Cargando...
Hubo aumento de suicidios entre la población de 25 a 29 años.

Nacional > Supera a crisis de 2002

Uruguay alcanza récord de suicidios desde que hay registro y supera a la crisis económica de 2002

El aumento del suicidio entre varones, el incremento de quienes se quitaron la vida en Treinta y Tres, la crecida de la autoeliminación entre los adultos mayores y la alta tasa histórica de Uruguay explican el nuevo récord

Tiempo de lectura: -'

29 de junio de 2022 a las 20:25

El año pasado, el segundo de la emergencia sanitaria a causa del coronavirus, trajo un aumento de los suicidios. Pasó en el mundo, donde el confinamiento, el cierre de los centros educativos, el proceso de duelo por los muertos con covid-19 y la caída del empleo decantó en una suba de quienes decidieron quitarse la vida. Y en Uruguay, donde la tasa de autoeliminación ya era alta, el incremento de 2021 se tradujo en un nuevo récord: 758 suicidios o —lo que es lo mismo— 21,39 suicidios cada 100.000 habitantes.

Ni siquiera en la crisis financiera de 2002 se había alcanzado tal guarismo (se habían suicidado 20,62 personas cada 100.000 pobladores). La diferencia es que en aquel entonces, previo a la corrida bancaria, la tasa de autoeliminación era una cuarta parte más baja que en los años inmediatamente previos a covid-19. Es decir: si se deja de lado los vaivenes anuales, el suicidio viene al alza desde hace más de dos décadas. 

Según las cifra oficiales del Ministerio de Salud Pública, la suba de los suicidios en hombres explica en buena medida el incremento global. Ya era sabido que las mujeres piden más ayuda que los varones, que ocho de cada diez suicidios eran de varones, y que el machismo pesa hasta en la manera de morirse. En números se ve así: cada 100.000 hombres, en el año se suicidaron 36,38. Pero de cada 100.000 mujeres, se quitaron la vida la quinta parte.

“Por como soy, no voy a poder verte jamás con otro hombre, sabés que siempre me dolió saber de tu relaciones con otras personas aunque las escuchara sin problemas y de verdad no quiero algún día cruzarte en la calle y que estés tomada de la mano con alguien más que no soy yo”, rezaba una carta que dejó un joven de 22 años y cuyo contenido fue analizada por el equipo de Comprensión y Prevención de la Conducta Suicida de la Universidad de la República.

El sociólogo Pablo Hein, uno de los integrantes del grupo de investigación, había explicado que “es peor perder una novia que un novio, porque se pone en juego el ideal de macho”.

La otra “novedad” de las cifras oficiales de 2021, esas que procesa el equipo de Estadísticas Vitales del MSP, es la suba del suicidio entre los veinteañeros y los adultos mayores. La tasa de suicidios de la población entre 25 y 29 años pasó 29 cada 100.000 a más de 36. También aumentó entre todas las edades mayores de 50 años, pero con énfasis en los mayores de 80 (franja etaria en la que se acercó a 50 suicidios cada 100.000).

E

El este del país se concentran las mayores tasas de suicidio. Pero Rocha, que otrora era el departamento con peores guarismos, fue superado por Treinta y Tres.

Un peón rural de Treinta y Tres pidió la autorización de su patrón porque necesitaba ir a terapia en la capital departamental, pero nunca fue a la consulta. Un peluquero no aguantó el cáncer que lo aquejaba y puso fin a su dolor. Un municipal no regresó de la casa de su abuela, a donde iba a cuidar a los perros, y lo encontraron colgado (el método más común de suicidio). Todo pasó en Treinta y Tres en pocos días.

Los expertos todavía no encontraron la explicación a ese incremento en el departamento esteño, más allá de haber constatado falencias en la atención psiquiátrica, un creciente desempleo y la falta de ocio para los jóvenes.

Pero lo llamativo de Treinta y Tres encendió las alarmas en las autoridades sanitarias a escala nacional y potenció una estrategia de prevención del suicidio.

“Se convocó a un Grupo Técnico de Expertos en Prevención del Suicidio y organizaciones de la sociedad civil en 2021 para aportar en el diseño de las estrategias. Entre las principales acciones en marcha se destacan la conformación de los grupos departamentales de prevención del suicidio por Ordenanza 315/2022, las prestaciones de salud mental, la obligatoriedad de la notificación de la Ficha de Registro Obligatoria del Intento de Autoeliminación (FRO-IAE), un protocolo de seguimiento, la actualización de una guía clínica para profesionales del primer nivel de atención y las líneas telefónicas de atención 24 horas, entre otras”, anunció el Ministerio de Salud en su sitio web.

Y desde abril de 2022 “se está diseñando un plan de capacitación con apoyo del Banco Mundial para la detección y abordaje de los intentos de autoeliminación, depresión y psicosis en el primer nivel de atención de salud del sector público y privado”.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...