Fútbol > INFORME

Zagueros caudillos, una materia pendiente de Peñarol en el siglo XXI

Desde Bizera, el mirasol no tiene un defensa de la cantera que luzca y eso lo fuerza a comprar

Tiempo de lectura: -'

25 de enero de 2017 a las 05:00

Si hay algo de lo que se jactan los hinchas de Peñarol es de hablar de la mística de su camiseta. Una imagen construida a base de triunfos logrados con agonía. El no entregarse jamás a pesar de la adversidad. En mantener viva la ilusión del milagro hasta el final. Acaso todo queda resumido en una frase que se repite de boca en boca y de generación en generación: "A lo Peñarol".

A lo largo de su extensa vida, el club tiene determinadas características que vienen desde las raíces. En Peñarol, por idiosincrasia, por la forma de sentir el fútbol, se aplaudirá siempre al que se tira al piso y es capaz de trancar con la cabeza. Así como en Danubio se aplaude y se goza con una jopeada a un rival, en Peñarol se fomenta el "meter". Está incorporado a la cultura del club.

Ese "estilo" se logró habitualmente con caudillos que marcaron su historia. Hombres identificados con la defensa. Un rápido repaso a las últimas décadas permite llegar a nombres como los de Walter Olivera, Nelson Daniel Gutiérrez, Obdulio Trasante, Marcelo Rotti, José Enrique De los Santos, Nelson Olveira y Paolo Montero.

La inmensa mayoría formados en el club. Provenientes de sus divisiones formativas.

Los tiempos cambiaron. Y la gente mira con incredulidad como Peñarol se ha plagado de defensas provenientes de todos lados menos de su cantera. Ahora se sumaron tres. Un breve repaso a los últimos períodos de pases permite concluir que los aurinegros contrataron a una innumerable cantidad de zagueros sin abrirle paso a sus formativas. En el actual período llegaron Ramón Arias, Ronaldo Conceiçao e Iván Villalba. Seis meses atrás lo hicieron Maximiliano Perg y el brasileño Bressan.

Hay que remontarse unos cuantos años atrás para encontrar un zaguero proveniente de las formativas de Peñarol que se haya consolidado en el primer equipo.

Acaso el último antecedente sea el de Joe Bizera, que llegó a ser seleccionado uruguayo, y debutó en el primer equipo en 1999 bajo la conducción de Julio Ribas.

Desde entonces la producción de zagueros fue mermando en el club lo que generó que recurrieran a jugadores de otros equipos.

Acaso el último valor defensivo destacado de las formativas aurinegras fue Alejandro González. Pero en la mejor campaña de Peñarol de los últimos tiempos, la Libertadores 2011, fue utilizado de lateral derecho. Los centrales de aquel equipo se formaron en Nacional (Carlos Valdez) y Danubio (Guillermo Rodríguez).

Subieron sin éxito

Las anteriores camadas de zagueros de las juveniles aurinegras no brindaron soluciones.

Entre otros desfilaron Fernando Carreño, Luiz Nunes, Eduardo Mieres, Miguel Lavié, Brian Wynsker, Maximiliano Arias o Darío Vera.

Nunes era un jugador de la frontera que llegó a la Tercera división y que fue ascendido en una etapa compleja de Peñarol. No logró afirmarse.

Mieres se presentó como un buen proyecto de Peñarol, incluso marcando un gol en la cancha de Bella Vista. Se lo comparó con Jorge "Tito" Goncálvez. Fue cedido a préstamo, pero cuando volvió no logró cristalizar.

Lavié fue otro jugador con dotes de caudillo en las formativos aurinegros pero que no logró concretar en Primera.

Winsker apareció jugando algunos partidos e incluso lo probaron de lateral izquierdo. Jugó cedido a préstamo en Plaza.

La aparición en 2008 de Godzilla Arias, de la mano de Mario Saralegui, generó impacto. Jugó un clásico en gran nivel, pero con el paso del tiempo perdió pie. Hoy juega como volante.

En los tiempos actuales, Emilio Mac Eachen debutó y fue cedido a préstamo en Parma, retornó pero no logró afirmarse como titular bajo la conducción de Pablo Bengoechea.

Luego, Jorge Da Silva hizo debutar a Fabrizio Buschiazzo que poco después fue cedido a préstamo y ahora es prescindible para el entrenador Leonardo Ramos.

La esperanza está puesta en el actual plantel en Yefferson Quintana, pero se desgarró en el arranque de la pretemporada tras haber debutado el pasado semestre. En la sub 20 está Santiago Bueno, ¿llegará a convertirse en referente de la zaga aurinegra?

En los últimos dos períodos de pases los aurinegros recurrieron a jugadores de todos lados, incluso hasta de otras nacionalidades, para cubrir la zaga. Sin embargo, esa zona sigue siendo un dolor de cabeza.

Tres grandes recuerdos

Nelson Gutiérrez
Se formó en un Peñarol ganador y al lado de hombres como Walter "Indio" Olivera. Con dotes de caudillo y líder. Jugador de selección donde fue campeón de América. Trasmitió su experiencia y lo que es Peñarol a las futuras generaciones entre los que se cuentan a Jorge Goncálvez, Paolo Montero, José Enrique De los Santos, Robert Lima o Joe Bizera.

Paolo Montero
Jugador formado en Peñarol con dotes de caudillo. Apenas apareció en el primer equipo, ascendido por César Luis Menotti, lo vendieron al exterior tras hacerlo jugar como lateral izquierdo y no como zaguero central. Jugó muchos años en la Juventus donde ganó todo. Fue capitán de la selección uruguaya. A su regreso a Uruguay volvió a ponerse la camiseta de Peñarol.

Joe Bizera
Debutó en el primer equipo en 1999 bajo la conducción de Julio Ribas. Apenas apareció se lo comparó con Nelson Gutiérrez por su parecido físico. Fue citado a la selección hasta que, un conflicto entre Peñarol y su representante Francisco Casal, lo hizo salir del club en 2005 junto a Carlos Bueno y Cristian Rodríguez. Con el tiempo regresó pero fue acosado por las lesiones.




REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...