15 de junio 2024 - 15:22hs

España da un golpe en la mesa y silencia algunos rumores. La selección española no tuvo piedad y goleó por 3-0 a Croacia en su debut en la Eurocopa, correspondiente al grupo B, y firmó su candidatura para el título tras un gran rendimiento, con goles de Alvaro Morata, que salió lesionado, Fabián Ruiz y Dani Carvajal.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://x.com/SEFutbol/status/1802037408642609317&partner=&hide_thread=false

España comenzó los primeros minutos con una clara de intención y propuesta de ser el dueño de la posesión, siendo protagonista con los extremos tanto Nico Williams como Lamine Yamal, y mucha movilidad de la pelota para aprovechar los huecos a espaldas de los defensores o mediocampistas.

Los dirigidos por Luis de la Fuente asumieron el rol de protagonista, controlando los tiempos y haciendo la diferencia en el centro del campo ya que en reiteradas ocasiones Fabian Ruiz recibió en soledad y activó las transiciones ofensivas. Croacia, por su parte, más expectante y con Kovacic pendiente constantemente de Rodri.

Más noticias

El elenco croata le costó entran en juego debido al planteamiento de España, jugando en campo rival, presionando, moviendo la pelota con criterio y recuperando rápidamente la posesión tras una pérdida. Un inicio muy bueno de La Roja, concentrado, con firmeza y confiado. Croacia estuvo más pendiente de no ceder espacios, de defender y de marcar a los hombres españoles, que de intentar lastimar y aprovechar lo que es capaz de hacer con el balón.

Tanto Kramaric como Budimir, los delanteros croatas, estuvieron más abocados a la tarea defensiva y en ayudar en ese aspecto, que a intentar generar peligro. España fue ampliamente superior en el centro del campo, lo que también provocó que el juego de Croacia no tenga fluidez para construir avances.

Con el correr de los minutos, los dirigidos por Dalic comenzaron a amigarse con la pelota y, si bien no inquietó a Unai Simón ni llegó con peligro, si tuvo posesiones largas, incluso algunas en campo rival. En cuanto a tenencia de pelota, se equiparó un poco en ese sentido, pero en líneas generales el desarrollo del encuentro decayó.

España empezó a perder protagonismo en el centro del campo, especialmente porque Croacia comenzó a ejercer una buena marca a Rodri, el encargado de dar ese primer pase y de manejar el juego. El ritmo de juego se hizo más lento, algo que le favoreció más al elenco croata y que también buscó eso.

Sin embargo, cuando el desarrollo entró en un bache, fue ahí cuando España logró lastimar: luego de una mala salida desde el fondo de Croacia, la defensa quedó mal colocada y Fabián colocó un pase milimétrico ante una defensa muy abierta para Alvaro Morata, que enfrentó al arquero y no perdonó.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://x.com/SC_ESPN/status/1802016172717596721&partner=&hide_thread=false

Pero nó terminó ahí: el tanto de Morata le dió muchísima más confianza a La Roja e instante más tarde apareció Fabian Ruiz, de los mejores en el primer tiempo, que recibió en la puerta del área y con una corta gambeta se perfiló para disparar y poner el 2-0. España reflejó en el resultado l que sucedió en el juego.

Un primer tiempo donde España fue muy superior a Croacia, pese a que en el final del mismo el rival tuvo algunas acciones donde pudo descontar. Dejando de lado eso, fue un gran rendimiento donde manejó más y mejor la pelota, con mucho más criterio y certezas. Croacia estuvo más pendiente de los movimientos de los futbolistas españoles que hacer daño, lo que derivó en la confusión del juego.

Le costó romper el cero al elenco de Luis de la Fuente, pero pudo reflejar en el resultado lo que generó en el juego. Apostó al juego por las bandas con la amenza de los extremos, la llegada de los mediocampistas al área y la superioridad en el centro del campo en todos los aspectos.

Para culminar una primer parte magnífica, Dani Carvajal se anotó a la lista de goleadores en el cierre: Lamine Yamal recibió sobre la izquierda, colocó un centro espectacular para la aparición del defensor del Real Madrid y así estampar el 3-0. Goleada de La Roja en tan solo 45 minutos, y merecida.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://x.com/SC_ESPN/status/1802021167315718524&partner=&hide_thread=false

La segunda mitad el libreto no se modificó mucho, únicamente en la propuesta de Croacia de intentar adelantar sus líneas y generar peligro, pero España no sacó el pie del acelerador. Redujo la velocidad, pero continuó intentando aumentar la diferencia. No fue un buen partido de Modric, no tuvo protagonismo en parte por el rendimiento de España que obligó al hombre del Real Madrid a emplear una tarea más defensiva.

Con el equipo croata más adelantado, los de Luis de la Fuente empezaron a encontrar más espacios y tuvo muchas chances de ampliar la diferencia en el marcador. Apostando a la tenencia, al lanzamiento directo y sumado a la destreza individual de los futbolistas españoles, La Roja hizo lo que quiso en el encuentro.

Ya con el partido prácticamente liquidado, el desarrollo se hizo más lento. Ambos se repartían los tiempos de tenencia y las ocasiones de peligro se redujeron, salvo en casos aislados. Muy buen partido de España en líneas generales y en todas las líneas. La peor noticia para La Roja es que, poco después de la hora de juego, Álvaro Morata pidió el cambio por una molestia.

Lamine Yamal tuvo una gran actuación para ser su debut en la Eurocopa, siendo el futbolista más joven en la historia en disputar este torneo. Pese a que no convirtió, si tuvo muy buenas intervenciones y algunas chances para anotar, pero fue un gran encuentro del jugador del FC Barcelona.

El resto del partido fue un trámite para España que aprovechó para probar nuevas variantes. Ingresaron Dani Olmo y Mikel Merino, ambos a un gan nivel. El combinado nacional planchó el encuentro, comenzó a mover la pelota de un lado al otro y, si la oportunidad se presentaba, profundizar.

España no necesitó mucho para complicar a Croacia. No requirió muchos futbolistas en ataque para lastimar sino que, en los avances en campo rival, ya con tres hombres le complicó mucho las cosas a su rival. No obstante, tras un error en un pase de Unai Simon, le regaló la pelota a Petkovic y, tras sacarse de encima al arquero, Rodri lo derribó y el árbitro sancionó penal.

En primera instancia, Unai contuvo el remate de Petkovic, pero en el rebote el delantero la mandó a guardar y descontó Croacia. No obstante, para fortuna de España, Perisic capturó el rebote, asistió a Petkovic pero estaba en posición adelantada y el resultado no se modificó.

Para más dolor de cabeza para España, el triunfo parcial pasó a ser algo secundario ya que, a falta de cinco minutos para el cierre, Rodri se tendió al suelo acusando una molestia muscular y tuvo que ser sustituido por Martin Zubimendi. Dos bajas de peso en un mismo partido para Luis de la Fuente.

El resultado no se modificó en los minutos finales y España firmó una presentación magnífica en esta Eurocopa y firma su candidatura para el título. En el grupo de la muerte y ante un rival difícil, fue ampliamente superior, goleó e incluso pudo convertir más. Un alto nivel futbolístico de todo el equipo en líneas generales que puede dar mucho de que hablar.

Temas:

selección española Eurocopa Luka Modric Luis De la Fuente España

Seguí leyendo

Las más leídas

Más noticias

Te puede interesar

Más noticias de Uruguay

Más noticias de Argentina

Más noticias de Estados Unidos