Opinión > Opinión

¿Porqué Nueva Zelanda sí y Uruguay no?

Tiempo de lectura: -'

22 de julio de 2019 a las 05:03

Por Rafael Rubio, ingeniero agrónomo. 

Por similitudes geográficas y productivas, Uruguay siempre ha tenido de ejemplo lo que sucede en Nueva Zelanda. En virtud de ello, destacados técnicos de aquel país, desde hace mucho tiempo, visitan el nuestro y nos proponen diferentes soluciones para nuestra estancada agropecuaria. En su momento, se llegaron incluso a adoptar algunas de las recomendaciones sugeridas, no adoptándose nunca propuestas más de fondo e integrales, que dieran el marco necesario para la adopción del “modelo neocelandéz”, tal como se le conoció en su momento. 

No obstante, la brecha en términos productivos y de competitividad de ambos países, más bien tiende a incrementarse, a pesar que no sólo vienen sus técnicos, sino que también y por suerte, técnicos nuestros al igual que muchos empresarios rurales, cada día más viajan a ese país. 

Tenemos claro que dicha brecha se explica por la diferente calidad de las clases políticas que gobiernan ambos países, consecuencia de nosotros que los votamos.

Veamos por ejemplo el caso de Donald Hunn, ex Director de la Comisión de Servicios Estatales de Nueva Zelanda, que dijo: “en cuatro años pasamos de 88 mil funcionarios que había en 1994, a 32 mil. Parte de esta reducción se produjo no sólo por la necesidad de reducir costos, sino también a raíz  que toda una generación de servidores públicos –de edades que fluctuaban entre 45 y 60 años -, se jubiló. En efecto, el perfil de nuestros funcionarios ha cambiado drásticamente. Antes era normal llegar a los 60 años en el servicio público. Eso desapareció, ahora los trabajadores y los gerentes son más jóvenes, vivimos en un mundo nuevo que tal vez no sea del gusto de todos, pero si queremos triunfar en él debemos aceptarlo y asumir las nuevas formas de mirar y hacer las cosas” (Dirección y Gerencia Pública, Gestión para el cambio”. Diciembre de 1998, Santiago de Chile, Dolmen Ediciones, editado por el Comité Interministerial de Modernización de la Gestión Pública. Ponencias del IV Encuentro Internacional sobre Modernización del Estado, ocurrido los días 18 y 19 de junio de 1998).

Se contrasta con lo ocurrido en Uruguay, que en los años que hoy tiene el partido que está en el gobierno, ha contratado el doble del total de empleados públicos que existen en NZ. 

También hoy se lee en la prensa: El Gobierno de la laborista Jacinda Ardern presenta su primer “presupuesto del bienestar”.
 Con él, la mandataria y su equipo defienden cambiar el enfoque tradicional basado en un análisis de coste-beneficio “cortoplacista” a uno centrado en áreas en las que el país tiene “grandes oportunidades para mejorar el bienestar” general de sus 4,8 millones de habitantes. En la práctica, eso significa que todos los gastos nuevos –que representan una parte del total– deben promover una de las cinco prioridades del Gobierno: mejorar la salud mental, reducir la pobreza infantil, abordar las desigualdades que sufren los indígenas maoríes, prosperar en la era digital y transitar a una economía medioambientalmente sostenible y baja en emisiones.

En esta ocasión, las buenas intenciones están respaldadas con partidas presupuestarias como los 878 millones de euros destinados a programas para cuidar la salud mental y combatir las adicciones, otros 580 millones para aliviar la pobreza infantil o 185 millones para la violencia sexual y familiar. 

Estas “cuentas del bienestar” llegan en un momento bueno para el país, cuyo PIB se expandió un 2,8% durante el año 2018 y de la que el FMI espera que siga creciendo a un buen ritmo durante los próximos ejercicios pese al contexto de ralentización global y de guerra comercial entre Estados Unidos y China”.

Ojalá sigan viniendo técnicos de Nueva Zelanda a transferirnos tecnología y que vayan más técnicos y más empresarios rurales uruguayos a dicho país a aprender cosas nuevas, lo que significa que parte del camino a recorrer se va transitando. 

Si se leen las declaraciones de la recientemente elegida candidata a vicepresidente por el partido que está en el gobierno para las próximas elecciones y se contrastan con lo dicho y hecho por la Ministro laborista Jacinda Arden, ¿no podremos traer también mujeres políticas? 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...