Nacional > ROSSELLI

Uruguay vuelve al Consejo de Seguridad de ONU tras 50 años

El gobierno nombró a un funcionario de carrera para ocupar el cargo

Tiempo de lectura: -'

16 de octubre de 2015 a las 05:00

Uruguay volverá después de 50 años a ser miembro no permanente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (ONU), que tiene la misión de de mantener la paz y seguridad internacionales. La Asamblea General de ONU aprobó su designación por 185 votos en 193, en votación secreta, lo que superó ampliamente los dos tercios requeridos. El canciller Rodolfo Nin Novoa aseguró que es "un gran reconocimiento al país" y anunció que el representante será Elbio Rosselli, el embajador de Uruguay en Canadá, un diplomático de carrera.

El canciller agregó ayer en conferencia de prensa que "es muy probable que el presidente de la República (Tabaré Vázquez), como es habitual en estos casos, en alguna de las sesiones pueda participar". Agregó incluso que podrá participar "él u otros personajes políticos de la vida nacional uruguaya en algunas sesiones especiales". Nin Novoa informó que la decisión de elegir a Rosselli como representante en el Consejo de Seguridad la tomó junto a Vázquez.

Por su parte, Didier Opertti, canciller entre 1998 y 2005, manifestó en entrevista con El Observador TV su "satisfacción" por la elección de Rosselli como representante y por el ingreso de Uruguay al Consejo de Seguridad. El excanciller expresó que esto le dará "visibilidad" al país.
Guerra y terrorismo

Uruguay tendrá desde el 1º de enero de 2016 voz y voto y será presidente temporal de uno de los principales órganos internacionales, el encargado de resolver sobre la participación de ONU en diversos conflictos, desde la guerra civil en Siria, los conflictos en Medio Oriente y el terrorismo.

El Consejo de Seguridad de ONU está integrado por cinco miembros permanentes y 10 no permanentes, que rotan cada dos años. Los cinco miembros permanentes son Estados Unidos, China, Rusia, Francia y el Reino Unido. Uno de los principales derrotados en la segunda guerra mundial, Japón, intenta desde hace años reformar el Consejo de Seguridad, ampliar la cantidad de miembros para poder integrar el grupo de elite de miembros permanentes, que tienen, a diferencia de los restantes, poder de veto sobre las resoluciones del Consejo de Seguridad.

Uruguay había sido miembro no permanente del Consejo de Seguridad entre 1965 y 1966. "Es un mundo completamente diferente a la primera vez que estuvimos en el Consejo, pero seguimos comprometidos con los mismos principios que siempre hemos defendido a lo largo de nuestra historia", dijo ayer el viceministro uruguayo de Relaciones Exteriores, José Luis Cancela.

La propuesta de retornar al Consejo de Seguridad surgió en el primer gobierno de Vázquez, en 2008. El actual canciller, que en aquel momento ocupaba el cargo de vicepresidente de la República, valoró que este paso "trasciende cualquier persona y hasta trasciende gobiernos". "Esto es Uruguay en clave histórica", sentenció.

Nin Novoa recordó la participación del país en órganos internacionales desde 1907 y el "firme y permanente" compromiso "por la defensa de los principios del Derecho Internacional que rigen la convivencia pacífica entre las Naciones, como por las contribuciones concretas y tangibles que Uruguay ha desplegado en la arena internacional". En ese sentido, destacó "los más de 40.000 hombres y mujeres que han participado de manera honorable en las Operaciones de Mantenimiento de la Paz de ONU, un aporte que es ampliamente reconocido por la comunidad internacional".

En la mesa de decisiones

El Consejo de Seguridad es uno de los principales centros de poder geopolíticos del mundo. En esa mesa solo se sientan 15 miembros. Uruguay ingresará en enero propuesto por los países de América Latina y el Caribe y ocupará la plaza por dos años. Ayer también fueron elegidos otros cuatro miembros no permanentes en representación de sus continentes: Egipto, Japón, Senegal y Ucrania.
"Hay un gran impulso. He escuchado a muchos líderes hablar sobre la necesidad de reformar el Consejo de Seguridad, incluido a su santidad el Papa", destacó el embajador japonés ante la ONU, Motohide Yoshikawa.

El ingreso más polémico fue el de Ucrania, país que mantiene un enfrentamiento con Rusia por la ocupación de Crimea, una república autónoma dentro de territorio ucraniano que se anexó por ocupación primero y por votación luego a territorio ruso. Ucrania lucha por recuperar Crimea, pero Rusia, que por ser miembro permanente cuenta con poder de veto, se resiste. "Por supuesto Rusia no está muy feliz con Ucrania entrando en el Consejo de Seguridad", dijo ayer el canciller ucraniano, Pavlo Klimkin.

Los nuevos miembros sustituirán a Chad, Chile, Jordania, Lituania y Nigeria, que terminan su mandato, y continuarán durante un año más con asiento no permanente Angola, Malasia, Nueva Zelanda, España y Venezuela.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...