Cargando...

Fútbol > HISTORIAS

El futbolista venezolano que disfruta en la B uruguaya y rechaza la "dictadura" de Maduro

Andrés Maldonado llegó en enero a Montevideo desde Venezuela y hoy defiende a Miramar Misiones añorando una mejora para su país en el que afirma que existe “una dictadura” 

Tiempo de lectura: -'

29 de septiembre de 2018 a las 05:04

Es primo hermano de Giancarlo Maldonado, quien comenzó hace años su carrera en River Plate de Uruguay y fue goleador de la selección vinotinto. Su padre Saúl, que nació en Montevideo y se fue a los 20 años para el país caribeño, y su tío Carlos, también jugaron al fútbol y hoy son técnicos.

Se recibió de licenciado en comunicación social en su país, Venezuela, luego de alternar su otra pasión: el fútbol. Andrés Maldonado tiene apellido de ídolo. Durante los cinco años en la universidad, entrenaba de mañana y estudiaba de tarde. 

Juega como zaguero y en enero llegó a Boston River en el que estuvo seis meses. Se fue a mitad de año a préstamo a Miramar Misiones y hoy la lucha en la Segunda división.

“Estoy muy contento en Miramar. Es un club familiero, de barrio, de mucha tradición, con un grupo excelente y el cuerpo técnico me recibió de la mejor manera”, explicó Andrés a Referí.

Nota las diferencias entre la infraestructura en Primera y la de ahora. En Boston River entrenaban en la chacra de Juventud de Las Piedras, que tiene muy buenas instalaciones. “La B es un poco más humilde”, subraya.

En 2016 compartió un semestre con su primo Giancarlo en Atlético Venezuela. “Fue una experiencia muy linda porque yo lo veía de chico en la vinotinto, era el goleador, y yo lo tenía como un ídolo”, recuerda.

Justo por esa temporada, su papá y su tío formaron el cuerpo técnico de Deportivo Táchira y Andrés y Giancarlo, juntos, debieron enfrentar a sus propios padres. Fueron sentimientos encontrados. Le ganaron un partido, pero después perdieron en los playoffs.

El mes pasado vinieron sus padres a verlo y le dieron una gran alegría. Su novia Katerine se había ido antes de Venezuela a Buenos Aires. Cuando él se vino a Montevideo, se mudó y hoy trabaja como promotora.

El momento de su país

Andrés sufre a la distancia lo que sucede en Venezuela con la crisis generalizada y el éxodo masivo de gente.

“Cuando uno sale de su país a hacer lo que le gusta como yo, es más llevadero, porque uno quiere hacer carrera. Pero hay gente que se tuvo que ir por necesidad, por obligación, para tener un futuro mejor; eso sí que es complicado. Dejar tu país, tu vida y tu familia para tratar de mejorar, es difícil”, explica.

Y agrega: “La realidad del país es difícil. Las cosas están muy mal. Cada vez se ve que más venezolanos se van a varios países de Sudamérica buscando una mejor calidad de vida y poder trabajar afuera para poder mandarle dinero a la familia que todavía está en Venezuela”.

Tiene claro que “el gobierno hizo muy mal las cosas y a muchos venezolanos les toca huir de Venezuela porque es terrible, no hay comida, no hay medicina, hay una gran inseguridad. No es secreto para nadie lo que está sucediendo. Es algo triste, desagradable. Dejás tus raíces, tu familia, todo atrás y te vas a la deriva. Antes se iban en avión, en bus, pero hace un par de meses se van caminando. Eso muestra que cualquier persona con dinero o sin dinero se va”.

Desde Uruguay y a la distancia, lo vive de una manera complicada porque está lejos de sus seres queridos.  “Nadie desea esa situación. Familiares, amigos, conocidos, compatriotas tuyos que la pasan mal. Te da mucho dolor ver a tu país así. En una época era al revés, la gente se iba de otros países para Venezuela”.

“Tengo familia allá y a pesar de la crisis, gracias a Dios, la van llevando, pero cada día le faltan más cosas, el dinero rinde menos con la inflación y las cosas son más caras. Estoy preocupado por las noticias que veo a diario que cada vez son peores, sobre todo también con la inseguridad”, añade.

“Es una dictadura”

Andrés deja de lado por un rato los entrenamientos en Miramar, los mates que sus compañeros de a poco le acostumbraron a tomar en el Méndez Piana, el frío al que se adaptó, y vuelve a hablar de su país.

“No te voy a mentir, lo que se vive es una dictadura. En Venezuela uno se tiene que cuidar más cuando habla de eso, pero está más que demostrado que es todo una dictadura y que tenemos una crisis social, política y económica. El país está destruido y lo destruyeron ellos con su ideología. Estamos pagando las consecuencias desde que empezó Chávez en 1998. Se sabía que esto iba a pasar tarde o temprano”, dice. Hace pocos días se viralizó un video de Maduro cenando en un restorán exclusivo de Turquía. La sensación del zaguero de Miramar luego de verlo es “como la de todos los venezolanos. En Venezuela hay gente que no tiene para comer, comen de la basura, se mueren porque no consiguen medicinas, faltan tratamientos médicos, hay mucha pobreza, y veías al presidente que habla de socialismo, de igualdad y él estaba en uno de los restoranes más caros del mundo y la gente en Venezuela pasando tanto sufrimiento y necesidad. Te toca las fibras, te duele por la impotencia”.

Asegura que no tiene en mente por ahora volver a su país y que le gustaría “seguir afuera. Si es en Uruguay, bárbaro, sino, en otro país. Acá estoy muy cómodo”.

Tiene un hermano gemelo, Javier, que se acaba de coronar campeón del Apertura con Zamora en su país. Su padre es el nuevo técnico de Tauro de Panamá.

De Uruguay le gusta “la calidad de vida. Acá tengo todo, tengo tranquilidad a pesar de los problemas que pueda tener el país como cualquier otro. Sí me parece que es un poco caro, pero dentro de eso, se puede vivir”.

En los ratos libres, le gusta disfrutar con Katerine de la rambla de Montevideo y hasta de las pequeñas cosas saca puntos positivos. “Tener la libertad de estar al aire libre, es notable. Algo que en Venezuela hoy lamentablemente es imposible”.

La comida venezolana no la extraña porque hay muchos locales que venden y a veces compra las famosas arepas en el supermercado y se las hace él mismo. “Eso ayuda a extrañar un poco menos”.

 

LAS FRASES

"Estoy muy contento en Miramar; es un club familiero, de barrio, de mucha tradición, con un grupo excelente”

"Es algo triste, desagradable, lo que sucede en Venezuela; dejás tus raíces, tu familia, todo atrás y la gente se va a la deriva; antes se iban en avión, en bus, pero hace un par de meses se van caminando”

"En Venezuela hay gente que no tiene para comer, comen de la basura, se mueren porque no consiguen medicinas, hay mucha pobreza y veías al presidente que habla de socialismo, de igualdad, cenando en uno de los restoranes más caros del mundo y la gente en su país pasando tanto sufrimiento y necesidad” 

Andrés Maldonado

Futbolista de Miramar Misiones

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...