Opinión > OPINIÓN

La profundización del conflicto entre EEUU y China

China y Estados Unidos sigue enfrentando un capítulo importante de la historia mundial 

Tiempo de lectura: -'

31 de mayo de 2019 a las 05:03

En su campaña electoral, Donald Trump anunció con todas las letras un posible conflicto con China. Esta advertencia se volvió una realidad gracias al apoyo del electorado americano más afectado por la globalización, de la que China era una de sus manifestaciones más visibles. 
En los primeros meses del año pasado, Trump inició una política proteccionista de orden general invocando razones de seguridad nacional e impuso aranceles sobre la importación de paneles solares, lavadoras y en especial, acero y aluminio.  

Pero poco después, entre los meses de mayo y setiembre, la aplicación de aranceles se concentró en el enfrentamiento con China, gravando en varias instancias a diferentes listas de importación de bienes provenientes de este origen. Ello provocó la represalia inmediata de China también mediante un aumento de los aranceles sobre una parte de la importación proveniente de Estados Unidos.

A fines del año pasado, ambas partes iniciaron una negociación para buscar una salida a esta guerra comercial. Pero cuando ella pareció cercana, a principios del mes en curso Trump anunció en forma sorpresiva su insatisfacción con el curso de las conversaciones. Como consecuencia, impuso un aumento de los aranceles del 10% al 25% sobre las importaciones que ya habían sido gravadas en setiembre del año pasado, provocando una represalia inmediata de China del mismo orden.  

Como resultado, ahora están gravadas con un mayor nivel arancelario que antes más de la mitad de las importaciones de EEUU desde China y un 85% de las importaciones de China desde EEUU. Para peor, en las últimas semanas la guerra comercial se extendió desde el comercio de bienes a ciertas exportaciones americanas. Ello porque Trump impuso un bloqueo al acceso de China a ciertas tecnologías a través de la necesidad de un permiso previo para las ventas de componentes vitales de producción a la empresa Huawei, al tiempo que está en estudio la inclusión de al menos otras cinco empresas para ser incluidas en la misma lista.  

Ante esta decisión, China y Huawei han reaccionado a través de diversas vías: el país presentó una protesta formal ante la Organización Mundial de Comercio y la empresa pidió a un tribunal americano la anulación de la medida, al tiempo que advirtió que el bloqueo pone en riesgo a la viabilidad de unas 1.200 empresas americanas que le abastecen de componentes para su producción. 

Estados Unidos está dando así una nueva forma a la política que durante décadas le sirvió para limitar la venta de armas y tecnología militar a determinados países. Ahora ella apunta a neutralizar el avance de su competidor en las tecnologías relacionadas con la inteligencia artificial, robótica, impresión 3D y otras. Las nuevas regulaciones también podrían limitar a la contratación de ingenieros y científicos del exterior para trabajar en determinados sectores.    

Entretanto, en una movida muy propia del estilo negociador de Trump, esta sucesión de acciones en contra de China fue matizada por tres acciones de orden conciliatorio. En estos días fue anunciado un acuerdo con México y Canadá para dejar sin efecto los aranceles del año pasado sobre la importación de acero y aluminio. Es un paso que intenta asegurar la ratificación en el Congreso del nuevo acuerdo comercial entre los tres países en sustitución del Tclan. 

Como parte del acuerdo, Canadá y México se comprometen a retirar los litigios en la OMC y las represalias comerciales que hasta entonces estaban vigentes. Además, ambos países adoptarán medidas para impedir que el acero y el aluminio de origen chino entren a EEUU a través de ellos.

En forma simultánea, EEUU decidió extender por seis meses la negociación con la Unión Europea sobre la posible aplicación de un arancel del 25% sobre la importación de vehículos y componentes para la industria automotriz.  
A su vez, en el orden interno, Trump anunció una ayuda de unos US$ 16.000 millones a favor del sector agropecuario, que está afectado por la suspensión de sus ventas a China como consecuencia de la guerra comercial en curso. Esta ayuda será en adición a la que ya se dispuso el año pasado por unos US$ 12.000 millones.  

Trump ha puesto una vara muy alta para la negociación con China, puesto que aspira a una diversidad de objetivos como la reducción del déficit comercial y el cese de las prácticas desleales de comercio, del espionaje industrial y de la transferencia forzada de tecnología. 
Por su parte, hasta ahora China se ha manifestado dispuesta a resistir el embate americano, limitándose a responder con una represalia del mismo orden. Es una especie de actualización de la “larga marcha” de Mao, en este caso en contra del extranjero, apoyada en la fortaleza de un sistema político en el que no hay lugar para las disidencias públicas que puedan provocar los costos de la guerra.     

Hacia delante, quizá Trump esté en una posición algo más vulnerable que China. Porque en tanto aspira a su reelección en el 2020, no puede ignorar por completo a los reclamos que sus acciones están provocando en el frente interno. Ya debió salir en auxilio del agro. Pero las grandes empresas, como Apple o Nike, por citar algunas, también están expresando sus temores sobre la pérdida del acceso al mercado chino y el rezago tecnológico que les puede ocasionar el conflicto en curso. 

En 1972 la visita de Richard Nixon a China cambió la historia de la humanidad. En otro contexto, ambos países enfrentan ahora una coyuntura igualmente relevante.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...