Copa Libertadores > SANCIONES

¿Wanchope Ábila jugó toda la Libertadores suspendido?

El delantero de Boca Juniors se perdería el partido de ida contra Cruzeiro, por los cuartos de final de la Copa Libertadores, por una sanción que arrastra de cuando jugaba en Huracán 

Tiempo de lectura: -'

07 de septiembre de 2018 a las 12:10

Los torneos sudamericanos de este año serán recordados por las alineaciones indebidas, las polémicas y las quejas ante la Conmebol. Un nuevo caso sobre una confusa suspensión arrastrada por el delantero de Boca Juniors, Ramón "Wanchope" Ábila, generó que ya sean cuatro las situaciones similares que se dieron en los últimos dos meses en los certámenes continentales.

El programa Estudio Fútbol del canal argentino TyC Sports informó que los dirigentes de Boca Juniors fueron notificados acerca de que Ábila no podrá jugar el primer partido contra Cruzeiro porque debe una fecha de suspensión por cuartos de final de la Copa Libertadores.

Días antes del partido de Boca contra Libertad en Paraguay, por la ida de los octavos de final de la Copa Libertadores, surgió un rumor que hablaba de que el delantero podría estar suspendido. Ábila, que no jugó ese partido por miedo a que el club sea sancionado, disputó toda la Copa Libertadores estando suspendido. La Conmebol aún no emitió ningún comunicado al respecto. De todas maneras, se especula que el equipo xeneize no sería excluido del certamen, aunque si alguno de sus rivales hubiera reclamado a tiempo le habrían dado por ganado el partido ante Boca por 3 a 0.

El exfutbolista de Huracán de Argentina había sido expulsado en la final de la Copa Sudamericana de 2015 y fue sancionado con tres fechas. Esa sanción había sido reducida en una amnistía promovida por la Conmebol a comienzos de 2016, aunque quedaron dudas de cuántas fechas de suspensión le quedaron pendientes al futbolista argentino. El entrenador de Boca, Guillermo Barros Schelotto, explicó en una conferencia de prensa después de eliminar a Libertad que Ábila no fue ni al banco de suplentes para no correr riesgos. Además, hizo referencia a que la Conmebol no le dio al club una respuesta concreta sobre si el delantero estaba o no habilitado. Hay quienes creen que Wanchope tenía solo una fecha de sanción y que la cumplió en un partido entre Huracán y Caracas. El desorden y la confusión es mucha, pero todo indica que Darío Benedetto será quien comande el ataque de Boca frente al equipo brasilero.

Un error de la Conmebol salvó a River 

La situación de Wanchope es casi idéntica a la que se dio con Bruno Zuculini, jugador de River Plate de Buenos Aires. El volante central, que había regresado a Argentina después de varios años en el exterior, debía una sanción de cuando era futbolista de Racing Club de Avellaneda. River se escudó en que había consultado a principios de año si alguno de sus jugadores estaba suspendido, a lo que la Conmebol le informó por escrito que solo Ignacio Fernández estaba inhabilitado. Zuculini también disputó varios partidos estando suspendido pero el reclamo de Racing no fue atendido porque los clubes tienen un máximo de 24 horas para informar este tipo de irregularidades y los de Avellaneda no denunciaron a tiempo. La Conmebol, consciente de su error, no actuó de oficio y River eliminó a Racing de la Copa Libertadores ganándole por 3 a 0 en el partido de vuelta. 

La sanción de Sánchez

Por inexplicable que resulte y a escasas horas del partido revancha, Independiente de Argentina y Santos de Brasil se enteraron de que la Conmebol le dio por ganado el partido a los colombianos por la inhabilitación del uruguayo Carlos Sánchez. Sánchez, que había sido expulsado defendiendo a River contra Huracán por Copa Sudamericana de 2015, pasó al club brasileño donde fue incluido en el duelo contra Independiente por Copa Libertadores. El equipo argentino, que fue informado de esta irregularidad, fue ágil para denunciar la situación y se le dio ganado el partido por 3 a 0. Independiente y Santos empataron en Brasil y los argentinos clasificaron a cuartos de final.


Temuco perdió los puntos

Deportes Temuco de Chile hizo historia en la Copa Sudamericana al vencer 2-1 a San Lorenzo en Buenos Aires pero de nada le sirvió. El club chileno perdió los puntos tras la inscripción indebida del futbolista Jonathan Requena, lo que llevó a la Conmebol a fallar a favor del elenco argentino y decretó su victoria por tres goles a cero. El documento asegura que se “determina el resultado 3-0 a favor del Club Atlético San Lorenzo de conformidad al Artículo 19º del Reglamento Disciplinario”.La situación se generó porque Requena fue inscrito por el club Defensa y Justicia para jugar el torneo argentina en una planilla utilizada el 18 de julio. Ocho días más tarde, el jugador ingresó durante 15 minutos en Temuco. Pese a volver a perder en Chile, San Lorenzo avanzó en el torneo. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.