Cargando...

Nacional > CONTRASTE

Uruguay volvió a tenderle la mano a Venezuela en cumbre de Mercosur

Argentina, Brasil y Paraguay exhibieron una actitud más confrontativa

Tiempo de lectura: -'

21 de julio de 2017 a las 05:00

La cumbre del Mercosur que transcurre esta semana en Mendoza exhibe un fuerte contraste que gira en torno a Venezuela.

Por un lado los jerarcas de los estados fundadores del bloque se esforzaron en remarcar que, después de mucho tiempo, el Mercosur comenzó a revitalizarse. Esa fue la narrativa que instaló la cancillería argentina al hacer una evaluación de su gestión al mando del bloque.

Y ese mismo espíritu evocó el ministro de Economía, Danilo Astori, cuando le tocó valorar los avances de trabajo alcanzados en los ámbitos formales. "Clima de cooperación", fue la fórmula que utilizó Astori para hablar de logros que a Uruguay le entusiasma resultar: la activación del Fondo para la Convergencia Estructural del Mercosur (Focem) –que destinará US$ 26 millones para refaccionar la ruta 30– y el compromiso político de empujar la negociación con la Unión Europea para que en diciembre se "inicialice" el tratado de libre comercio.

Este momento de buenas nuevas que atraviesa el bloque, según Uruguay y Argentina, se contextualiza en un escenario muy particular: es la primera cumbre que el Mercosur organiza, desde el ingreso de Venezuela, en la que el país caribeño no participa. Y, desde ese punto de vista, el desafío de los miembros fundadores no era menor. Después de más de un año y medio de no verse las caras en una cumbre de este tipo tenían la obligación de llegar y mostrar algo. Pero todos esos avances que celebran se comenzaron a diluir cuando Uruguay, Argentina, Brasil y Paraguay abordaron la crisis venezolana. Durante prácticamente todo el jueves los estados miembro discutieron sobre la fórmula que debía tener la declaración del Mercosur. Y una vez más ese debate reflejó posiciones sensiblemente diferentes, con Argentina, Brasil y Paraguay en una actitud más confrontativa y con Uruguay intentando tender la mano, otra vez.

"Uruguay tiende su mano para tratar de ver si encontramos un camino que, a través del diálogo respetuoso, pueda traer mejores tiempos para el tan querido pueblo venezolano", dijo Vázquez

Eso fue lo que dijo el presidente Tabaré Vázquez en la tarde de este jueves pocos minutos después de tocar suelo mendocino.

"En un momento tan particularmente triste para el hermano pueblo venezolano, rechazamos la violencia, nos duelen enormemente las muertes de tantos compatriotas latinoamericanos. Uruguay tiende su mano para tratar de encontrar un camino que, a través del diálogo respetuoso, pueda traer mejores tiempos para la República y para el tan querido pueblo venezolano. Uruguay, si se le solicita, va a trabajar para que las distintas partes se puedan encontrar y por el camino de la profundización de la democracia", dijo el mandatario en rueda de prensa.

Vázquez, además, dijo que Uruguay tiene una "posición muy clara" respecto a Venezuela de respeto al derecho internacional y a la no intervención de países terceros en asuntos internos. Horas antes, en conferencia de prensa, el canciller Rodolfo Nin Novoa había dicho que la situación conflictiva venezolana se podía abordar de tres maneras posibles: con un espíritu sancionatorio, colaborativo o prescindente. Y que el gobierno uruguayo elegía la segunda. Sin embargo, Nin Novoa advirtió diferencias entre los países. Prueba de esos puntos de vista discordantes fue la cantidad de horas que los socios demoraron en consensuar una declaración conjunta, que llevó a que la negociación se demorara hasta este viernes.

Fuentes oficiales dijeron a El Observador que la declaración no incluirá una condena al gobierno de Maduro sobre la situación institucional venezolana y los embates hacia el estado de derecho. Por el contrario, incluirá un ofrecimiento de ayuda y acompañamiento para promover el diálogo entre el gobierno y la oposición de ese país.

La condena lisa y llana era promovida por Brasil, Argentina y Paraguay, y Uruguay fue el único de los socios fundadores que abogó por una declaración más moderada, postura que en principio logró imponer.

Cualquier declaración o acción que pasara de esa raya no contaría con la aprobación del gobierno uruguayo. Y una declaración del Mercosur por Venezuela con solo tres firmas en la primera cumbre que los socios fundadores lograron hacer en mucho tiempo, es algo que nadie quiere que pase, sobre todo porque eso marcaría aún más los fuertes contrastes que siguen existiendo en el
bloque.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...