16 de mayo 2024
31 de marzo 2024 - 7:03hs

Otro episodio lamentable sucedió en el fútbol español. En el partido entre el Getafe y el Sevilla, en el marco de la jornada 30 de LaLiga EA Sports en Coliseum y que finalizó con triunfo para la visita por 1-0 con gol de Sergio Ramos, el argentino Marcos Acuña fue víctima de insultos racistas por parte de la afición local.

Varios aficionados del Getafe presentes en el estadio se dirigieron al argentino llamándole "mono, mono" sobre el minuto 60 de partido, cuando los sevillistas ya se encontraban por delante en el encuentro. 

El jugador escuchó los cánticos y le advirtió al árbitro, Iglesias Villanueva, de lo que estaba ocurriendo y este no dudó en parar el partido por unos minutos para activar el protocolo establecido de LaLiga contra el racismo. 

Más noticias

De esta manera, el árbitro obligó al Getafe a advertir por megafonía y los parlantes del estadio de lo que estaba ocurriendo y expresar su repulsa a todo tipo de actos racistas en los partidos de fútbol.

Una vez que terminó el encuentro, Sergio Ramos salió en defensa de su compañero de equipo: "Venimos reclamando respeto, que no vengan a liberarse y decir tonterías. El linier escuchó el insulto y el colegiado paró el partido. Hay que limpiar la imagen del fútbol", expresó.

Del otro lado de la moneda, Djené, el defensor del Getafe, también se refirió a este acontecimiento en los micrófonos de DAZN: "Ha dicho que hay un cántico, pero no escuche nada. Creo que si hay un cantico aquí tiene que pararse porque eso no puede ser", afirmó.

 

 

Momentos más tarde, fue el propio Sevilla el que emitió un comunicado oficial denunciando estos cánticos contra el defensor argentino: "El Sevilla FC condena los insultos racistas y xenófobos sufridos este sábado por su jugador Marcos Acuña y su cuerpo técnico durante el #GetafeSevillaFC", concluye el enunciado.

 

Temas:

España Sevilla Sevilla de España ACUÑA Marcos Acuña

Seguí leyendo

Más noticias

Más noticias