Darío Pérez: a Vázquez no le haría mal trabajar 20 días en un tambo

No votará impuesto a jubilaciones militares aunque le cueste la expulsión del FA
El diputado frenteamplista (Liga Federal) Darío Pérez dijo que los reclamos de los productores agropecuarios no buscan desestabilizar, como afirmó el presidente del Frente Amplio, Javier Miranda, en el acto del domingo en Piriápolis, e ironizó que en el oficialismo "hay gente que habla y lo más cerca que han tenido de la tierra es una maceta".

Según declaró este jueves al programa Quién es quién de Diamante FM, "a algunos les haría falta una beca y que vayan a trabajar 20 días a un tambo" para "tener un baño de realidad". Entre ellos incluyó al presidente Tabaré Vázquez. "Cuando el Dr. Vázquez habla del arroz y le erra... El hombre es hijo de un obrero de La Teja, médico, que va al campo a pescar, pero no tiene ni idea. Y si el que tienes al lado tampoco tiene idea y te la canta mal, sales a hablar cosas inadecuadas", afirmó Pérez en referencia a las declaraciones del presidente, que llamó a los productores arroceros a mejorar su productividad.

Consultado acerca de si Vázquez también debería obtener una beca para trabajar en el campo, Pérez dijo que "no le vendría mal".


El diputado de Maldonado, médico de profesión, agregó que en su consultorio "muchas veces" recibe pacientes que están "realmente angustiados y afectados de su salud por la situación económica que están viviendo, particularmente los tamberos". Según afirmó, "hay empresarios pequeños que no la están pasando bien por una cuestión de rentabilidad."

En ese sentido, opinó que el reclamo de los autoconvocados se debe a "una crisis de representatividad", tanto de las gremiales como de los partidos políticos. Para explicar esa crisis, apeló –como ha hecho Vázquez– a una metáfora médica. "Cuando un ser humano te hace fiebre tres días puede ser una gripe, pero puede ser el comienzo de una congestión. Una vez que pasaron los tres días andá a buscar la causa y no te dediques a estigmatizarlos ni a culparlos, mucho menos por protestar, porque nosotros hemos sido los reyes de la protesta", aseguró.

Disciplina partidaria y militares

Por otra parte, Pérez dijo estar dispuesto a mantener su rechazo al impuesto a las jubilaciones militares, aunque ello implique su expulsión del Frente Amplio. "Si me echan me iré para mi casa", declaró.

El diputado de Liga Federal es el voto que le falta al oficialismo para poder aprobar el proyecto de ley que grava a las jubilaciones militares mayores a $ 50 mil nominales. Pérez anunció que no apoyará el texto, que ya fue aprobado en el Senado, por entenderlo inconstitucional.

"No es un antojo de Darío Pérez decir que es inconstitucional. La academia, tanto pública como privada, dice que es inconstitucional. ¿Vázquez puede decir 'dentro de la Constitución todo, fuera de la Constitución nada' pero el canario de Darío Pérez no?", reprochó el legislador.

Junto al proyecto de reforma de la caja militar, el impuesto a las jubilaciones militares es una de las prioridades legislativas del Frente Amplio para el comienzo de este 2018, según definió la Agrupación Nacional de Gobierno el pasado domingo en Piriápolis. El viernes 2 de febrero, los diputados del oficialismo se reunieron para coordinar la agenda legislativa y entre los temas que se discutieron estuvo la situación de Pérez.


A la salida de ese encuentro, el legislador de Asamblea Uruguay, Carlos Varela, declaró que se habló de "la necesidad de ajustar los mecanismos de decisión de la bancada a los efectos de asegurar la unidad de acción, que no puede ser por imposición sino por convencimiento". Añadió que el partido de gobierno "tiene reglamentos y normas para que la unidad de acción se cumpla" y que "la realidad política amerita" que se generen "espacios de diálogo" que "aseguren la gobernabilidad".

Este jueves, Pérez dijo que probablemente lo lleven "a disciplina", pero que "el tribunal va a tener un problema". "Me van a juzgar porque no quiero violar la Constitución", aseguró. Asimismo, dijo que "hay mucha gente" que piensa como él pero "baja la cabeza".

A pesar de sus críticas al gobierno, dijo que seguirá votando al Frente Amplio porque "ideológicamente sería un retroceso" que el país volviera a ser gobernado por los partidos tradicionales. "Yo sé que lo que viene si no gana el Frente es terrible", afirmó, y dijo que por eso le molesta "ver que un burócrata de cuarta tome decisiones y haga cosas que ponen en riesgo el futuro del Frente Amplio y el futuro del gobierno".

Sobre la posibilidad de cambiar de partido, aseguró que "para el único lugar que podría ir es más a la izquierda".


Comentarios

Populares de la sección