17 de mayo 2024
5 de abril 2024 - 7:58hs

Terra Natura Benidorm ha acogido el nacimiento de seis crías de dhole (Cuon alpinus), con lo que el grupo ya cuenta con 12 ejemplares de esta especie, que se encuentra en peligro de extinción según la UICN, debido a la pérdida progresiva de su hábitat, la competencia con otros depredadores y algunas enfermedades que han mermado sus poblaciones.

Las crías al nacer pesan alrededor de 250 gramos. De momento, no se ha podido determinar su sexo, porque los cuidadores no deben separar a los cachorros de su madre ni interferir en la crianza para evitar el riesgo de rechazo por parte de la progenitora, según ha indicado el parque benidormí en un comunicado.

Todas las crías se encuentran en buen estado y se muestran muy activas para atraer los cuidados de la madre y su predisposición para darles de mamar.

Como no se puede interferir en la crianza, el equipo de expertos de Terra Natura Benidorm mantiene a las crías en observación desde la distancia para controlar su aspecto y confirmar que su grado de actividad se encuentra dentro de los parámetros normales. Por un lado, se observa para ver si tienen los ojos abiertos y las orejas y el hocico húmedo y, por otro lado, se mira si morfológicamente están bien y si maman con regularidad.

Se trata de la segunda vez que Dorinka tiene crías en Terra Natura Benidorm. Es una madre "atenta, que apenas se separa de sus crías y se mantiene siempre vigilante". Les da de mamar a menudo y las crías permanecen casi todo el tiempo con su madre y tienen contacto con el resto del grupo.

Este contacto con los miembros de su grupo permite establecer los vínculos de manada y favorece la integración de las crías en la estructura social desde el primer momento, lo que evitará peleas en el futuro cuando se independicen de los cuidados maternos.

Por su parte, el parque ha señalado que Balto, el padre de las crías, "se muestra muy solícito e incluso les proporciona trozos de carne que entierra cerca de las crías". Este comportamiento "indica el grado de aceptación y participación del macho en la crianza".

Los dholes son animales muy sociables que viven en grandes clanes, que a veces se dividen en pequeños grupos para cazar. Se alimentan fundamentalmente de ciervos de tamaño medio. A diferencia de la mayoría de cánidos sociales, los cuones dejan comer a sus crías primero tras una cacería. Aunque se muestran temerosos ante la figura humana, los grupos de esta especie son capaces de atacar animales grandes como búfalos de agua, jabalíes e incluso tigres.

Terra Natura Benidorm ha defendido que las instituciones zoológicas "desempeñan un papel esencial en el sostenimiento de las poblaciones de animales en estado silvestre, gracias a la actividad de mantenimiento y reproducción de individuos genéticamente compatibles, y la formación de grupos que participan en los programas de reintroducción". Además, ha añadido que se invierte "en el desarrollo de proyectos centrados en combatir las amenazas de las especies en extinción en el entorno natural". EuropaPress.

Temas:

especies en peligro

Más noticias

Más noticias