Agro > ENTREVISTA / GONZALO URIOSTE

"A los uruguayos a veces se nos hace cuesta arriba competir con nuestros productos"

Asesor y encargado de la gestión de programas y proyectos de la Dirección de Desarrollo Sustentable de la Intendencia de Florida

Tiempo de lectura: -'

27 de julio de 2018 a las 05:00

Por Manuela García Pintos, enviada a Florida

¿Qué relevancia tiene el sector productivo para Florida?
Para Florida el sector productivo es todo. Es un departamento netamente agropecuario, no tenemos playas ni otro tipo de riquezas. Además, el sector de los servicios está bastante decaído. Lo que tenemos es un fuerte sector agropecuario, básicamente ganadero, con producción de carne vacuna y ovina. El sector lechero también es sumamente importante, Florida es el departamento que produce más leche. El sector forestal es otra rama muy significativa y que está en pleno crecimiento. Hoy en día tiene más de 50 mil hectáreas de forestación y con un techo de área superior a las 130 mil hectáreas. Por otro lado, tenemos sectores de menor escala como el apícola y hay un incipiente sector de olivos, con más de 600 hectáreas plantadas básicamente en la zona de Casupá, en Fray Marcos tenemos productores hortícolas, la producción de cerdos es importante, así como también la avícola, de huevos y pollos. Recientemente fue reinaugurado el Frigorífico Florida, que va tener una capacidad importante de faena y cuando trabaje a pleno empleará entre 250 y 300 personas. Además, próximamente se anuncia la apertura de Frigorífico Mendoza, que está en las últimas etapas de regulaciones.

¿Cuáles son las principales preocupaciones del productor floridense?
Las principales preocupaciones están dadas por las dificultades económicas de los distintos rubros que, como todo, están con costos crecientes. Entre los mayores reclamos está el problema de los combustibles, con un precio muy alto frente a la región. También los costos de la energía son muy altos. Estas dificultades nos quitan productividad respecto a las zonas cercanas. A los uruguayos a veces se nos hace cuesta arriba competir con nuestros productos. Eso es lo que a la gente le preocupa, porque todo redunda en la rentabilidad de sus empresas agropecuarias. En definitiva todo recae en que la gente invierta muy poco o nada y que haya una pérdida de puestos de trabajos en el sector rural. El ánimo de nuestros productores hoy no es el mejor. Lo positivo es que siempre le buscan la vuelta para tratar de sortear los momentos difíciles.

¿Cómo ven al sector?
En lo macro, estamos preocupados por las dificultades que tenemos en cuanto a la menor competitividad. Eso no es de fácil solución. Uruguay tiene que apostar al agro porque es su genuina y principal fuente de producción, de exportación y de ingreso de divisas al país. El gobierno debería buscar aperturas comerciales, nuevos mercados y tratados de libre comercio. Además de bajar los costos y beneficiar a los sectores más vulnerables con políticas diferenciadas que los hagan más competitivos. Tenemos que mejorar mucho la cadena de valor de la carne, de los ovinos, de la forestación y de tantos otros pequeños sectores. La cosa no esta fácil. Uruguay tiene muchas fortalezas en muchos sentidos, pero la competitividad y los altos costos nos están complicando y esto se ha visto en la pérdida de empresas y de puestos de trabajo.

¿En qué proyectos del sector agropecuario está trabajando la intendencia?
Tenemos un proyecto muy interesante –junto a la Asociación Rural de Reboledo y el Movimiento de la Juventud Agraria– de apoyo al sector ovino destinado a pequeños y medianos productores de la zona centro y este del departamento. El ovino ha sufrido una caída muy importante en el Uruguay en los últimos años, donde de tener cerca de 30 millones de cabezas hoy son cerca de 5 millones. La ecuación para este sector se ha revertido y presenta números interesantes cuando el manejo del rubro se hace bien, de una manera moderna y con la aplicación de tecnología. Hoy está dejando una rentabilidad atractiva y adecuada para los productores familiares. Armamos un equipo técnico que está trabajando hace cuatro meses en los predios con asistencia técnica. Es una apuesta importante para quien se inicie en el sector, sobre todo gente joven. Por esta oficina pasan también los servicios de maquinaria. Por ejemplo, con el tema de la sequía, brindamos soluciones de agua como arreglos en tajamares. La idea es ayudar a que los productores estén preparados.

¿Qué porcentaje de los recursos de la intendencia está destinado a la producción agropecuaria?
La intendencia maneja un presupuesto anual de entre US$ 48 y 50 millones. Hemos bajado las retribuciones personales e incrementado el rubro de inversión. Cerca de un 25% son gastos de funcionamiento, un 44% se va en recursos humanos y la inversión está en un 30%. El equilibrio presupuestal ha sido la tendencia. Repartir los recursos, prácticamente en partes iguales, ha sido una de las principales banderas del intendente (Carlos Enciso). Se ha realizado un fideicomiso de US$ 15 millones destinado expresamente a obras y más de la mitad es para el interior del departamento. La apuesta por la inversión y los servicios para el interior es una de las cartas de presentación que tiene la intendencia en esta gestión.

¿Qué relación tiene la intendecia con las asociaciones o gremiales del agro?
Tenemos una fluida relación. Las principales gremiales ganaderas están nucleadas en la Asociación Rural de Florida. Por otro lado, está la Sociedad de Productores de Leche de Florida, una gremial muy potente, activa e importante para el sector. Con todas tenemos un buen vínculo. Además, la intendencia integra la Mesa de Desarrollo Rural.

¿Qué opinan del movimiento Un Solo Uruguay y cómo define la relación?
Es un movimiento genuino de los productores, que surgió de sus propias entrañas y lo respetamos. Han venido a conversar con el intendente, le han hecho propuestas y se los tiene muy en cuenta a la hora de escuchar su opinión: una voz muy válida de preocupación del sector que hoy está pidiendo a gritos soluciones a distintas problemáticas. Entendemos que es sano para el país, tiene que tener las expresiones de todos los sectores. Los vemos con buenos ojos.

¿Cuál es el estado actual de la caminería rural?
Florida tiene cerca de 4.000 kilómetros de caminería rural, que es muchísimo. La realidad es que se trata de un dolor de cabeza para la intendencia. Es una tarea muy ardua, pero creemos que vamos por el buen camino. Trabajamos siempre con ocho equipos permanentes en toda el área y arreglamos todo lo que el tiempo nos permita. Siempre se ha apostado a arreglar la caminería rural que es por donde sale la producción de nuestros productores y algo que el sector agropecuario obviamente reclama.

¿Cuál es el aporte que Florida hace para las exportaciones de base agropecuaria?
Tiene un aporte importante, pero menor al de lo que produce. Contribuye con un porcentaje determinado a las exportaciones, pero como en general los productos no se procesan acá, por ejemplo por falta de frigoríficos, se le adjudica la producción a los departamentos polos de faena, cuando es producción que sale de Florida. Lo mismo sucede con la leche. No se refleja directamente lo que se produce en Florida. Son números que hay que saberlos leer bien porque son engañosos.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...