Ciencia > ORBITA ESPACIAL

¿Un astronauta que extraña la Tierra? Posible sabotaje en la Estación Espacial Internacional

Roscosmos reveló que la pérdida de hermeticidad de la nave Soyuz MS-09 se debió a una acción ocurrida desde su interior

Tiempo de lectura: -'

05 de septiembre de 2018 a las 14:29

Los astronautas de la Estación Espacial Internacional detectaron una fuga de aire localizada en la nave rusa atracada en el complejo. La tripulación selló el agujero de unos 2 milímetros y se solucionó el problema. En principio se creyó que podría haber sido por un choque de un meteorito, el jefe de la agencia espacial rusa Roscosmos, Dmitri Rogozin, aseguró que “hubo una clara acción sobre el casco de la nave desde su interior”. Incluso se sospecha de un posible sabotaje.

Rogozin explicó "que en la nave se ven huellas de una broca que resbaló en la superficie" y que, por el momento, no se puede determinar qué fue ni cómo se hizo.  De lo que sí se tiene seguridad es que esto no fue producto de un error tecnológico ya que hay rastros de un taladro, lo que solo podría hacerlo una mano humana. Por lo tanto, no se descarta ninguna teoría hasta no estar seguros.

El jefe de Roscosmos indicó que hay dos líneas de investigación: “Defecto de producción o ciertas acciones premeditadas", y declaró que para la corporación Energuia, fabricante de la Soyuz, hallar al responsable y saber si este defecto es accidental o fue un deterioro deliberado  “es un asunto de honor”.

"¿Dónde se realizaron esa acciones? ¿En tierra o en el espacio? No descartamos nada", insistió Rogozin. Además, aseguró que las autoridades se encargarán de encontrar el nombre y apellido del culpable de la pérdida de hermeticidad de la nave.

El cosmonauta y hoy diputado parlamentario Maxim Suráev no descartó que el orificio en la pared de la nave rusa Soyuz MS-09 fuera perforado por un tripulante que habría intentado de esta manera acelerar el retorno a la Tierra. "Todos somos humanos, todos echamos de menos la casa, aunque me parece muy indigno ese método. Si fuera el desmán de un tripulante, cosa que no podemos excluir, estaría muy mal, significaría que está fallando un filtro aplicado en la Tierra", comentó Suráev, quien había participado en dos expediciones a la EEI, cada una de casi medio año.

El cosmonauta reconoció que en la EEI hay todas las herramientas necesarias para perforar semejante agujero, y que nadie está vigilando a la tripulación las 24 horas al día.

"Ojalá fuera una deficiencia industrial, aunque igual sería muy lamentable. No ha pasado nada así con las naves Soyuz", dijo Suráev.

La caída de presión se registró en la plataforma orbital el 30 de agosto, luego la presión de aire comenzó a disminuir debido a la fractura que tenía la nave espacial en su módulo orbital, que es donde se sienta la tripulación durante los vuelos. Por eso se considera que este incidente puso en peligro a la tripulación que podría viajar en ella.

 

En base a EFE y Sputnik

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...