ambos quedaba petrificada.

La reacción de la turista fue como un espejo de lo que decenas de personas mostraron el fin de semana al ver que las tradicionales lanchas del lago del Parque Rodó volvían sobre el agua.

El lago y los botes estuvieron asociados durante tanto tiempo que la vuelta fue recibida con entusiasmo por los vecinos de la zona y los habitués del parque.

El sábado, cada tanto se armaba una fila de al menos 10 personas que, bajo los rayos del sol, esperaba su turno para subir. Niños, sí. Pero a la par de adultos que, en algunos casos nostálgicos, querían su vuelta por las islas del parque.

"Entre semana la gente venía a pedir botes. Me están atomizando todos los días. La gente quiere botes. Estamos a tope", repitió a El Observador Gustavo Izus, a cargo del parador Mundo Pedal, que agregó el nuevo servicio acuático.

Empezaron a funcionar el sábado 3 de febrero, pero solo durante el fin de semana. En los próximos días empezarán a estar disponibles también entre semana y el horario será de martes a viernes de ocho de la mañana 20 horas. Los fines de semana, a partir de las 10.

El primer fin de semana se hizo la noche y se tuvo que cortar la venta de boletos, por lo que una larga cola de visitantes se quedaron sin poder estrenarlas.

Nuevas lanchitas del Parque Rodó

Estas lanchas son más livianas que las anteriores -son de plástico- y tienen un toldo que protege a los ocupantes del sol. Recorrer el lago completo lleva unos 15 minutos, pero el alquiler de los botes es por media hora, así que el visitante puede tomarse su tiempo para pasear, descansar en medio del agua, y hasta dar una segunda vuelta completa.

El horario será de martes a viernes de ocho de la mañana 20 horas. Los fines de semana, a partir de las 10.

Cada una de las nueve lanchas que están disponibles llegaron de Estados Unidos y costaron aproximadamente US$ 1.500. El objetivo de Izus es ir agregando más unidades. En principio estarán disponibles durante 18 meses, que es el tiempo pactado con la intendencia para que se mantenga el parador. Después, existe la posibilidad de que ambos servicios se extiendan.

Datos útiles

  • El servicio cuesta $ 100 por persona y es por 30 minutos de recorrida.
  • La capacidad máxima de cada bote es de cuatro personas.
  • Los menores de siete años deben usar chaleco salvavidas y deben ir acompañados por dos adultos.
  • Una vez en el agua los usuarios no pueden cambiar de puesto, ni hacer transbordo entre botes.

Talleres y café de especialidad

El parador Mundo Pedal, que ofrece el servicio de lanchitas, tiene como punto fuerte el café de especialidad, a cargo de un barista colombiano, que cada tanto dedica un tiempo a los clientes a explicar qué es lo que van a consumir y cuál es su proceso.

El resto del menú se conforma por licuados, jugos, dulces, muffins, galletitas de chocolate, ensaladas, panes de pita rellenos, y habrá helados de palito con sabores especiales (limón con albahaca, por ejemplo).

Además, se dictan talleres gratuitos de yoga, tai chi y danza bhangra (de origen indio). En marzo empezará un ciclo de cine sueco, también habrá actividades de reconocimiento de flora y aves, y se está coordinando la realización de encuentros de veleros a radiocontrol para jugar en el agua.

Comentarios