Tecnología > CIUDADANÍA DIGITAL

¿Están teniendo los uruguayos un uso crítico de internet?

Los datos reflejan diferencias en función de la edad y el nivel educativo

Tiempo de lectura: -'

21 de octubre de 2020 a las 05:03

En el documento Estrategia de Ciudadanía Digital para una Sociedad de la Información y el Conocimiento, elaborado por Agesic y UNESCO Montevideo, se concretó que la construcción de Ciudadanía Digital debe estar centrada en la manera en la que las personas utilizan las TIC. En tal sentido, se establecieron tres ejes sobre los que gira la Ciudadanía Digital: “Uso responsable y seguro”, “Uso creativo y participativo” y “Uso crítico y reflexivo”.

Durante la III Edición de la Jornada de Ciudadanía Digital, celebrada durante los días 13 y 16 de octubre y organizada por la Agencia de Gobierno Electrónico y Sociedad de la Información y el Conocimiento (Agesic) y Plan Ceibal, se reflexionó acerca de esta última dimensión de la Ciudadanía Digital desde una perspectiva empírica, analizando una serie de datos extraídos de diversas encuestas e investigaciones llevadas a cabo entre 2019 y 2020 por Agesic. 

Según el documento citado, el “Uso crítico y reflexivo” consiste en la capacidad que tiene una persona para comprender y evaluar críticamente las tecnologías y la información. Entre diversos aspectos, la dimensión supone el análisis de la información, la capacidad de cuestionar contenidos, la comprensión de la no neutralidad, la comprensión de qué son y cómo funcionan los algoritmos, la identificación de intereses involucrados, la consciencia del ecosistema digital y la comprensión de las brechas digitales. 

Con respecto al aspecto “análisis de la información”, basado en la capacidad de seleccionar, analizar, comparar y procesar información en la web y reconocer la información y las fuentes confiables, la consultora Florencia Aguirre informó que el 40% de las y los internautas uruguayos declaran no saber identificar fácilmente la veracidad de la información encontrada en línea, un porcentaje que seguramente esté infrarrepresentado, pues de la autopercepción a la realidad puede haber un gran margen de error. 

En cualquier caso, los segmentos que se consideran vulnerables en mayor medida se concentran entre las personas internautas mayores de 65 años (con un 72%), y las personas internautas de nivel educativo bajo (con un 61%). Afirma Aguirre que estas personas que se autoperciben como vulnerables en internet tienen menos habilidades para realizar un uso crítico en internet.  A esto se suma que entre las personas con mayor nivel educativo se identifican más prácticas para verificar la información, como revisar fuentes, buscar las noticias en varios portales, y consumir la información en fuentes confiables. 

Por otra parte, “comprender qué son y cómo funcionan los algoritmos” es considerado otro pilar fundamental para llevar a cabo un uso crítico y reflexivo de Internet. Consiste en entender cómo se obtienen, administran y utilizan nuestros datos como insumo para el desarrollo de herramientas de Inteligencia Artificial y los impactos que esta tecnología tiene sobre nuestra vida cotidiana. 

En este sentido, los datos reflejan una mayor ignorancia del funcionamiento del entorno digital entre las personas de menor nivel educativo. Sólo un 39% de la ciudadanía declaró haber escuchado hablar de la Inteligencia Artificial, un porcentaje que se reduce a 20% entre las personas de nivel educativo bajo. Explica Aguirre que este es solo un ejemplo, pero que es muy significativo, pues saber cómo funciona el contenido personalizado y los algoritmos es “fundamental para hacer un uso crítico de internet”.

Por ejemplo, durante unos grupos de discusión organizados este año para acceder a datos cualitativos acerca del uso de internet de los uruguayos se evidenció esta falta de información con varios comentarios similares al siguiente: “a mí me pasó algo, que no sé si ustedes notaron, cuando buscás algo en YouTube, y después como que te sugiere cosas similares”, a lo que otra persona respondió “a mí jamás me pasó algo así”. 

En definitiva, se explica en el documento que la Ciudadanía Digital requiere el desarrollo de competencias que permitan asumir de forma crítica la información recibida, entre muchas otras cuestiones. Construir ciudadanía en entornos digitales resulta un “esfuerzo conjunto de un sistema que incluye al Estado, la academia, las empresas y la sociedad civil organizada, así como cada uno de nosotros como integrantes de una sociedad en la que ocupamos distintos roles”.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...