Cinco gráficos que muestran cómo se ha disparado la venta de cigarrillos electrónicos en el mundo

Es un mercado que mueve miles de millones de dólares y que en los últimos años ha tenido un crecimiento explosivo. Tanto así, que cada vez se usa más la palabra "vapear", para referirse a la práctica de exhalar vapor en vez de humo.
Hombre exhalando vapor
Getty Images
Se ha popularizado la palabra "vapear" en algunos países.

Tan popular se ha vuelto el uso de vaporizadores, que actualmente no es raro escuchar el verbo "vapear" en algunos países del mundo.

El "vaping" se ha expandido entre los jóvenes. Tanto así, que en redes sociales existe una especie de culto al vapor, una costumbre que nació originalmente como una alternativa al tabaquismo, pero que algunos jóvenes la incorporaron como una forma de diversión.

Básicamente se trata de inhalar vapor de agua a través de un vaporizador personal, o un cigarrillo electrónico. Al "vapear" los usuarios aplican calor a un líquido que se evapora, que tiene apariencia dehumo, y es generalmente casi inodoro.

La gran mayoría incluye nicotina, aunque existen algunos vaporizadores que no la tienen. Y aunque el cigarrillo electrónico es más pequeño que el vaporizador (el cual utiliza una batería más grande y un tanque transparente), el término se usa indistintamente.

Mujer exhalando vapor
Getty Images
La mitad de los consumidores dice que su principal razón para usar un vaporizador es disminuir el tabaquismo.

Los siguientes gráficos cuentan la historia de cuántas personas usan vaporizadores en el mundo, cuánto dinero mueve ese mercado y por qué la gente los prefiere.

1-El explosivo crecimiento del mercado

El número de "vapeadores" ha aumentado vertiginosamente, desde 6 millones en 2011 a 35 millones en 2016.

La consultora de estudios de mercado Euromonitor estima que el número de adultos que usan vaporizadores llegará a 55 millones en 2021.

2-El gasto en cigarrillos electrónicos está creciendo

El mercado global de los productos vaporizados está estimado en US$22.600 millones, mientras que hace apenas cinco años llegaba a los US$4.200 millones.

Estados Unidos, Japón y Reino Unido son los mayores mercados.

3-Los cigarrillos electrónicos con tanques abiertos son los más populares

Hay dos grandes tipos de cigarrillos electrónicos: los que utilizan un tanque abierto y los que usan uno cerrado.

En los de tanque abierto, el usuario puede recargar manualmente el líquido que se transforma en vapor, mientras que los cerrados utilizan recargas que se insertan directamente en la batería del cigarrillo electrónico.

Crecimiento global
Getty Images

Desde 2011, la brecha entre los dos tipos de vaporizadores se ha incrementado.

4-La mayor parte de los cigarrillos electrónicos son comprados en tiendas

La mayoría de los consumidores compra sus productos en tiendas especializadas, según un informe publicado por la consultora Ernst & Young.

En 2015, el 35% de los encuestados en Reino Unido, Francia, Alemania, Polonia, Italia, Rusia y Corea del Sur, compraron los dispositivos en tiendas dedicadas a la venta de cigarrillos electrónicos.

Gráfico hábitos de compra
Getty Images

5-Por qué la gente "vapea"

Entre las personas encuestadas por Ernst & Young, la razón más común para usar cigarrillos electrónico es que son "menos dañinos que los cigarrillos normales".

De hecho, el 49% de los usuarios los utiliza para disminuir el tabaquismo.

Pero el tema es controvertido.

Las autoridades de salud pública de Inglaterra señalaron en un informe que existe evidencia para afirmar que los cigarrillos electrónicos son menos dañinos que los cigarrillos normales.

Diferentes vaporizadores y partes del producto.
Getty Images
Los vaporizadores aplican calor a un líquido que se evapora.

El mismo estudio estableció que no hay pruebas de que los cigarrillos electrónicos incentiven a los más jóvenes a fumar y recomendó que estos deberían venderse con prescripción médica para ayudar a las personas a dejar el tabaquismo.

Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha expresado su preocupación sobre el uso de vaporizadores, por las siguientes razones:

  • No se conocen los efectos a largo plazo.
  • La nicotina que está en el líquido que es vaporizado en un cigarrillo electrónico es adictiva.
  • Los usuarios que recargan manualmente sus productos pueden derramar el líquido en su piel, algo que podría provocar un envenenamiento por nicotina.
  • Algunos sabores dulces son irritantes y potencialmente podrían causar una inflamación de las vías aéreas.
Hombre exhalando vapor
Getty Images
Los usuarios exhalan vapor (generalmente inodoro) en vez de humo.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.


Fuente: BBC

Comentarios